corrupción , denuncia , economía , internacionales , libertades , noticias , sociedad , violencia Jueves, 30 noviembre 2017

Desde Bolivia llega una increíble historia que implica al poderoso Banco de Crédito y al mismísimo Dionisio Romero Seminario

Psstt:

Para esta nota incluimos un comunicado que el Banco de Crédito emitió en Bolivia, en el que se defiende de las acusaciones en su contra. Sin embargo, la actualización de este caso que el BCP ganó en el Poder Judicial de ese país no fue consignada por este medio, por lo que pedimos las disculpas respectivas y colocaremos, al final de esta publicación, la respuesta que el BCP Perú solicitó incluir en este post.

*******

Sobre uno de los grupos económicos más poderosos de nuestro país se han tejido historias macabras. Desde que la familia Romero hiciera un golpe tomara el control del Banco de Crédito del Perú durante la dictadura del general Francisco Morales Bermúdez, nuestro país no fue el mismo.

Dionisio Romero Seminario, expresidente del Grupo Romero, es considerado un revolucionario de la banca, qué duda cabe. Sin embargo su vida, que ha sido documentada en varios libros como los de Francisco Durand, se desarrolla entre el éxito y el misterio.

Por ejemplo, su reunión clandestina con el exasesor de Alberto Fujimori, Vladimiro Montesinos, le costó al BCP unos 12 millones de soles en impuestos en un juicio que interpuso la Sunat y que hasta ahora va ganando.

El Grupo Romero, desde que Dionisio padre asumiera el mando, ha extendido sus fronteras más allá de Tumbes y más allá de Tacna y Puno. El dinero, como las historias de terror, tampoco son ajenas a este salto internacional.

Este relato que presentaremos a continuación envuelve nuevamente al poderoso grupo en el ámbito judicial y tiene lugar en Bolivia, donde jueces, fiscales y otras autoridades se han visto acusadas por favorecer al banco en un juicio millonario interpuesto por personas naturales quienes acusan a la entidad de haberles robado más de 30 millones de dólares.

Sentado en un banco de oro. Imagen: Útero.Pe

Sentado en un banco de oro.
Imagen: Útero.Pe

El caso Marcelo Urbach

Hace más de cinco años, Marcelo Urbach era ahorrista o participante del Credifondo SAFI, que es una entidad de propiedad del BCP de Bolivia. En su cuenta había millones de dólares pero de pronto fueron desapareciendo poco a poco. Es aquí donde empezó el infierno para él y otros ahorradores.

  • Fueron 36 millones de dólares los supuestamente sustraídos de la cuenta de este señor.

Ante la desesperación, Urbach Treiger publicó una especie de panfleto en el que explicaba que para desfalcar sus cuentas los ejecutivos del banco hicieron lo siguiente:

  • 150 cheques de gerencia girados ilegalmente por ellos.
  • 70 transferencias ilegales lavando dinero utilizando mi nombre.

Este enfrentamiento directo contra el banco provocó que todos le cayeran encima a Urbach Treiger. Lo denunciaron por el delito de sabotaje y actualmente purga prisión en una cárcel en Bolivia.

La denuncia contra el BCP indica que ejecutivos de la entidad Raúl Mariaca, Ronald García y Sonia Krisul Andrade falsificaron documentos para sustraer el dinero. La notaria Silvia Noya, quien legalizó los poderes también ha sido denunciada. Según los medios bolivianos, algunos directivos cuya firma figura en los documentos no se encontraban en Bolivia para las fechas indicadas.

Junto con Urbach han sido denunciados otros ahorristas afectados como Cristina Pareja, Marianella Cerball, Viviane Vargas, entre otros. El caso es tan maleado que:

La Defensoría del Pueblo en Bolivia se ha pronunciado

Este es el Harvey Dent de Bolivia, David Tezanos. Imagen: captura Página Siete

Este es el Harvey Dent de Bolivia, David Tezanos.
Imagen: captura Página Siete

En un informe defensorial de enero de este año, el encargado de esa entidad boliviana, David Tezanos Pinto, les dio la razón a los denunciantes y conminó a las autoridades de su país mayor celeridad en este proceso en el que hay hasta exjueces detenidos bajo sospecha de haber favorecido al banco. También detectó irregularidades en la detención de Urbach y en las de otros afectados, vulnerando su derecho al acceso de justicia.

“Tezanos Pinto observó además el hecho de que las autoridades judiciales del caso estén implicadas en el proceso por el delito de consorcio de jueces y abogados,  varios de ellos ahora detenidos preventivamente:  la exjueza Lía Cardozo; los exvocales Fernando Ganam, Ricardo Chumacero Tórrez y Ramiro López; el exjuez  Ricardo Maldonado”.

Después de emitido este informe:

El BCP se defendió en un comunicado

Según los medios bolivianos, el banco emitió un comunicado en el que aclara que la Defensoría del Pueblo nunca se comunicó con ellos para conocer sus descargos y que los procesos en contra de los afectados siguen su cauce regular.

Finalmente, respecto a la supuestas ilegalidades en su funcionamiento, el banco afirmó que “el BCP opera hace 23 años, autorizado y regulado por la Autoridad del Sistema Financiero ASFI”.

Este lío judicial entre personas naturales y el poderoso Banco de Crédito duró varios años en Bolivia y culminó con sentencias favorables a la entidad financiera; sin embargo, hace poco se involucró al expresidente del banco, Dionisio Romero Seminario.

El pedido al fiscal

El empresario Dionisio Romero Seminario también ha sido incluido en este caso. Por esa razón, el 20 de noviembre que pasó, tres de las afectadas, Marianella Cerball, Vivianné Vargas y Cristina Pareja, han extendido un pedido al fiscal Marcelo Lea Plaza Aliaga, para que solicite a la Policía Internacional (INTERPOL) active la circular roja contra Romero Seminario. De este modo se busca su captura para que sea llevado ante la justicia boliviana.

Imagen: Útero.Pe

Este es un pedido realizado por personas naturales. Se recibe en mesa de partes pero no tiene un rango judicial. Imagen: Útero.Pe

Esta historia tiene para rato, aunque ningún otro medio en el Perú publicará al respecto.

RESPUESTA DEL BCP PERÚ

Con respecto a una nota periodística publicada por el medio Útero.pe sobre controversias judiciales con dos personas en Bolivia que involucran al BCP, informamos lo siguiente:

1. Sobre el caso del señor Marcelo Urbach, quien fuera cliente de una subsidiaria del BCP Bolivia, es importante aclarar que en 2006 se le comunicó el cierre de sus cuentas por tener operaciones sospechosas que fueron reportadas ante las autoridades bolivianas. Cuatro años después, el señor Urbach emprendió una campaña de desprestigio y 5 procesos judiciales contra el BCP Bolivia, todos los cuales fueron declarados infundados o rechazados.
2. El BCP Bolivia inició un proceso penal contra el señor Urbach por falsedad ideológica y material y por la comisión de delitos financieros previstos en la legislación de Bolivia. En julio de este año, el Poder Judicial boliviano lo condenó a 3 años de prisión efectiva por los delitos de falsedad. El Sr. Urbach cumplió 2 años de su condena en el penal San Pedro, en La Paz y hoy goza de libertad condicional sujeta a evaluación de su juzgado de sentencia.
3. Sobre el caso de la señora Marianella Cerball, es necesario aclarar que ella interpuso distintas acciones judiciales contra BCP Bolivia a raíz de que el banco recurrió a los tribunales para cobrar una deuda que ella tenía pendiente de pago. La justicia boliviana ha fallado a favor del BCP en todos estos casos.
4. La carta que recoge la nota de Útero.pe en la que la señora Cerball solicita a la fiscalía boliviana que pida a la Interpol la orden de captura internacional del señor Dionisio Romero Seminario ya ha sido desestimada por la autoridad competente. No existe ninguna solicitud ni requerimiento de la Policía boliviana ni del Poder Judicial de ese país ni de la Interpol.

Lima, 30 de noviembre de 2017