noticias , politica , sociedad Jueves, 9 julio 2020

3 actos por los que, en solo 6 meses, Urresti se corona como el chiste del año

Daniel Urresti ha buscado el poder durante años. En el 2016 intentó llegar a la presidencia con el partido de Humala, pero lo sacaron de carrera porque despertaba tanta simpatía como Alan. Dos años después, bajó sus expectativas y buscó llegar a la alcaldía de Lima. No le importó que el costo fuera ir de la mano de Podemos Perú, el partido de Pepe Luna, el investigado exfinancista de su archienemigo Castañeda.

En Podemos se quedó para alcanzar una curul en el 2018 y finalmente lo logró. ¿Para qué? Para que en solo seis meses en su cargo se coronara como el chiste (sí, más) del año.

Quiso ser tan irreverente como el Joker de Ledger, pero solo quedó como el Joker de la Parada Militar

Quiso ser tan irreverente como el Joker de Ledger, pero solo quedó como el Joker de la Parada Militar

1. Luna lo deja como estrellita

Cuando ni siquiera asumía como congresista, Pepe Luna ya le aguaba la fiesta. Como virtual legislador electo, aseguró en TV que su condición para postular al Congreso con Podemos era que Luna se aparte. Sus palabras textuales fueron:

«Para que yo ingrese a este partido mis condiciones fueron que (José Luna) se aparte, que si llegamos al Congreso, no vamos a mover un solo dedo ni vamos a decir una sola palabra para defender a Luna, ir contra la Sunedu o mencionar a Telesup».

Una semana después, Pepe Luna demostró que estaba tan ‘apartado’ de Podemos que hasta asistió a la reunión de partidos con Vizcarra y le robó las cámaras a Urresti. En el Ejecutivo lo tuvieron que recibir a regañadientes porque tenía un pedido de prisión preventiva. Ese día, Urresti tuvo que posar junto a Luna afuera de Palacio.

Digan Telesuppp. Imagen: La República

Cuando tu jefe te enmienda la plana en público. Imagen: La República

2. Donde manda Telesup, no gobierna capitán

En febrero, Luna le metió su tacle a Urresti al reconocer que el exmilitar era el líder de la bancada, pero que los «partidos son más que las bancadas». Desde entonces ya se presentía que Podemos le haría tanto caso a Urresti como tú a los anuncios de suscripción de Youtube. Y la prueba ocurrió la semana pasada, durante la votación para investigar a Sunedu por supuestas irregularidades en el licenciamiento de un par de universidades.

El 12 de junio, el exministro de Humala aseguró (con video incluido):

«Nosotros nos abstendremos de todo lo que sea manejo o proyectos de ley que tengan que ver con Sunedu o con las universidades. Esto no solo por convicción de la bancada, sino también del presidente y del Consejo Ejecutivo Nacional de Podemos Perú».

Imagen: Captura de Twitter

Imagen: Captura de Twitter

Y para que le creyeras, dos días después retiró a sus miembros de la comisión de Educación. El show acabó el 4 de julio, cuando su bancada (a excepción de él y otro congresista más) votó en el pleno para investigar a la Sunedu. A Urresti le hicieron tanto caso como a la cuarentena.

Imagen: Congreso

Imagen: Congreso

3. Su último chiste

Después del mensaje de Vizcarra, en el que convocó a referéndum para aprobar la eliminación de la inmunidad parlamentaria, Urresti se sumó al HT de Acción Popular y tuitéo: «Pediremos que nadie tenga inmunidad: ni presidentes ni vicepresidentes, ministros o altos funcionarios. #InmunidadParaNadie». Así lo hicieron y cuando lograron bajarse varios artículos de la Constitución al caballazo, en menos de cuatro horas, lo celebró:

Imagen: Captura de Twitter

Muy chistosito. Imagen: Captura de Twitter

Pero luego llegaron las críticas, se advirtió que dejaron desprotegidos a los altos funcionarios que trabajan en la justicia solo por venganza y que el Tribunal Constitucional se bajaría esa reforma por haberla aprobado sin debate. Cuando los miembros del Consejo Consultivo de la Comisión de Constitución empezaron a renunciar, Urresti sacó cuerpo y dijo GGG, era bromita, que ya no apoyará ese proyecto en la segunda votación.

Su argumento para ya no apoyar la eliminación de la inmunidad a todos fue que no sabía que los miembros del consejo consultivo no habían avalado ese proyecto. Mejor hubiese dicho que ni leyó el documento por el que votó a favor. Si así se le pasan las leyes como congresista, imagínatelo como presidente. No, mejor ni lo imagines. Suficiente tenemos con la pandemia.

Secured By miniOrange