corrupción , noticias , politica , sociedad Domingo, 2 septiembre 2018

Así es como la Señora K-eiko empieza a meterse cabe cuando habla de la posible reunión con el hermanito Hinostroza

Durante esta semana, el juez César Hinostroza y el presidente Vizcarra fueron mencionados por la Señora K-eiko. Al primero, para alejarlo y al segundo, para acercarlo. En ambos casos la finalidad sería la misma: salvarse de las investigaciones de la Fiscalía.

Fuchi al Hermanito Hinostroza

César Hinostroza acaba de ser incluido por el fiscal Pablo Sánchez como un miembro de la organización criminal ‘Los Cuellos Blancos del Puerto’.

Los demás implicados ya fueron detenidos, pero Hinostroza estaba sobreviviendo... hasta ahora. Imagen: Útero.Pe

Los demás implicados ya fueron detenidos, pero Hinostroza estaba sobreviviendo… hasta ahora. Composición: Útero.Pe

La primera vez que se vinculó a Keiko con este personaje que parece sacado de Better Call Saul fue el 10 de julio de este año, cuando Panorama difundió un audio. En él se escuchaba a Hinostroza conversar con el ahora detenido Antonio Camayo, dueño de Iza Motors, sobre una reunión con ‘la Señora K’ de la “Fuerza Número Uno”.

Esta semana, cuando Keiko reapareció en los medios como anticipándose a lo que ocurriría, un colaborador eficaz del caso ‘los Cuellos Blancos del Puerto’ confirmó a la Fiscalía lo que nadie imaginaba: que la Señora K a la que se referían sí era Keiko Fujimori y que esta se reunió con el juez en la casa de la fujimorista.

Imagen: Útero.Pe

El congresista Miki Torres ya reconoció que sí se reunió con Hinostroza. Imagen: Útero.Pe

Pero falta lo más importante: la versión de Keiko, la lideresa que cree que “las mentiras hay que entenderlas en su propio contexto”. La jefa de Fuerza Popular dijo hace tres días que “nunca se reunió con el juez Hinostroza”.

Imagen: Twitter de Keiko

Imagen: Twitter de Keiko

Sin embargo, hoy, en una entrevista a Fernando Vivas de El Comercio, ha vuelto a contestar por esa reunión pero ha dado una respuesta tan ambigua como el amor a su papá:

—Vivas: Ya que no miente sobre sus reuniones, ¿se ha reunido con el fiscal Pedro Chávarry?
—Keiko: No.

—Vivas: Con el juez César Hinostroza, ¿por qué no lo admite?
—Keiko: Nunca he tenido una reunión a solas, con Hinostroza o algún juez supremo. Con quien en alguna oportunidad he conversado es con el juez César San Martín. Nunca he pedido al señor Camayo una reunión.

“A   s o l a s”.

Composición: Útero.Pe

Composición: Útero.Pe

En la misma entrevista, por cierto, ha echado a su hermano Kenji, de quien reveló que es “amigo” del hoy preso Camayo.

¡Ahhh, pero con Vizcarra!

Las reuniones que el fujimorismo sí reconoce son las que tuvieron con Vizcarra semanas antes de la vacancia a PPK. Esa sería la estrategia de la Mototaxi para bajárselo, según Hildebrandt en sus trece: dar la impresión de que hubo una conspiración entre su grupo y Vizcarra para sacar a Kuczynski.

“Esta campaña golpista incluirá, de ser necesario, la filtración de las conversaciones por Whatsapp que Salaverry dice haber cursado con Vizcarra durante el proceso de vacancia de Pedro Pablo Kuczynski, así como la difusión de los videos de seguridad del edificio en el que reside José Chlimper y que habrían registrado un encuentro entre Vizcarra y Keiko Fujimori en julio de este año”. 

Como cumpliendo ese plan, Salaverry y Chlimper ya confirmaron que sí se reunieron con Vizcarra en febrero y enero de este año, respectivamente.

Ahora solo quiero salvarse. Composición: Útero.Pe

Ya no quiere el trono, solo quiere enfriar a todos. Composición: Útero.Pe

Keiko reveló que se encontró dos veces con Vizcarra, pero después de que este asumió el mando. No antes. Confesar que conversó con él antes de la vacancia sería como dispararse a los pies, pues ella misma lo negó en una entrevista a Beto Ortíz el 06 de marzo último:

Yo no he conversado con él (Vizcarra), pero he leído su entrevista en la que él señala que no renunciará (al cargo de vicepresidente después de la vacancia de PPK) y eso creo que es una señal muy importante”. 

Ante estos pasos del fujimorismo, Vizcarra haría bien en seguir este consejo de nuestro papi Marco Sifuentes en su última columna:

“Si Vizcarra pretende continuar en el lado correcto de la Historia, tendrá que asegurarse de que el fujimorismo no tenga nada con qué chantajearlo. Tendrá que contarle al Perú la historia secreta detrás de su llegada al poder. Sí, es probable que esto le cueste algunos puntos en las encuestas, pero es mejor perder popularidad y no la presidencia”.

 Aproveche, presidente: Keiko sigue en picada y el único grupo que quedará como el partido conspirador con el que nadie se quiere reunir es la Fuerza Número Uno.