denuncia , fotos , libertades , noticias , politica , redes sociales , sociedad , violencia Miércoles, 30 agosto 2017

EXCLUSIVO: Estas fotos confirman que un religioso acusado de abuso sexual en Chile está resguardado en Perú

En esta semana tan católica para Perú, nos enteramos que un religioso chileno, que hace siete años había admitido haber abusado de 14 menores de edad en su país, está resguardado aquí, en Lima. Esto informa La Tercera de Chile sobre el caso:

“Se trata de Abel Pérez Ruiz, hoy de 70 años, quien habría cometido los abusos mientras se desempeñaba como profesor y vicerrector en el Instituto Alonso de Ercilla, de Santiago, entre los años 1970 a 1996, y en el Colegio Marcelino Champagnat, de La Pintana, entre 1997 y 2008. (…) fue el mismo Abel Pérez quien reconoció, en 2010, a las autoridades de la congregación, su conducta, que habría afectado a 14 víctimas menores de edad”.

Imagen: GDA

Imagen: GDA

El escándalo se reinició esta semana porque un grupo cristiano decidió, siete años después (¡!), denunciar el hecho ante la Fiscalía de ese país. La labor de la justicia no será fácil porque, según el propio medio, Pérez se encuentra “en una residencia de la congregación en Lima”, desde febrero de este año.

Happy en Perú

Abel Pérez pertenece a la Congregación Hermanos Maristas de Chile, un grupo cristiano que tiene presencia en otros países. Perú es uno de ellos. Eso explica por qué el sacerdote se encuentra en Lima, rodeado de miembros de dicho grupo. Útero.Pe obtuvo algunas imágenes del abusador cuando posaba sonriente en nuestro país. Las fotografías fueron publicadas en junio de este año.

Imagen: Útero.Pe

Imagen: Útero.Pe

Estas, por ejemplo, pertenecen a un cumpleaños de un miembro de la Congregación de Hermanos Maristas del Perú. En la reunión, que se llevó a cabo en la casa marista ubicada en la calle Bellavista, Miraflores, aparece el sacerdote chileno, a quien le dan la bienvenida.

Qué rico comes, pedófilo de mrd. Imagen: Útero.Pe

Qué rico come. Imagen: Útero.Pe

A la cita, acudieron laicos y hermanos maristas. Tapamos los rostros porque existe la posibilidad de que simplemente ellos hayan recibido al religioso chileno sin tener ninguna información de su tormentoso pasado.

De más cerca. Imagen: Útero.Pe

De más cerca. Imagen: Útero.Pe

Al igual que otros religiosos que cometieron abusos, Abel Pérez fue reubicado y no denunciado. Según su organización en Chile, “él fue relegado a cumplir labores estrictamente administrativas, alejado totalmente de toda relación con niños, niñas y adolescentes”.

Aquí en Perú, por ejemplo, lo podemos ver en una reunión de directores pastorales de los colegios y encargados vocacionales. Esta es la fotografía de esa reunión, la cual fue publicada en Facebook en junio de este año:

Imagen: Útero.Pe

¿Asesorando a directores de colegios maristas? Imagen: Útero.Pe

A esa reunión también asistió Óscar Rafael Montenegro Cueva, presidente de la Congregación de Hermanos Maristas del Perú desde el 31 de marzo del 2015, según SUNAT.

Imagen: Útero.Pe

En la parte inferior, Óscar Montenegro. Imagen: Útero.Pe

Mencionamos a Montenegro porque él forma parte de la alta dirección la Provincia Santa María de los Andes, bloque que comprende a las asociaciones maristas de Bolivia, Perú y Chile. Montenegro es peruano e integra ese consejo de siete miembros, cuyo periodo empezó el 2014. Según fuentes de Útero, él sí sabía de los “pecados” (delitos, en términos laicos) del religioso chileno cuando lo trajeron a Lima.

Imagen:

Montenegro junto al Consejo Provincial de Santa María de los Andes. Imagen: www.maristas.cl

Este consejo es el que actualmente se está haciendo cargo de la denuncia. Según ellos mismos, Abel Pérez les confesó sus “actos abusivos repudiables”. Hoy se comprometen a llevarlo a la justicia, pero hasta ayer declaraban que Pérez “tiene todo el respeto a pesar de lo que ha hecho”. Aunque la Iglesia en Chile se ha mostrado crítica por la demora.

Lo que hay que recordar, al menos en nuestro país, son estas dos cosas:

  • En la década de los 70, el líder del Sodalicio que fue denunciado por cometer decenas de abusos físicos, psicológicos y sexuales, Luis Figari, enseñó en el Colegio Maristas en San Isidro.

Le pediríamos al cardenal Juan Luis Cipriani que tome acciones, pero como ya conocemos de su vocación por fungir de leñador humanitario, mejor esperamos al Papa Francisco…

Imagen: La República.

Imagen: La República.

Bueno, mejor esperamos la segunda llegada de Jesús… o algo más realista: que la justicia peruana colabore con la chilena.

ACTUALIZACIÓN

Fuentes de este Útero indicaron que entre la noche de ayer y la madrugada de hoy, el acusado viajó. No se sabe si a alguna ciudad del Perú o si salió del país.