discriminación , educación , libertades , noticias , politica , redes sociales , sociedad , violencia , webeo Viernes, 4 mayo 2018

La Marcha por la Vida es la última organizada por Cipriani y por eso todos están muy locos en redes

Falta un solo día para la última Marcha por la Vida organizada por el copión del cardenal Cipriani. En diciembre, el máximo plagero de la Santísima Iglesia Católica cumplirá 75 años, la edad para que se vaya a su jato a seguir fumando. El papa Pancho tendrá que nombrar a otro hombre (porque jamás a una mujer) en el Arzobispado de Lima. 

Así las cosas, y seguramente motivados por darle a Juan Luis una despedida épica, la organización de la marcha que obliga a los chibolos de colegio parroquial a caminar un sábado por la tarde por el centro de Lima, ha invadido la ciudad con carteles. Pero, justo cuando ya no esperábamos nada de los ultraconservas, siempre logran sorprendernos con sus ocurrencias.

Herejes. Imagen vía: los no sé cuántos jinetes del apocalipsis

Herejes.
Imagen vía: los no sé cuántos jinetes del apocalipsis, ah son 4

Conservas muy loquillos

Sucede que a la vejez viruela con el cardenal Cipriani. ¿Qué? ¿Por qué dices eso? Lo decimos porque parece un marxista de la vieja guardia con sus carteles con mensajes cada día más desatados. Por ejemplo, ahora están promoviendo el HT #GéneroNuncaMás. O sea, ni siquiera puedes hablar de género musical porque ¡¡¡¡¡HIDEOLOJJJJÍA!!!!

Es como cuando los rojetes de antaño nuestros antepasados ideológicos directos hablaban de la maldita burguesía. Pero nosotros, que somos libertinos más que liberales, entendemos por g-é-n-e-r-o-n–u-n-c-a-m-á-s algo así como el despojo de todo aquello que nos identifique con el sexo con el que nacemos. Es decir, el HT #GéneroNuncaMás parece más una consigna creada desde el fondo del corazón de Malena Pichot. O sea, todos pansexuales, genderqueer, sodomitas. 

Pero no es lo único. Otro cartel, que no es marxista pero es muy random, compara un cúmulo de células en el útero de una mujer con las personas afrodescendientes que sufrieron esclavitud. O sea, un grupo de células donde no hay ni latido es comparable con el sufrimiento, la vivencia y la lucha de un grupo de personas en la historia de la humanidad. Por supuesto, la mujer que lleva dentro al grupo de células no es ni mencionada en esta ecuación.

Los carteles obviamente eran resguardados por cha cha cha chan… adivinaron: hombres.

Y justo cuando pensamos que ya eran muy loco todo, otro cartel anunció que violar a un niño o a una niña (de dos años, o un año o un mes de nacida como sale en las noticias) o matarlo a golpes (como también sale en las noticias) no eran tan malo como A B O R T A R. O sea, es preferible que tu embrión se convierta en humano porque si después el párroco de la iglesia lo viola, es mejor que viva cargando el trauma de esa violación antes que el hecho de haber sido abortado. No importa si tiene una vida en la que cada minuto se quiera suicidar (que es una de las secuelas que deja la violencia sexual). Lo importante es vivir.

También hubo algunos usuarios que se tomaron la molestia de contestar a las sandeces la imaginación sin límites de los que están en contra de las mujeres del aborto.

Sigan este hilo de la siempre didáctica Sandra Rodríguez:

Y ya para espabilar un poco el cerebro, hubo quienes optaron por corregir o contestar a algunos de estos carteles. Con memes también.

Sí ¡Con el Útero no se metan oe!

Pro vida, pro muerte.

C E N S U R A D O

No ver esto si te llamas Juan Luis y te apellidas Cipriani:

La marcha de mañana promete. Nosotros solo queremos ver al feto ingeniero. Ojalá haya uno gigante.

Secured By miniOrange