libertades , noticias , politica , sociedad Martes, 12 junio 2018

ATENCIÓN: una kongresista se mete con la ley de cine para producir su propia fujipelícula de terror

Los fujis aprovechan que la selección graba un nuevo capítulo de la historia futbolística para intentar crear su propia película gore. Doce congresistas de Fuerza Popular firmaron un proyecto que busca (casi casi) escribir los guiones de las pelis que el Ministerio de Cultura premie. Es decir, para que las cintas no cuestionen los crímenes cometidos por el fujimontesinismo.

Composición: Útero.Pe / Diseño: Patricio Lagos

Uno, dos, cierra el LUM; tres, cuatro, controla las pelis; cinco, seis, reescribe la historia; siete, ocho, Keiko Presidenta. Composición: Útero.Pe / Diseño: Patricio Lagos

La propuesta 2987-2017 fue presentada el 8 de junio por la congresista de Fuerza Popular, María Melgarejo. Esto es lo que indica el proyecto ‘para el desarrollo de la cinematografía y el audiovisual peruano’ en su artículo nueve:

“El Ministerio de Cultura convoca de manera anual a Concursos de Cinematografía y Audiovisual con la finalidad de fomentar, promocionar y difundir obras y proyectos cinematográficos y audiovisuales.

Los proyectos seleccionados no podrán incurrir en apología del terrorismo, se considerará un aspecto favorable para la selección de los proyectos que no enaltezcan ninguna forma de abuso, violencia física y/o psicológica u opresión al ser humano”.

No es casualidad que el proyecto mencione el terrorismo y no otros delitos. María Melgarejo y los fujis consideran como “apología al terrorismo” a todo aquello que cuestione los delitos cometidos por las Fuerzas Armadas (FF.AA.) y por el fujimontesinismo durante los 80 y 90.

Composición: Útero.Pe

Composición: Útero.Pe

Hace poco, los fujis, encabezados por la felizmente exactriz Karina Calmet, iniciaron una campaña contra la película La Casa Rosada y la acusaron de hacer apología al terrorismo. Lo único que narraba la película eran los asesinatos de las FF.AA. y de Sendero contra inocentes.

Imagen: Twitter

La actriz que el fujimorismo quisiera en todas sus pelis. Imagen: Twitter

Un dato: La Casa Rosada ganó un concurso del Ministerio de Cultura, juuusto como las cintas que los fujis quieren controlar en su nuevo proyecto.

Obviamente no tienen apoyo

El proyecto de los naranjas es una peli de terror para los especialistas. La Asociación Peruana de Prensa Cinematográfica ha publicado un comunicado que cuestiona la fujipropuesta:

Consideramos que es muy subjetivo y ambiguo el término de apología del terrorismo y que se presta para la censura. (…) Condicionar la actividad creativa a este tipo de supervisión propuesta mermaría la riqueza expresiva de nuestro cine”. 

El crítico de cine y colaborador de este Útero, Alberto Castro, nos comentó que el proyecto le parece “superficial y bastante desinformado sobre la situación del cine”:

“No veo ninguna diferencia con la ley actual, salvo lo de la descentralización y lo del tema de la apología al terrorismo. No se habla de temas que se quería tocar en la nueva ley, como el impuesto municipal en las entradas de cine, la creación del fondo para la filmatografía nacional, la distribución, lo de la filmoteca peruana, etc”.

Lo curioso es que este proyecto busca reemplazar a la ley 26370, la Ley de la Cinematografía Peruana, aprobada por su líder histórico, Alberto Fujimori. Es decir, la Melgarejo es como Gamora intentando destruir a su viejo Thanos.

Además, el Ministerio de Cultura ya había enviado un proyecto en setiembre del año pasado para crear una nueva Ley de Cine.  Dos meses después, la propuesta fue aprobada por la Comisión de Cultura del Congreso. Ahí se quedó, muriéndose del aburrimiento, más que tú cuando ves actuar a Paco Bazán.

En síntesis, quieren una peli distópica para el Perú.