corrupción , denuncia , noticias , politica , violencia Martes, 3 abril 2018

ALERTA: un excapitán de la Marina durante el fujimontesinismo amenaza vía Twitter con granadas que “te dejarán como colador”

Mientras estabas en la playita con tus patas o tal vez viendo Netflix y comiendo pizza durante el fin de semana largo, la fujitroll actriz Karina Calmet anunciaba su retiro de las artes escénicas porque era blanca y mujer y por eso estaba encasillada en los papeles de pituca, frívola y desconsiderada.

Manya, aquí hay otra mujer blanca pero con talento que no encasillaron en un solo papel. Imagen: Facebook

Manya, aquí hay otra mujer blanca pero con talento a la que no encasillaron en un solo papel.
Imagen: Facebook

Después de expresar los dolorosos motivos que la alejaron de la actuación, un montón de usuarios de Twitter empezaron a comentar y a burlarse un poco de su explicación un tanto absurda extraña, pues todo el mundo sabe que en el campo del cine, el teatro y la televisión del Perú hay más blancos que en película de Hollywood.

Por eso, ante las críticas y olvidando que era Semana Santa, Karina Calmet fue poseída por el mismísimo demonio y llenó su cuenta de Twitter con un lenguaje tan coprolálico que provocaría la envidia de Daniel Lisuratás. 

Sin embargo, nos llamó la atención un intercambio de palabras en especial que se desarrolló a partir de este tuit en el que responde a la broma de un usuario con un mensaje que sonaba casi casi a una amenaza: “haré todo lo posible por averiguar de usted”.

Wow. Imagen: captura Twitter

Wow.
Imagen: captura Twitter

Después del tuit, llegó el respaldo de un desinteresado seguidor de Calmet, quien le ofreció “quemar al maricón mal hombre” y luego agregó que tiene granadas “tipo piña” que “lo dejarán como colador”. El portador de granadas lleva el nombre de Ramón Essenwanger.

"Dejarlo como colador". Imagen: captura Twitter

“Dejarlo como colador”. “Ya lo tengo ubicado”.
Imagen: captura Twitter

Oye, pero todos en Twitter paran amenazando, sobre todo los fujitroll no identificados, ¿no?

Lo que pasa es que Ramón Essenwanger no es cualquier fujitroll. Tampoco es cualquier usuario. Es un hombre que maneja mucha información y aunque su nombre no te suene de casi nada, en algún momento de la vida tuvo un poco de poder.

¿Quién es Ramón Essenwanger, el pata que tiene dos granadas que te dejarán como colador?

Quién es ese pokémon. Imagen: Útero.Pe

Quién es ese pokémon.
Imagen: Útero.Pe

Su nombre completo es Ramón Hans Essenwanger Ballesteros. En su perfil de Twitter coloca que es un oficial de la Marina de Guerra del Perú (MGP) en situación de retiro.

Marina Imagen: captura Twitter

Y lo sigue Tubino, obviamente.
Imagen: captura Twitter

Se trata de un excapián de Fragata de la Marina. Fue agregado naval en la embajada del Perú en Washington. Durante el fujimorato trabajó como secretario general del excomandante general de la MGP, Antonio Ibárcena Amico, quien fue uno de los tantos generales montesinistas investigados y sentenciados por corrupción.

Essenwanger y Antauro

En marzo del 2012, Panorama reveló los nexos y conversaciones de Antauro Humala con algunos personajes claves. Uno de los más habladores era el señor de la granada tipo piña. 

Estas son sus conexiones con el hermano de Ollanta:

  • Su tío Ludwig Essenwanger fue jefe del SIN y también asesoró en temas de defensa al candidato Ollanta Humala en el 20006.
  • Su yerno, Marco Vizcarra Alegría “Paiche” participó en el Andahuaylazo junto a Antauro. Eran compañeros de promoción en el Ejército.

¿Recuerdan a la Dirección Nacional de Inteligencia? ¿La DINI?

En este Útero hemos hablado mucho de la DINI, sobre todo cuando denunciamos que varios personajes de oposición (entre políticos y periodistas) fueron reglados por agentes del gobierno de HumalaJustamente la DINI (que fue la gemela del SIN pero menos poderosa) unió a Antauro y al tuitero Essenwanger en unos correos electrónicos escritos en el 2011, cuando Ollanta acababa de asumir la Presidencia.

Así lo cuenta Jhonatan Castro para La República:

“En el primer correo que obtuvo Panorama, Hans Essenwanger advierte a Antauro Humala que una red de oficiales de la “MGP” (Marina de Guerra del Perú) está en desacuerdo con la política de su hermano y que estaría preparando psicosociales contra él y su familia, por eso le recomienda “acelerar el proceso de trabajo en la DINI (…) para trabajar estas labores a fin de evitar tropiezos desde el principio e ir cortando por lo sano”. Luego, en otro correo, pide que la Presidencia retome el control de la DINI y esta deje de estar adscrita a la Presidencia del Consejo de Ministros”.

Meses después, el gobierno de Humala incrementó el presupuesto de la DINI para las actividades que ya todos conocemos. La intención del ex marino era ser asesor en la DINI. Pero ese no era su único objetivo sino también quería C O P A R (así, con esas palabras) Osiptel, el organismo regulador de las telecomunicaciones, ¿para qué? para el rico chuponeo:

“Al día siguiente, le dice que “es importante también copar el organismo regulador de las Telecomunicaciones Osiptel” pues –dice– durante años ese organismo ha tenido “gerentes del entorno de Toledo que negociaron concesiones a cambio de información de comunicaciones interceptadas puntualmente por las operadoras para uso político de Toledo”, y sugiere que Ollanta debe conocer las implicancias de ese puesto”.

De hecho, según este cuadro del personal de Osiptel hasta el 30 de junio del 2010, Ramón Hans Essenwanger figura como coordinador de Seguridad de la entidad que tanto le importaba.

Coordinador de Seguridad. Imagen: captura Osiptel

Asu, un experto en seguridad amenazando con granadas.
Imagen: captura Osiptel

La respuesta del agraviado

En Útero.Pe buscamos al usuario que recibió las amenazas de Ramón Essenwanger, el ingeniero Mijaíl Ramírez (@mijailrag), quien nos informó que, por el momento, no acudirá a las autoridades para denunciar el hecho, pues considera que la respuesta del ex marino forma parte de las propias pasiones políticas.

En fin, es increíble todo lo que se puede desatar a partir de una broma en una red social aparentemente inofensiva.