corrupción , noticias , politica , Salud , sociedad Miércoles, 4 enero 2017

El futuro de Carlos “Negociazo” Moreno está en manos del Colegio Médico y esto es lo que podría sucederle

La imagen de la corrupción en el Perú. Imagen: Cuarto Poder

La foto de la corrupción en el Perú.
Imagen: Cuarto Poder

El domingo nueve de octubre todo el Perú estuvo atento al primer gran escándalo de corrupción del gobierno de PPK. Su asesor en temas de salud, Carlos Moreno, fue grabado en audio mientras planeaba la mejor forma de sacarle dinero al Estado, a través del Seguro Integral de Salud (SIS), en complicidad con una clínica privada y con participación hasta del Arzobispado de Lima.

En este útero explicamos los pormenores de aquellos audios que desnudaron un esquema de corrupción basado en el aprovechamiento del sistema de salud creado para las personas con menos poder adquisitivo. En síntesis, una canallada.

Proceso en el Colegio

Al día siguiente de la bomba palaciega, o sea el 10 de octubre del año pasado, el Colegio Médico del Perú informó que se le había abierto un proceso disciplinario al doctor Carlos Moreno, entonces jefe de Gastroenterología del Hospital Arzobispo Loayza.

El mismo decano del Colegio Médico, Miguel Palacios Celi, estaba tan indignado con el caso que afirmó que los delitos vinculados a la salud deberían ser tratados como lesa humanidad.

Siempre hemos rechazado todo tipo de corrupción en el seno de la sociedad,  más aún en salud.  Hemos dicho que la corrupción en salud debe ser  tipificada  como delito de lesa humanidad, porque son actos inhumanos”.

Ese día, la institución que emite los permisos para ejercer la profesión de médico dijo que el proceso contra Moreno tenía un plazo de 45 días y que se le permitiría al doctor ofrecer sus descargos de defensa. Lo malo es que pasaron esos 45 días, pasaron 60 días, pasaron 80 días y nada. No había ningún informe sobre la situación del hombre del #Negociazo.

Y Moreno regresó al Hospital Loayza

El segundo día del año nos sorprendió con la noticia de que Carlitos Way había vuelto a las andadas su trabajo como doctor en el hospital. Según él no como jefe de Gastroenterología sino como médico asistente en esa área, puesto que tenía antes de ejercer el cargo de confianza.

Por esa razón fue que horas después, El Comercio y La República publicaron que el Colegio Médico se estaba demorando un montón en informar su decisión sobre el proceso disciplinario al que había sido sometido Moreno hace ya casi tres meses. Lo que sucede es que la dirección del Hospital Loayza estaba esperando esa resolución para saber el futuro del médico.

“Al respecto, la directora del nosocomio, Victoria Bao Castro, comentó que ha cursado un documento a la entidad que encabeza Miguel Palacios Celi, pero al momento aún no se conoce alguna decisión”.

Pero, ¿por qué no lo sacan nomás?, ¿qué cha esperan?

Lo que sucede es que Carlos Moreno tiene un régimen de estabilidad laboral que no permite removerlo de su cargo sin que exista una sentencia condenatoria en su contra o una decisión administrativa más poderosa que su tornillo en el Estado. La segunda está en manos del Colegio Médico del Perú.

¿Por qué del Colegio Médico?

Todo depende del Colegio Médico. Foto: Andina/Composición: Útero.Pe

Foto: Andina/Composición: Útero.Pe

Para empezar, la institución ya adelantó que emitirá una decisión sobre el futuro de Carlitos en los próximos días.

¿Por qué es tan importante esperar esta decisión?

Habíamos dicho que el Colegio Médico es el encargado de otorgar las licencias para ejercer esa profesión. Todos los médicos que nos atienden deben estar previamente colegiados. Este organismo tiene cuatro opciones. Iremos de la más leve a la más grave para Carlitos y todas acompañadas de lo que podría suceder, a la vez, en el hospital Loayza.

  • Decir que aquí no pasó nada. Como el delito no se consumó, entonces no hay sanción. Seguirá trabajando en el hospital como si nada.
  • Puede amonestarlo. O sea, una simple llamada de atención. Esto es benévolo para el exasesor de PPK.
  • Puede suspenderlo temporalmente. En ese lapso no podrá trabajar en el hospital porque tiene la licencia suspendida. Con esta decisión, el Loayza podría someterlo a proceso administrativo y decidir si lo bota o no del cargo (tendría la suspensión del Colegio como respaldo).
  • Puede retirarle la licencia. Este es el peor escenario para Carlitos. Si el Colegio Médico decide retirarle la colegiatura, no podrá volver a ejercer como médico nunca más. El hospital Loayza lo retirará automáticamente.

Ya saben, el caso Moreno es un tema administrativo en estos momentos. Y son los órganos competentes los que decidirán su futuro.

¿Entonces la ministra respondona Patricia García no tiene responsabilidad política?

No, ppkeikos, este es un tema a d m i n i s t r a t i v o. Así que solo  nos queda esperar.