corrupción , denuncia , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Lunes, 27 agosto 2018

Tutorial de 5 pasos para destruir el 15% de aprobación que tienes en las encuestas

Keiko es como ese compañero de tu salón que se ve obligado a dar la cara cuando está más jalado que chicle masticado. Las encuestas que le dan hasta un 88% de desaprobación han obligado a la jefa de Fuerza Popular a presentarse a dos entrevistas (Canal N y RPP) en menos de 24 horas. Pero todo lo previsto le ha salido al revés, por eso aquí te mostraremos los cinco pasos que debes seguir si quieres pasar del 15% al -15% de aprobación.

¡No pasará! Composición: Útero.Pe

¡No pasará! Composición: Útero.Pe

1. Lanza un video con errores

No es fake. Imagen: Canal de Youtube de Fuerza Popular

No es fake. Su video tiene más dislikes que post de Pedro Suárez Vértiz. Imagen: Canal de Youtube de Fuerza Popular

Escribe tu guion medio jato, grábalo sin micrófono y edítalo en Movie Maker, como los cortos amateurs de tu cole. No olvides decorar el fondo con figuras andinas para demostrar tu amor por el Perú profundo. Lee tu discurso con imprecisiones, como estas que descubrió Rosa María Palacios en el último video de Keiko:

  • En Puno no hay friaje, como repite Keiko, hay helada. Friaje hay en la Amazonía.
  • Los saltos en la edición solo demuestran que Keiko no puede memorizar un mensaje.
  • La señora K…eiko dice que se eligió a Salaverry como presidente del Congreso y después se removió el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), cuando la remoción del CNM la pidió Vizcarra y se hizo en la gestión de Galarreta, no de Salaverry.
  • Decir que la comisión Lava Jato descubrió la corrupción de Toledo es falso: los hechos vinculados a Lava Jato se iniciaron cuando el Departamento de Justicia de EE.UU. señaló, en enero del 2016, en qué gobiernos hubo corrupción en obras públicas.
  • Keiko resalta que hay temas más importantes que la reforma política (el referéndum) como combatir la anemia y el ‘friaje’, como si fuera imposible hacer las dos cosas a la vez.

2. Pecha a quien tiene más aprobación que tú

Algunas encuestas te dan 15% de aprobación y al Congreso dirigido por tu bancada, 7%. Igual puedes enfrentarte al presidente que tiene 43% de aprobación. Si te hundes, él también: jálalo al mismo pozo de la desaprobación y échalo. Aprovechando tu nueva toxicidad, revela, por ejemplo, que te reuniste con él. No una, sino dos veces y a escondidas.

- ¡Usted es keikista! - ¡Usted también! Imagen: Gestión

– ¡Usted es keikista!
– ¡Usted también! Imagen: Gestión

No importa que luego Vizcarra te deje peor y exponga que inicialmente tú le pediste que las citas fueran reservadas. Ni que diga que te negó una tercera reunión o que pides combatir la anemia pero que al mismo tiempo solicitas la cabeza de la ministra de Salud. Quedarás como una desestabilizadora, traicionera e infidente, pero igual demostrarás que él es tan malo como tú porque se reúne con lo peor de la política, o sea, contigo.

3. Oponte al referéndum

A Vizcarra le sirvió anunciar un referéndum para la reforma del CNM, la eliminación de la reelección de congresistas, la prohibición del financiamiento privado de los partidos y el retorno a las dos cámaras en el Congreso. Su aprobación subió de 27% a 43%. Sin embargo, tú puedes mencionar que NO te opones al referéndum, peeero *inserte aquí excusas para oponerse al referéndum*.

Por ejemplo, declara: “Las reformas en general en nuestro país se tienen que dar, pero pienso que lo urgente es la reconstrucción del norte, cómo mejorar la lucha contra la delincuencia, cómo enfrentar las heladas en la sierra sur del país, cómo generar un mayor crecimiento económico, cómo luchar contra la violencia hacia la mujer, para mí eso es lo urgente” (min. 2:30).

Le puedes meter mucho más populismo anunciando medidas genéricas, pero igual quedará claro que no quieres el referéndum.

4. Dispárate a los pies

Pregúntale a algún topo en la Presidencia del Consejo de Ministros cómo podrías molestar al presidente. Luego atacas al argentino que asesora a Vizcarra porque él impide que se reúna nuevamente contigo y que se acerque al fujimorismo.

Apela a la xenofobia que está de moda. Señala que es extranjero. Como tu papá que tenía doble nacionalidad o como tu esposo que es estadounidense. Olvida si eso es un disparo a los pies. Aclara que tu esposo es yanqui, pero miente con pana. Por ejemplo, precisa que “él no se mete en política” aunque miles de fotos te desmientan.

Aquí podemos ver al esposo gringo de Keiko manteniéndose neutral y no inmiscuyéndose en la política peruana.

Aquí podemos ver al esposo gringo de Keiko manteniéndose neutral y no inmiscuyéndose en la política peruana.

5. Suelta frases para la histrollia

En las entrevistas que brindes, debes sonreír y reír mucho. Da igual si las frases que sueltas solo aumentan tu impopularidad y demuestran que tienes la retórica de Cantinflas, pronúncialas igual. Aquí tienes algunos ejemplos:

“No me opongo a la bicameralidad, pienso que la unicameralidad tiene mayores beneficios”. 

“Las mentiras hay que entenderlas en su propio contexto. Hay atenuantes y agravantes”.

“Todos los congresos del mundo son impopulares”.

“Mi esposo, que tiene nacionalidad peruana, no se mete en política”.

“Las campañas (contra la anemia) para informar a las madres de familia la hacen directamente a través de los centros de salud”.

“Pienso que vivimos en una sociedad conservadora, tradicional y tenemos que ser respetuosos de estas tradiciones. Todavía es muy prematuro y me parece contraproducente introducir temas de ideología de género en los textos escolares”. 

Después de seguir estos cinco pasos, le agregas a tu autosabotaje el engrudo especial y lo metes al horno artesanal. Lo sacas el 2021 y tu popularidad quedará más chamuscada que la de AG.