denuncia , discriminación , internacionales , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Miércoles, 31 enero 2018

En Chile también violaron a una niña de nueve años pero la historia tuvo un final justo

En este útero hemos contado la historia de la niña puneña que fue violada por su padrastro y luego dio a luzSi bien la ministra de la Mujer ya declaró que seguirá el caso, el Congreso se mantiene en absoluto silencio. Con excepción de algunas parlamentarias izquierdistas, el resto no muestra interés alguno en hallar una solución al problema.

Hace algunos años, el mismo caso se dio en Chile. Una niña de nueve años también fue violada y también fue forzada a ser madre. Sin embargo, la reacción del gobierno fue distinta. Y los cambios actuales nos dicen que deberíamos seguirlos.

1. El caso chileno

En el 2005, una niña chilena de 9 años quedó embarazada producto de la violación que sufrió a manos de su padrastro. El caso es casi idéntico al peruano: ambas niñas fueron violadas por su padrastro, ambas madres trataron de ocultar el crimen y ambas víctimas fueron trasladadas a un albergue. La gran diferencia radica en que el caso chileno generó tanta indignación que el gobierno de ese país volvió a poner el tema de la despenalización del aborto en agenda. Aquí, hasta ahora, no ha sucedido nada parecido.

“Lo cierto es que, con ríspidos argumentos de ambas partes, el embarazo de la niña de 9 años ha puesto nuevamente en agenda el tema de la restitución del aborto terapéutico. Pero este proyecto fue presentado hace más de diez años y pretende restituir el artículo 119 de la ley modificada en 1989″.

Aclaremos algunos puntos antes de continuar. En el 2005, en Chile era ilegal practicar cualquier tipo de aborto incluyendo el terapéutico. El gobierno chileno era tan severo que incluso cuando se comprobaba que los niños no sobrevivirían, los médicos no podían interrumpir el embarazo. En el 2002 se hizo popular el caso de Gladys Pavéz, mujer que fue obligada a tener un niño sin pulmones ni riñones que solo vivió seis horas. En el Perú, el aborto terapéutico es el único que puede practicarse.

Chile marchó durante muchos años a favor de la legalización del aborto. Foto: Diario Chaco

Chile marchó durante muchos años a favor de la legalización del aborto. Foto: Diario Chaco

La violación de la niña chilena ocasionó que el Congreso vuelva a discutir la despenalización del aborto en todas sus circunstancias. En 1991 se presentó un proyecto de ley para legalizar el aborto terapéutico, pero la derecha conservadora se opuso. En el 2003 se presentó un nuevo proyecto y se discutió al año siguiente, aunque volvió a ser archivado por el parlamento.

En el 2005, uno de los mayores opositores a la legalización del aborto terapéutico en Chile fue el cardenal chileno Jorge Medina, el Cipriani de ese país, quien “envió una bendición al niño” y aseguró que “no hay aborto posible”. Todos, excepto la víctima, decidieron que tenga el niño. Pero doce años después, la situación cambiaría por completo.

2. Aborto y seguro bajo tres causales

En el 2015, el Congreso peruano archivó el proyecto de ley que despenalizaba el aborto en casos de violación. El congresista aprista Javier Velásquez Quesquén, los parlamentarios fujimoristas Martha Chávez, Luz Salgado, Aldo Bardales y Julio Gagó y el congresista pepecista Javier Bedoya, todos exmiembros de la Comisión de Constitución, mandaron el proyecto al archivo.

Este cuadro resume la situación del aborto en Latinoamérica en el 2015

fffff

Hace tres años, los únicos países que permitían el aborto terapéutico, por inviabilidad fetal y por violación eran Colombia, Cuba, México y Uruguay. Chile prohibía en aborto en los tres escenarios. Perú solo permite (hasta hoy) el aborto terapéutico. Ilustración: mileschile.cl

Si bien el cuadro demuestra que Chile se encontraba en peor situación que el Perú en el 2015, todo cambió en agosto del 2017 cuando el Congreso chileno aprobó la ley que despenaliza el aborto en tres causales:

  • Cuando la vida de la madre corre peligro o el embarazo afecta gravemente la salud de la madre.
  • Cuando existe inviabilidad del feto.
  • Cuando el feto es producto de una violación sexual.

No fue fácil conseguir que la ley se apruebe. Al igual que ciertos congresistas peruanos que agreden a Condorito o que aseguran que la lectura ocasiona alzheimer, los parlamentarios chilenos también se opusieron a la legalización del aborto con afirmaciones absurdas. El medio web El Desconcierto de Chile recopiló algunas de esas ridículas frases sustentadas por congresistas chilenos.

Podríamos decir que el Gobierno Militar o dictadura, como quieran llamarlo, mataba a las personas grandes. Ustedes las matan antes de nacer. ¿Cuál es la diferencia entre esos dos crímenes? (Manuel García, diputado RN)

A pesar de las oposiciones, la presidenta Michelle Bachelet encabezó la ceremonia de la promulgación de la ley del aborto y anunció que la regulación entraría en vigencia en diciembre del 2017.

f

Histórico. Foto: CNN Chile

La ley, contrario a lo que puedan pensar algunos conservadores, tiene claras especificaciones. 

  • La ley implica la adecuada confidencialidad y la garantía de que el procedimiento se realizará en condiciones seguras.
  • Si el caso involucra a menores de edad, habrá adultos que las ayuden a decidir, pero serán determinados por la niña.
  • Todas las mujeres tendrán derecho a un programa de acompañamiento, que sólo podrá realizarse si ellas lo autorizan.
  • Toda mujer que se encuentre en una de las 3 causales debe ser atendida oportunamente, cuando se presente un caso de objeción de conciencia.
  • Si la vida de la mujer peligra, un profesional objetor de conciencia no podrá excusarse de realizar la interrupción del embarazo.

En nuestro país, la situación no ha cambiado mucho desde que el Congreso archivara en el 2015 el proyecto de ley que despenalizaba el aborto. En el 2016, el Frente Amplio (cuando aún no se partía) presentó el proyecto de ley 387 que despenaliza el aborto en casos de embarazos por violación sexual. 

¿Por qué no se aprueba este proyecto hasta ahora? Sospechamos que la bancada mayoritaria, aquella que mantiene una alianza con movimientos evangélicos ultrarradicales, aquella que mantiene a Beatriz Mejía, vocera de #ConMisHijosNoteMetas, como ponente de sus seminarios de “empoderamiento de la mujer”, aquella que salió a protestar en contra de la “ideología de género”, no estará muy dispuesta a permitir que las mujeres y las niñas abusadas sexualmente tengan el derecho a elegir. Ya es hora de cambiar.