denuncia , discriminación , libertades , noticias , politica , sociedad , videos , violencia Viernes, 18 mayo 2018

GRAVE: el día que Donayre confesó que no solo era amigo de terroristas sino que uno de ellos fue financista de su campaña electoral (VIDEO)

Desde que Edwin Donayre se puso una peluca, imitó el acento colombiano y entró al Lugar de la Memoria a hacer el ridículo capturar fantasmas que pululan en su imaginación (o sea acusar de apología al terrorismo a quien sea), alborotó todo el gallinero político.

Por un lado están aquellos defensores de la razón (sentido común) que están en contra de prácticas macartistas que colindan con la estupidez y por otro están aquellos que quieren intervenir el LUM para contar la historia del Perú de acuerdo con sus intereses políticos. 

Pero a pesar del miedo que intenta infundir el legislador Donayre con el tema de que todos son terrucos menos él, recordaremos con dos videos el día que el propio congresista confesó que tenía amigos terroristas, que concilió con ellos y que, además, uno fue financista de su campaña electoral. 

Donayre amix de terrucos

Todo un loquillo. Foto: El Comercio

Todo un loquillo.
Foto: El Comercio

El primero data del 5 de setiembre del 2014, Edwin Donayre tentaba ser gobernador regional de Ayacucho. La periodista ayacuchana, Rosario Romani, nos trae un megamemorex de cuando el general en retiro confesó que dos de sus compañeros del colegio eran terroristas y que uno de ellos, “el camarada Iván”, era ahora un próspero empresario y que incluso financiaba su campaña electoral.

En esa misma campaña, cinco días después, durante la inauguración de un local de Alianza Para el Progreso en Ayacucho,  Donayre pronunció lo siguiente: “acuérdense que el premio lo va a poner el camarada Iván” y luego, al parecer bromeando, continuó: “(…) terruco yo soy pues, pero arrepentido”.

El propio Raúl Tola, entonces conductor en TV Perú, lo dice clarito: “Donayre hace noticia por su impertinencia”. Bromear sobre el terrorismo en la ciudad que más sufrió el conflicto y hasta ahora sufre sus secuelas no da risa.

Btw, si nos ponemos en modo Donayre, la Dircote (Policía Antiterrorista) debería hacerle algunas preguntas al congresista, sobre todo por el hecho de haber recibido dinero de un exterrorista. Es gracioso que el general y la congresista Foronda tengan tanto en común. Como se puede concluir de la columna de hoy de Marco Sifuentes en El Comercio, los extremos se tocan.