denuncia , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Jueves, 18 enero 2018

#Modopapa: 10 denuncias de abusos sexuales en la iglesia católica peruana que no verás en otro lugar

Ahora que es verano y que viene Francisco I, en Útero hemos dejado de lado el #modosalchipapa y lo reemplazamos por el #modopapa. Y como en la tele todo el mundo habla de esperanza, felicidad y santidad, nosotros hemos venido a hablar de curas pedófilos encubiertos históricamente por el Vaticano.

Ay, ya empezaron estos anticristo, seguro son gays

Lo que no verás en la tele

Díganle a Pancho que este es un lastre que ya no puede ocultar más. Imagen: composición

Los que tengan cerca a Panchito pregúntenle cosas que realmente importen.
Imagen: composición

Desde Marcial Maciel en México hasta los casos de abusos sistemáticos en el Sodalicio en Perú, desde Fernando Karadima en Chile hasta Spotlight en Estados Unidos y a todo esto se añaden las decenas de miles de niños víctimas de curas pederastas en Australia.

Los abusos sexuales al interior de la iglesia católica son tan comunes como las hostias en las misas, pero los grandes medios en el Perú, la mayor parte del tiempo, van siempre de espaldas a la realidad. No vamos a encontrar en RPP una investigación sobre la pederastia clerical en el Perú, pero sí vamos a escuchar a Cipriani todos los sábados diciendo que las mujeres se ponen como en un escaparate, provocando (ser violadas).

Por esa razón, hemos agrupado los casos peruanos de abuso en iglesias sobre todo después de que el papa Francisco se despida de Chile con un gesto miserable al pedirle pruebas a las víctimas de Karadima que acusan de encubrimiento al obispo de Osorno, Juan Barros.

“El día que me traigan una prueba del obispo Barros, ahí voy hablar”, expresó el Sumo Pontpifice. “No hay una sola prueba en su contra, todo es calumnia”, agregó Francisco.

Así las cosas, el diario El País de España tiene una sección dentro de su web titulada Los abusos sexuales en la iglesiaque agrupa todos los casos reportados de agresiones perpetradas por curitas y laicos consagrados (como Figari). Son un montón de denuncias, denle click al enlace para que comprendan que no son ganas de joder cuando relacionamos abuso con iglesia.

1. El infierno australiano

En este Útero ya hemos contado sobre los abusos de la iglesia en el extranjero (Karadima, Maciel, etc.) pero poco hemos informado sobre las más de cuatro mil (sí, MÁS DE CUATRO MIL) víctimas reportadas en la iglesia católica de Australia entre los años 1950 y 2010.

Según informó la BBC, una comisión investigadora en Australia que se formó en el 2013 para indagar casos de abuso a niños en varias instituciones de ese país, descubrió que el 60% de estos se dieron en la iglesia. Así se portó esa institución religiosa con las víctimas:

“Según Furness, los casos que oyó la Comisión fueron “deprimentemente parecidos”.

“Los niños fueron ignorados o peor, castigados. Las acusaciones no fueron investigadas. Los sacerdotes y los religiosos involucrados fueron trasladados. Las parroquias y comunidades que los recibieron no supieron nada de su pasado”, afirmó”.

En nuestro país todavía no se ha formado una comisión como en Australia. A excepción del Sodalicio, que representa el caso más grande de abuso al interior de una institución religiosa, el Perú aún no se entera de cuántos niños son abusados por sacerdotes y “hermanos”. Por eso, hemos recogido retazos de casos que se volvieron mediáticos pero que solo son una pequeña muestra de lo que realmente se esconde entre versículos y rezos.

2. Caso salesiano

En mayo del año pasado, el programa Punto Final presentó una denuncia en contra del sacerdote peruano exmienbro de la CVR José Antúnez de Mayolo por abusar sexualmente de dos niños.

  • El primer caso fue presentado formalmente en el 2015 ante la congregación salesiana, a la cual pertenece Antúnez de Mayolo. La víctima narró de esta manera los abusos que sufrió al interior del colegio salesiano en Magdalena:

“Me sacó la ropa y comenzó a bañarme, pero igual me tocaba para poder bañarme. Pero ya después esto va cambiando porque ya él -en algún momento- empieza a tocarme sin bañarme y hace que yo también lo toque a él. Y al final de todo esto, que va de menos a más, ya no es solo bañarme… es que él me obliga a tener relaciones sexuales”.

  • Sin embargo, dos años después la congregación decidió archivar el caso y es por eso que el denunciante, Américo Legue, acudió a los medios.
  • Otra denuncia contra el mismo sacerdote llegó esta vez desde Arequipa. La víctima, quien solo se identificó con el nombre de Luis, denunció al cura por tocamientos en sus partes íntimas. Los hechos ocurrieron también en un colegio salesiano.

3. Salvador Piñeiro y su cura favorito

Una adolescente de 14 años denunció al cura Félix Pariona Huacre de violación sexual y actualmente está luchando para que la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) vea su caso.

  • La familia de la víctima le informó el hecho a Salvador Piñeiro, obispo de Ayacucho y actual presidente de la Conferencia Episcopal (la misma que debe recibir al papa).
  • Piñeiro se comprometió en ayudar a la víctima, pero luego no le hizo caso y el cura acusado continuó en Huamanga como si nada.
  • Los padres de la adolescente denunciaron ante la fiscalía y solo porque la denunciante no acudió a una pericia psicológica y en vez de eso presentó otra realizada en el hospital dos de Mayo en Lima, el Ministerio Público archivó el caso.
  • Ante el archivo, los familiares planean llevar su caso ante la Corte IDH, mientras Salvador Piñeiro, el cura que recibirá al papa, ha dicho que la denuncia es “una difamación”.

4. Abuso sexual en Moyobamba

Era como entregarle las ovejas al lobo. Foto: La República

Era como entregarle las ovejas al lobo.
Foto: La República

En un seminario para niños y adolescentes en Moyobamba, el sacerdote Santiago Martínez fue acusado de abusar sexualmente de cuatro seminaristas. Las modalidades: ellos acudían a él por dolencias (era una especie de enfermero) y el padre les bajaba el pantalón para perpetrar el abuso o también los sorprendía mientras dormían.

“Luego de palparme el abdomen, me dijo que me bajara el pantalón y el calzoncillo, procediendo a tocarme el pene por un momento. Al ver esta actitud, le dije que en ese lugar no me dolía”, confesó el menor, citado por La República.

El caso fue destapado por el diario La República y, a pesar del escándalo, la iglesia católica trasladó al sacerdote español a la sede eclesiástica de Moyobamba. La justificación del obispo de esa ciudad, Rafael Escudero López-Brea, quien seguramente estará en Lima para abrazar al papa Francisco, fue que debía permanecer en ese lugar “hasta que el Vaticano decida qué hacer con él”. Felizmente al Vaticano se le adelantó la justicia peruana y el Poder Judicial ordenó, en agosto pasado, siete meses de prisión preventiva contra el cura. El caso sigue su curso.

5. Carlos Enrique Peralta

El diario Proceso de México hace una reseña vasta y escalofriante al mismo tiempo del caso de este cura salesiano nacido en Ayacucho que arrastra denuncias desde los año 90 pero que la iglesia se ha tapado los ojos y lo ha trasladado de país en país donde ha dejado decenas de víctimas.

  • En 1991 fue descubierto con un niño en su dormitorio. Fue reportado a Juan Vera, el jefe de los salesianos en ese entonces (que seguro también estará en la llegada del papa Francisco).
  • En 1995 llegaron más denuncias.
  • En 1997 lo mandan a un centro de tratamiento para curas “Domus Marie”.
  • Pero un año después fue transferido a la Parroquia de San Bosco en Chicago.
  • En 1999 fue acusado nuevamente, esta vez en Chicago, de abusar sexualmente de cuatro niños.
  • En ningún momento la iglesia dio parte a las autoridades judiciales para que procesen al sacerdote. Hasta el 2014 se sabía que Peralta se encontraba en México. Continúa impune.

6. Caso Luis del carpio

Este cura fue sentenciado en octubre pasado a 10 años de prisión por tocamientos indebidos a una niña de 12 años.

La denuncia contra el religioso provocó que el Vaticano, a través de la Congregación para la Doctrina de la Fe, decretara su separación o “dimisión del estado clerical”, en abril de 2016, según comunicado del obispado de Chimbote.

7. Un religioso acusado en Chile viene a Perú

El religioso (no es cura, es como Figari) Abel Pérez Ruiz fue acusado en Chile de perpetrar abusos sexuales contra, al menos, 14 menores de edad entre 1997 y 2008. Siete años después un grupo de víctimas lo denunció ante la justicia de su país y ahí fue cuando saltó el escándalo: el religioso había estado feliz en Perú todo este tiempo. Impune.

Abel Pérez pertenece a la Congregación Hermanos Maristas de Chile, un grupo cristiano que tiene presencia en otros países. Perú es uno de ellos. Eso explica por qué el sacerdote se encuentra en Lima, rodeado de miembros de dicho grupo. Útero.Pe obtuvo algunas imágenes del abusador cuando posaba sonriente en nuestro país. Las fotografías fueron publicadas en junio de este año.

Foto: Útero.Pe

Foto: Útero.Pe

8. Caso Waldir Pérez Salinas

Es el único caso donde se encontró justicia. El sacerdote Waldir Pérez Salinas fue sentenciado a 35 años de cárcel por abusar sexualmente de un niño de 10 años en reiteradas oportunidades.

Se estableció que el condenado aprovechó su condición de sacerdote y capellán del colegio privado San Alfonso de la Congregación de los Padres Redentoristas, en el distrito de Ate, para abusar sexualmente del infante, identificado con la clave 132-2012.

La agresión sexual se produjo en reiteradas oportunidades en las instalaciones del colegio, entre julio de 2010 –cuando el menor tenía 10 años de edad– y abril de 2012.

10. El árbol caído de Cipriani

No hagan leña del denunciado por abuso. caído. Imagen: El Comercio

No hagan leña del denunciado por abuso. caído.
Imagen: El Comercio

El ahora exobispo auxiliar de Ayacucho, Gabino Miranda, fue acusado de violación sexual en el 2013. El Vaticano lo expulsó pero Cipriani, al hablar sobre el caso en su habitual programa de RPP “Diálogo de fe”, no tuvo mejor idea que olvidar a las víctimas y más bien preocuparse por el victimario y por su derecho a la defensa.

“No hagamos leña del árbol caído. No exageremos cuando queremos maltratar a nadie. (…) No me parece de buen gusto que un obispo retirado haya hecho una denuncia un poco exagerada o dura. El Papa nos habla de misericordia. Tolerancia cero sí, pero misericordia, justicia y derecho a la defensa”.

Hace seis días y a cuatro meses de aprobar su creación, el Congreso de la República decidió seleccionar a los integrantes la comisión que investigará los abusos en el Sodalicio y en otras instituciones públicas y privadas. Que los resultados sean tan similares y prolijos como la investigación realizada en Australia solo depende de sus integrantes:

  • Alejandra Aramayo, Percy Alcalá, Guillermo Martorell y Mártires Lizana por el fujimorismo de Keiko; Salvador Heresi, de Peruanos por el Kambio; Marco Arana, del Frente Amplio; y César Villanueva, de Alianza para el Progreso.

El caso Sodalicio es la punta de un iceberg que en algún momento vamos a tener que enfrentar todos los peruanos.