historia Sábado, 3 enero 2015

Este libro sobre Tupac Amaru II ha sido considerado como uno de los mejores del 2014 en EE.UU. Mira aquí por qué.

Charles F. Walker es un «inacabable investigador de la historia del Perú y Latinoamérica», según PuntoEdu. Él es profesor del departamento de Historia y director del Instituto Hemisférico de la Universidad de California.  Precisamente, su último libro ha sido incluido en la lista de los mejores del 2014, según el «Financial Times».

¿Qué libro es ese y por qué un post sobre él? La publicación es “The Tupac Amaru Rebellion”, publicado en la editorial de la Universidad de Havard y se trata, quizás, del libro definitivo sobre la revuelta de José Gabriel Condorcanqui.

Foto: charlesfwalker.com

Foto: charlesfwalker.com

Sobre este libro trata la última columna de Alberto Vergara en El Comercio:

Visto desde el Perú, “The Tupac Amaru Rebellion” (Harvard University Press, 2014) no es solo un libro fundamental, sino un gran servicio al país. Tiene la virtud de permitirnos regresar laicamente a uno de los hechos decisivos de nuestra historia. Laicamente, es decir, observar la rebelión sin las anteojeras de la gran teoría, ni las de la pequeña ideología.

Túpac Amaru no es aquí la cabeza de una rebelión justiciera intachable y homogéneamente indígena contra la expoliación española como querían algunas lecturas de izquierda; tampoco un precursor de la independencia como lo pintó cierta historia nacionalista. El de Walker es un Túpac Amaru sin interpretación consagrada. Más que con Túpac Amaru, en muchos pasajes, lidiamos con José Gabriel Condorcanqui. En este libro toda mitología sucumbe ante la severidad de los archivos.

The New York Review of Books también hizo una reseña de este libro, en octubre pasado, titulada «El enorme e ignorado levantamiento de los Andes». La revista estadounidense es clara en explicar la importancia de esta parte de la historia del Perú que, o nos olvidamos o nunca nos lo dijeron con estas palabras:

(…) en 1780 España puso en peligro su control en Perú por un noble indio, José Gabriel Condorcanqui, quien reclamó la sangre real de los incas como un descendiente directo del último soberano Inca, Tupac Amaru, capturado y ejecutado por los españoles en 1572.

La rebelión de Túpac Amaru II, como Condorcanqui, fue la mayor y más peligrosa rebelión enfrentada por la corona española en su imperio americano antes de los grandes levantamientos de principios del siglo XIX. 

Foto: Punto.edu.pe
Charles F. Walker Foto: PuntoEdu

El propio Walker, en varias entrevistas, ha explicado cuáles son los descubrimientos que tiene este libro. Por ejemplo, uno de los argumentos más importantes es el papel de la Iglesia Católica en esta revolución. Esto contó hace unos meses a El Comercio:

Los historiadores han enfatizado a los sacerdotes leales a la rebelión, como Antonio López de Sosa. También se ha prestado mucha atención al papel del obispo Juan Manuel Moscoso y Peralta, quien enfrentó, años después, acusaciones y juicios sobre su supuesto apoyo a la rebelión. Pero se trata de una venganza de otra facción, los de mano dura vinculados con los visitadores Areche y Mata Linares, que toma el poder después de la derrota.

En realidad, propongo que el obispo Moscoso y Peralta fue el artífice de la derrota. Desde Cusco, obligó a todos los curas a permanecer en la zona que controlaban los rebeldes durante los primeros meses, desde Tinta casi hasta Puno. Estos sacerdotes, sacristanes y sus asistentes sirvieron como espías y también prestaron apoyo moral a los españoles, ricos, hacendados y otros que sentían muy de cerca el gran peligro de un ataque rebelde.

Para el historiador, faltaba «una visión global del levantamiento». En esta otra entrevista con el narrador y dramaturgo peruano Rafael Dumett, Walker cuenta cuáles más fueron las motivaciones para publicar «The Tupac Amaru Rebellion». Cuenta, además, que nunca quiso hacer un libro para especialistas, sino uno legible y ameno para cualquier lector interesado en conocer la verdadera historia contada en narrativa.

Los comentarios de quienes lo han leído coinciden, además, en lo bien escrito que está el libro. Pero, sobre todo, la investigación y la narración de Walker son prometedoras y rompen muchas de las ideas que tenemos sobre esta etapa de nuestra historia. Un ejemplo citados por Vergara:

Al inicio de la rebelión, Túpac Amaru y Micaela Bastidas buscan focalizar sus acciones en los funcionarios abusivos. Del lado realista, también se procura escarmentar solo a los insubordinados. Pero, progresivamente, todos los involucrados desatan la barbarie. Los de Túpac Amaru comienzan a matar a cualquier español o foráneo, los realistas emprenden una carnicería indiscriminada contra todo indígena. De pronto, no queda espacio para ser tercero; ningún bando toma ya prisioneros. Sin ton ni son, ambos violan, decapitan, beben sangre, entre otras escenas ‘gore’. Son cien mil muertos en algo menos de tres años.

Un aporte mayor del libro es mostrar y documentar que parte sustancial de esa violencia se desarrolla después de la muerte de Túpac Amaru, cuando la rebelión queda en manos de su joven primo, Diego Cristóbal, apenas cuatro meses después de comenzado el levantamiento. Sin temor a equivocarme, los peruanos somos unos supremos ignorantes de toda esa etapa sanguinaria y de las represalias del Virreinato contra lo indígena en el Perú. Un intento de genocidio cultural, lo llama Walker.

Probablemente aún muchos peruanos asociamos, sin conocer la historia completa, a Túpac Amaru II con la iconografía velasquista o, peor, con el MRTA. Alberto Vergara, quien ha hecho que recordemos que existe este libro y que debemos buscarlo, nos da la mejor respuesta:

Diré que por razones académicas y de conocimiento general es un imperativo que se le traduzca. Pero, sobre todo, tras leerlo se hace evidente que los peruanos no podemos permitir que la asociación primaria de Túpac Amaru con el gobierno de Velasco o con un grupo terrorista nos inhiba cobardemente de acercarnos a aquellas jornadas decisivas, abismales. Este libro, justamente, nos permite acercarnos a esos pliegues profundos, sin las pequeñas miserias de nuestra historia reciente.

Ojalá, como dice Vergara, alguien publique pronto una versión peruana de este libro.

 

Actualización:

Una buena noticia. El Instituto de Estudios Peruanos, a través de su cuenta de Twitter, ha anunciado que planea publicar la traducción de «The Tupac Amaru Rebellion» este año

Secured By miniOrange