denuncia , libertades , noticias , politica , redes sociales , sociedad , videos , violencia Lunes, 21 mayo 2018

EL COLMO: el gerente de una poderosa minera acaba de decir que el terrorismo es “genético” y acusa a toda una población [VIDEO]

Después de unas semanas intensas en las que la ridiculez, el abuso y las mentiras quedaron expuestas en los casos de Karina Calmet y Edwin Donayre, les traemos a continuación otro más del mismo corte pero directamente desde Arequipa.

¿El protagonista? El gerente de una poderosa minera

El Instituto de Ingenieros de Minas organiza un evento llamado “Jueves minero”. El último jueves participó en esa reunión el gerente de Relaciones Sociales de la minera Southern Perú, Carlos Aranda. Southern es la empresa de capitales mexicanos y estadounidenses que hace casi nueve años pretende sacar adelante el proyecto Tía Maríade explotación de cobre.

En calidad de gerente de Relaciones Sociales, Aranda tiene el difícil reto de convencer a las comunidades aledañas del proyecto de que este será beneficioso para todos y así conseguir la licencia social. Por eso, durante el evento de los mineros contestó algunas preguntas del público.

Una de estas fue:

  • ¿Por qué el distrito de Dean Valdivia es la población de mayor resistencia al desarrollo de Tía María?

La respuesta de Aranda, lejos de hablar de su gestión como gerente y de las conversaciones que ha mantenido con la comunidad, prefirió citar a la vieja confiable de todo aquel que apela a la ignorancia antes que a la razón:

¿Qué les pasa, ah? Imagen: Útero.Pe

¿Qué les pasa, ah?
Imagen: Útero.Pe

Esto fue lo que contestó:

  • “Muy buena pregunta. Ustedes saben que Dean Valdivia es la cuna de Abimael Guzmán. Pues creo que hay algo genético ahí. Sí es cierto, Dean Valdivia es una de las zonas más recalcitrantes. Cuando tenemos las mediciones vemos cómo se ha disparado Cocachacra, encima del 60% aprueba el proyecto. Vamos a Dean Valdivia y estamos alrededor del 30% – 40%. Creo que es un tema muy de ellos. Además, cuando uno va de visita y pasa cerca de la casa de Abimael Guzmán la tienen pero perfecta, bien pintada limpiecita”. 

O sea, para el encargado de obtener la licencia social para el proyecto Tía María, las personas que se les oponen son:

Terroristas por genética

Si no nos creen, pueden ver a partir del minuto 6:30 de este video que llega gracias a Puerto Bravo Noticias de Arequipa.

Y aquí más pequeño en este tuit que dio la voz de alerta:

Derrumbando a la vieja confiable

Hay algunos aspectos de la respuesta de Aranda que se deben aclarar para que no dejarnos atrapar por la tontería.

  • Primero: no hay ninguna investigación en el mundo que compruebe que existe un gen llamado “terrorismo”. Cualquiera que haya prestado atención a sus clases básicas de biología durante la secundaria sabrá que el enunciado de Aranda es una tremenda y comprobable falacia.
"Excelencia académica". Claro. Imagen: Perumin

Este es Carlos Aranda. Lo de promover la “excelencia académica” debe ser una broma.
Imagen: Perumin

El gerente de Relaciones Sociales de la minera asegura que “la casa de Abimael” (algo así como La casa Matusita de Arequipa) está “bien cuidada”. Y asume que esa es una prueba de que todo el distrito de Dean Valdivia es terruco. Pero como respuesta a la ignorancia con propósito siempre hay un libro al rescate. 

En la página 25 del libro “Abimael: el sendero del terror” de Umberto Jara, el autor dedica varias líneas a la casa donde nació el líder del grupo terrorista más sanguinario de nuestra historia reciente. Así es como se explica que la vivienda esté en condiciones habitables y además, para que el gerente de la Southern pueda enterarse y hacer bien su chamba, relata lo que sienten los que viven en esa zona de Arequipa.

“Aunque está ubicada en el centro mismo del pueblito, frente a la diminuta plaza, tiene encima la decrépita penumbra del tiempo. Sobre la oscura puerta principal cuelga un largo tubo fluorescente que nadie enciende y, así, en las noches, parece un fantasma del pequeño poblado. Su antiguo propietario ya no existe y sus actuales poseedores la mantienen intacta. Una leyenda urbana cuenta que el hijo del fallecido dueño habría ordenado conservarla tal cual fue edificada. Cierta o no la leyenda, quienes hoy la habitan, con un miedo que no saben explicar, han preferido construir su vivienda sobre el patio que existía al fondo y no han tocado ni un adobe de la vieja casa”.

Y continúa el autor (esta parte derrumba lo dicho por el gerente minero):

“Las gentes de la aldea prefieren ignorarla. No les genera ningún orgullo; más bien les convoca lúgubres recuerdos. Por eso, los vecinos más antiguos, cuando algún visitante curioso pregunta por ella, dicen, con tono apagado, en voz tenue: ‘Es la casa de Abimael'”.

Suponemos que después de esto el gobierno de Martín PPK Vizcarra tendrá algo que decir. Suponemos, ¿no?