historia Miércoles, 27 diciembre 2006

José Antonio del Busto: Descubridor de Túpac Yupanqui

foto EFEA inicios de año, me puse a curiosear sobre la figura de Pachacútec. Un par de libros por aquí. Algo de información por allá. Pronto, mi atención se vio desviada hacia un personaje mucho más atractivo: Túpac Yupanqui, guerrero y explorador.

Entonces alguien me dijo que José Antonio del Busto estaba escribiendo un libro llamado Túpac Yupanqui: Descubridor de Oceanía. Yo recordaba a Del Busto más por sus investigaciones sobre Pizarro (nunca llevé clase con él) e ignoraba que en 1967 había viajado a Oceanía siguiendo las huellas del inca viajero.

El libro de Del Busto es apasionante y riguroso. En Libros Peruanos, se han recopilado cuatro buenos artículos sobre este tema. Uno es de Alonso Rabí do Carmo:

Túpac Yupanqui (1440-1485) -hijo de Pachacútec, décimo inca del Cusco y segundo emperador del Tahuantinsuyo- fue no solo el responsable de la más importante expansión territorial inca, sino además el líder de una expedición marina que marcaría un hito en la historia de la navegación, al haber arribado, por primera vez, a las islas de Mangareva y Pascua, convirtiéndose ni más ni menos que en el descubridor de Oceanía. (…)

De regreso al Tawantinsuyo, Yupanqui hace una parada en la Isla de Pascua, donde encontró, para su sorpresa, que crecían allí la totora y el camote, sin que hasta hoy no se haya explicado cómo llegaron o quién las llevó hasta allí. Más curioso todavía es que al sur de dicha isla haya unas ruinas que, a pesar de ser consideradas parte del estrato arqueológico más antiguo del lugar, tienen un asombroso parecido con una construcción incaica -en especial con el estilo de Sacsahuamán y Ollantaytambo- y estas serían obra del mismo Yupanqui. 

Otro artículo interesante es una entrevista de mi amigo Miguel Ángel Cárdenas:

¿(El hallazgo de quipus en la Polinesia) Fue lo primero que lo llevó a sospechar de este viaje descubridor?
No, lo primero fue la presencia de hombres negros traídos por el inca. Como él no había estado en África, tenían que ser melanesios, son los que tienen melanina en la piel. E investigué, y fue en la Polinesia que encontró a melanesios esclavizados de los polinesios y se los trajo. Porque los incas siempre traían cosas raras. Túpac Yupanqui se trajo restos de animales, pellejos y huesos. Y después oro, plata, esmeraldas. En la isla de Mangareva hay una leyenda que dice que llegó el rey Tupa, en una flota de pae pae, que son balsas a vela con doble mástil, y que deslumbró con lo que trajo. Lo que llevó fue la cerámica porque era un mundo precerámico; los metales, porque estaban en la edad de piedra y la textilería porque se cubrían con entrelazados de fibra. Además, 500 años después existe la danza del rey Tupa, que se sigue bailando. 

José Antonio del Busto murió esta Navidad, otra víctima del cáncer.

Secured By miniOrange