discriminación , libertades , sociedad Miércoles, 9 septiembre 2020

Esta es una defensa cerrada a la valiente empresaria que se rebela contra la Ley de trabajadoras del hogar en un video viral

Las redes están infestadas de resentidos sociales. Intervención: Útero.Pe

Las redes están infestadas de resentidos sociales.
Intervención: Útero.Pe

Hay un video en Facebook con más de 24 mil reproducciones. Muestra a una distinguida dama de la Lima Moderna que opina contra la nueva ley que beneficia a las trabajadoras del hogar con contrato, descanso, sueldo mínimo, horario laboral  y otros dizque derechos. Lo que criticó fue que esta ley velasquista no protege a los pobres empleadores:

«Todos estos puntos que están favoreciendo a las empleadas del hogar están haciendo que la gente que está pasando por un problema económico tome una decisión: tener que prescindir de ellas. Porque tener a una persona en tu casa no solamente es beneficioso para ti, es también un esfuerzo que se hace porque hay que pagarle el sueldo, ellas consumen alimento, consumen los productos que tú compras de limpieza, también malogran y rompen cosas que ellas no van a cubrir, si se te enferman tú no les vas a mandar a una posta o al seguro, vas a tener que asumirlas«.

¡Imagínate, darling: pagarles sueldo, seguro y encima comprarles los productos para que limpien tu casa! ¿Qué sigue? ¿Darles una hora de almuerzo?

En el video publicado en su cuenta de Facebook, la preocupada sindicalista de los empleadores solo demostró su enorme cariño por las trabajadoras:

«Las empleadas no vienen sabiendo. Vienen y hay que enseñarles. A veces pasan años y no aprenden. Te malogran los artefactos eléctricos, no los mantienen bien, malogran la ropa, usan mal los productos que compran, y lo pasan por alto, no les importa».

Las más modernas reflexiones que dejó para el Perú que aún reclama sus bonos agrarios fueron estas:

«¿Qué quiere decir que, si yo tengo una empleada cama adentro va a trabajar ocho horas, perfecto, y yo?»

«Nosotros somos el soporte de nuestra sociedad, pero si nos ponen cabe, cómo vamos a soportar a los que no tienen dinero?».

Muchos caviares han dicho que la potencial columnista de Perú 21 parece salida de un sketch de El Especial del Humor, pero ella es real. Se llama Marilú Vignati y es «empresaria, escritora» y hasta «activista», como se presenta en Facebook. Ella es conocida entre los fans de Hernando de Soto gracias a que es caserita de la revista más vendida en la plaza Dos de Mayo: Ellos & Ellas.

Imagen: Ellos & Ellas

Imagen: Ellos & Ellas

Imagen: Ellos & Ellas

Imagen: Ellos & Ellas

Por sus opiniones contra esa ley comunista, aparecieron muchos resentidos sociales que incluso la han acusado de racismo. Les molesta que dé sus opiniones sobre la belleza de la gente que protege.

Imagen: Captura de Facebook

Imagen: Captura de Facebook

Pero todas las acusaciones de clasismo o racismo son insostenibles porque ella misma ha aclarado con mucha humildad en Twitter que «tiene rasgos indígenas que la delatan».

Imagen: Captura de Twitter

Imagen: Captura de Twitter

Otra prueba de su generosidad con la gente más Chihuán es que hace solo un mes le pedía a la gente color catálogo de Wong que ayudara a sus trabajadores:

«Hay mucho que hacer. En nuestras casas y desde nuestras casas, como darle apoyo a la gente con la que hemos trabajado siempre. A la gente que nos ha dado servicios. A esos tenemos que apoyarlos. (…) Nosotros somos la contención del país». 

Por suerte nuestro país aún no cae en el comunismo de los países nórdicos y se sigue respetando la libertad de opinión de los Wiesse, los Cotrina y las Marthas Chávez. Trabajen y no envidien.

***

Dear Marilú, si has llegado hasta este post, aquí te dejamos esta otra nota sobre la situación de las trabajadoras del hogar durante la pandemia. Para que aterrices. Clic aquí.

Secured By miniOrange