corrupción , denuncia , noticias , politica , sociedad Martes, 18 octubre 2016

El Arzobispado y el #Negociazo: los hombres clave para Cipriani y las fechas que no cuadran para su defensa

Ya se fue el asesor del ‘negociazo‘, ya renunció Julio Acosta al SIS y PPK bajó ocho puntos. El terremoto provocado  por la propagación de las conversaciones del gastroenterólogo Carlos Moreno tejiendo una red para sorprender las arcas del Estado tuvo el epicentro en Palacio de Gobierno y solo en ese lugar se ha concentrado casi toda la prensa nacional.

Sin embargo; apenas un tenue temblor se sintió en el otro gran protagonista de este escándalo: la Iglesia Católica, específicamente el Arzobispado de Lima que dirige el ultra-mega-archicuestionado cardenal Juan Luis Cipriani.

Ohmmmm Foto: Perú21

Cipriani durante todo el mes, el año, el resto de su vida.
Foto: Perú21

En realidad solo Cuarto Poder se tomó el tiempo de elaborar un reportaje dedicado exclusivamente al papel del Arzobispado en este embrollo. En este útero haremos énfasis en las fechas en que se firmaron ciertos acuerdos para dejar la mesa servida para el ‘negociazo’. Además, colocaremos una visión un poco más amplia del andar de los hombres clave para el cardenal.

1. El Convenio Marco

El primero de abril de este año, el Seguro Integral de Salud (SIS), representado por el renunciado Julio Acosta Polo y el Arzobispado de Lima, representado por Juan Luis Cipriani, firmaron algo llamado «Convenio Marco para el financiamiento de las prestaciones de servicios de salud«.

¿En qué consiste?

Básicamente se integra a los centros de salud de la Iglesia adscritas al Arzobispado como sedes del SIS. Por supuesto, el Estado desembolsa lo que cuesten las atenciones de los usuarios de ese seguro de salud en esos centros. Todo apoyado en el Concordato que el Perú firmó con el Vaticano en los últimos días de la dictadura de Morales Bermúdez. Ese documento le da a la Iglesia Católica el estatus de persona jurídica de carácter público y un montón de beneficios más.

Ala... Imagen: Ministerio de Salud

Parte del Convenio Marco que facilitó el #Negociazo.
Imagen: Ministerio de Salud

Hasta ahí no hay casi nada extraño. Lo bueno viene en los meses posteriores.

2. Los audios

Carlos Moreno fue grabado en Palacio de Gobierno y en la Clínica de Osteoporosis por su propio interlocutor, Miguel Sifuentes, hoy exadministrador del mencionado centro de salud.

En los audios, Moreno hace referencia a dos documentos, el primero es un contrato entre el Arzobispado y la Clínica y el otro es un convenio entre el Arzobispado y el SIS. Según la versión de Sifuentes, todo esto sucedió durante los primeros días de agosto. 

3. El contrato entre el Arzobispado y la Clínica

Este documento se suscribió días después de grabados los ‘morenoaudios’, específicamente el 24 de agosto.

¿En qué consiste?

En que el Arzobispado se encargará de supervisar la atención de los pacientes SIS en la Clínica de Osteoporosis. Por ese trabajo recibirá el 3% de lo que la empresa facture al Estado peruano a través del Seguro Integral de Salud.

Y adivinen quién firma como representante del Arzobispado. Ajá, Walter Muñoz Cho. Apunten la placa.

Uy. Imagen: Cuarto Poder

Uy.
Imagen: Cuarto Poder

4. El convenio específico

El siguiente paso en los audios del ‘negociazo’ era la firma de un convenio específico entre el Arzobispado y el SIS en el que se incluían hasta las tarifas por exámenes y por medicinas.

El mismo 24 agosto se firma este documento y es nuevamente Walter Muñoz Cho el que estampa su firma como representante del Arzobispado.

En este convenio, basado en el «Convenio Marco», aparece un anexo con el único establecimiento adscrito al Arzobispado de Lima y se trata, como ya lo imaginaste, de la Clínica de Osteoporosis SAC.

Suertuda. Imagen: Ministerio de Salud

Suertuda.
Imagen: Ministerio de Salud

5. Moreno renuncia a Palacio

El dos de octubre pasado, apareció en Normas Legales del diario oficial El Peruano, la renuncia de Carlos Moreno, asesor en temas de salud del presidente PPK.

"Agradeciéndole" (?) Imagen: El Peruano

«Agradeciéndole» (?)
Imagen: El Peruano

Para ese entonces el Ejecutivo ya tenía conocimiento de la existencia de los audios del Negociazo que se hicieron públicos días después de que Moreno saliera en El Comercio denunciando que en Palacio de Gobierno ‘alguien’ le había ‘chuponeado’.

6. Se cancela el Convenio Específico

Unas horas antes de que reviente el escándalo, el 4 de octubre pasado, el Arzobispado y el SIS decidieron cancelar el acuerdo que favorecía directamente a la Clínica de Osteoporosis.

¿Las razones? Ninguna, en el documento de resolución solo aseguran que es de mutuo acuerdo. Fíjense en esta parte que es muy zukulenta.

Qué van a reclamar pues, si les fregaron el #Negociazo. Imagen: MINSA

Qué van a reclamar pues, si les fregaron el #Negociazo.
Imagen: MINSA

Lo gracioso aquí es que el 10 de octubre, el Arzobispado aseguró, vía comunicado, que Cipriani, informado de los detalles del convenio, decidió dejarlo sin efecto (pero ya viste que eso no dice en el acuerdo para cancelarlo, ejem, ejem).

Ahora que ya sabes que aquí nadie se salva. Vayamos a los hombres clave del cardenal Cipriani que tiene bastante cuchara en este asunto.

El primero es:

Walter Muñoz Cho

Se trata del gerente general del Arzobispado de Lima. Estudió Ingeniería Industrial en la Universidad de Piura, fundada por el Opus Dei. La Procuraduría ha denunciado a Muñoz Cho por los delitos de Negociación Incompatible y Asociación Ilícita para Delinquir.

¿Quién es?

Es la mano derecha de Cipriani, pero específicamente es el administrador de los bienes del Arzobispado de Lima. También estuvo involucrado en el pleito -que ya perdió el cardenal- entre la Universidad Católica (PUCP) y el Arzobispado.

En el 2007, la propia universidad interpuso una demanda de Amparo en su contra, tras sus intentos de entrometerse en asuntos que tienen que ver con la autonomía de esa casa de estudios, usando su cargo como miembro de la Junta de Administración de la Herencia de don José de la Riva-Agüero y Osma.

El antecedente del colegio de los Toribianitos

Walter Muñoz Cho fue el encargado de disolver, repito, disolver el colegio de los Toribianitos. Y encima no les avisó a los padres de los alumnos.

Raúl Chau Quispe

A la izquierda. Foto: Univisión

Mano izquierda.
Foto: Univisión

Es un obispo auxiliar, secretario personal de Juan Luis Cipriani y mencionado en los audios del negociazo, cuando Moreno le dice que le avise al cardenal que ‘no le haga caso a la ministra (de Salud)’ sobre la píldora del día siguiente. Una columna de Martín Scheuch publicada en diario Exitosa, describe de la siguiente manera al posible sucesor del cardenal en el Arzobispado.

«Con ansias de poder y con pretensiones de suceder a Mons. Cipriani en la sede episcopal.

Se trata de Mons. Raúl Chau Quispe, ordenado por Mons. Augusto Vargas Alzamora no obstante su pésimo desempeño como seminarista —con malas notas y sin haber obtenido una licenciatura en teología—, con escasa experiencia pastoral, que compensa con una gran astucia y manejo político».

Las investigaciones sobre la participación de personajes de la Iglesia en un acto ilícito recién están empezando y tendrán que llegar hasta el fondo del asunto, sobre todo si nos fijamos en las fechas que no cuadran y la firma de Muñoz Cho el mismo día con el SIS y el mismo día con la clínica. La pregunta final es:

Si, gracias al Concordato, la Iglesia tiene la investidura de ser una «persona jurídica del Estado peruano», entonces quienes actúen en su nombre ¿serán castigados como funcionarios públicos? ¿Deberían, no? (Las penas son mayores en estos casos, porsiaca).

En fin, y ya que hablamos del Concordato, si nos fijamos en el fondo del asunto, todo se origina con el pretexto de este documento, firmado entre el Vaticano y el Estado peruano en plena dictadura. ¿Alguien va a revisarlo alguna vez?.

Secured By miniOrange