corrupción , denuncia , economía , narcotrafico , noticias , politica Miércoles, 22 junio 2016

ROCHE: Los vladivideos de los “dueños del Perú”, una historia de impunidad

Según el libro Historia de la corrupción en el Perú, del historiador Alfonso Quiroz, mirándolo desde un ángulo positivo, la época más fructífera para el saqueo, el latrocinio y la pendejada fue durante el decenio en el que Alberto Fujimori Fujimori ocupó el cargo más importante del país.

Miles de millones de soles salieron de nuestras arcas. No es cuento. Tampoco es odio. Hay centenares de videos grabados en la infame sala del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) -y en otros lugares ocasionales- que demuestran los niveles de corrupción hasta el vómito.

Así como hay cientos de videos, los personajes que aparecieron en algún momento sentados en los míticos sillones de cuero del SIN, también se cuentan en centenas. Desde directores y dueños de medios de comunicación, pasando por congresistas de la República, caseritos como Álex Kouri y altos mandos de las Fuerzas Armadas, también vimos desfilar a grandes empresarios, vestidos en impecables ternos, acordando favores y otras cosas más con quien fuera el más grande articulador de la corrupción en el Perú, Vladimiro Montesinos Torres.

Si te vi no me acuerdo. Imagen: Útero.Pe

Si te vi no me acuerdo.
Imagen: Útero.Pe

En ese sentido, hemos traído a la memoria los casos que no volveremos a ver en ningún medio de comunicación de masas porque esta pequeña lista coloca el dedo en la llaga del corazón de la economía del país y rememora la actuación -más que deplorable- de los máximos representantes del empresariado cuando la corrupción campeaba en el país.

1. Bertini y el salvataje al banco Wiese

En noviembre de 1999, el gerente general del Banco Wiese, Eugenio Bertini, acudió a una reunión en las salitas del SIN para conversar con Vladimiro Montesinos. De este encuentro se desprenden varios hechos que terminaron en los juzgados penales.

  • El primero de ellos es que Bertini y otros funcionarios del banco fueron acusados de ayudar a Montesinos a trasladar 10 millones de dólares de sus cuentas en la entidad hacia las bóvedas en el paraíso fiscal del Gran Caimán.
  • El segundo es que con la venia de Alberto Fujimori se aprobó un Decreto de Urgencia para que el Banco de Lima “comprara” acciones en el Banco Wiese, cuando este último pasaba por un problema económico, de modo que con esa jugada evitaban su quiebre. Todo esto se realizó pese a una deuda que el banco  mantenía con el Estado. A este tipo de hechos es lo que se le llamó las “leyes con nombre propio”, muy frecuentes durante el autoritarismo.

Pero para mejor entendimiento, vayamos por partes.

Una de las pocas fotos que encontramos de Bertini en Internet. Foto vía: La República

Una de las pocas fotos que encontramos de Bertini en Internet.
Foto vía: La República

Entre abril de 1999 y principios del 2001, Montesinos colocó a su hombre de confianza, Juan Guillén, como miembro del Tribunal Fiscal, oficina que es dependencia del Ministerio de Economía y Finanzas, y donde se resuelven distintos casos de corte tributario.

Así lo explicó la periodista Sonia Suyón en un reportaje para la revista Caretas en el 2001.

“El TF tiene jurisdicción a nivel nacional para la resolución de controversias de naturaleza arbitraria de todos los impuestos (…) Todos los fallos y multas impuestas por la SUNAT apelados por los contribuyentes pasan al TF, que los resuelve en última instancia”.

(Aquí puedes ver el video de Bertini y Montesinos, gracias al gran trabajo del Lugar de la Memoria que ha colgado más de 150 vladivideos cuya transcripción también podrás encontrarla en su página web en los próximos días).

Continuando con la historia, Montesinos le enseña a Bertini los expedientes que estaban en manos del TF, sobre la deuda del banco Wiese con el Estado que estaba en proceso de resolución. El “doc” le da banquero el número de los expedientes y le ofrece “aguantar las resoluciones”. Todo eso con la condición de que apoye con un crédito a América Producciones de José Francisco Crousillat, quien también llegó a ese encuentro. Aunque al principio se mostró renuente, Bertini finalmente accedió.

Ala qué warrior ¿y en qué quedó el chongo?

Después de las acusaciones que mencionamos al principio de esta historia, Bertini fue absuelto por la sala B del Poder Judicial para casos de corrupción, que integraban María Zavala Valladares (que luego fue ministra de Justicia de Alan García), Roberto Barandiarán e Iván Sequeiros, quienes también absolvieron a Álex Kouri y Alfredo Zanatti. (ejem ejem)

Entre julio y agosto de 1999 se ve el tema del salvataje. El congresista -hoy fallecido- Javier Diez Canseco fue uno de los más enérgicos en denunciar este hecho, aduciendo la existencia de un plan para salvar el Banco Wiese con leyes con nombre propio.

La solución era fusionarse con el Banco Lima Sudameris y este camino se facilitó con la intervención del gobierno de Fujimori y el Decreto de Urgencia firmado por Víctor Joy Way.
El citado decreto permitió el aval del Estado y que los accionistas del Wiese entregasen los activos en cumplimiento de un Reglamento Operativo del Programa de Rescate que nunca se publicó en el diario oficial El Peruano.

Diez Canseco denunció a Bertini junto con todos los dueños del banco:

Diez Canseco ha presentado denuncia constitucional contra el ex ministro Joy Way por su participación en la ilegal operación y ha denunciado ante la Cuarta Fiscalía Anticorrupción a Augusto de la Puente Wiese, Bertini, Susana de la Puente Wiese, Gonzalo de la Puente Lavalle, al ex superintendente Martín Naranjo, y a Carlos Paredes Lanatta, entre otros.

Años después, la Segunda Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema dijo que no había mérito para llevarlos a juicio oral y dispuso el archivo definitivo del caso.

Todo se recicla transforma

El Banco Wiese fue comprado por el Scotiabank en el 2005.

Susana de la Puente, una de las denunciadas, apareció luego haciendo el trencito con el expremier Salomón Lerner en una fiesta profondos por el NO a la Revocatoria de su prima, Susana Villarán de la Puente. Año 2013.

Todo es felicidá. Foto: Revista Velaverde

Felicidá.
Foto: Revista Velaverde

2. Caso Lucchetti

En enero de 1998, el ejecutivo de la empresa chilena Lucchetti, Gonzalo Menéndez, acudió a las instalaciones del SIN. Por esa época, la empresa mantenía un litigio con la alcaldía de Lima, dirigida por el fallecido Alberto Andrade, por haber construido -sin estudios de impacto ambiental- su planta en los Pantanos de Villa en Chorrillos, zona que es considerada como reserva natural. Después de esa reunión, el Poder Judicial falló a favor de Lucchetti, luego se descubrió que la empresa había donado más de 200 mil dólares a la campaña presidencial de Alberto Fujimori para las elecciones del 2000.

No hemos podido ubicar el vladivideo de Menéndez pero este comercial de Lucchetti en los 90 explica muy bien la situación por la que la empresa estaba pasando.

¿Qué pasó cuando cayó el régimen?

Montesinos fue sentenciado en el 2005.

El ex asesor presidencial, confesó su responsabilidad por movilizar sus tentáculos en el Poder Judicial de 1998 para beneficiar a tres directivos de la empresa Lucchetti en el litigio que sostenían con la Municipalidad de Lima para la construcción de su planta industrial en una zona ecológica de Chorrillos.

¿Y los de Lucchetti?

Un año después el Poder Judicial declaró su caso prescrito.

La Primera Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema, presidida por el vocal Robinson Gonzales Campos, declaró prescrito el proceso judicial contra el empresario chileno Andrónico Luksic, por recibir favores judiciales de Vladimiro Montesinos a fines de los años 90.

Andrónico Luksic, dueño de Lucchetti, muchos años después. Imagen: radiovillafrancia.cl

Andrónico Luksic, dueño de Lucchetti, muchos años después.
Imagen: radiovillafrancia.cl

¿QUÉ? ¿No les pasó nada?

Nadita de nada. Se la llevaron facilito como los de la Apdayc. Pero aquí hay algo que vale la pena aclarar.

La corte que declaró la prescripción estaba presideida por Robinson Gonzales…

mmmm me suena

Este mismo.  Imagen: captura El Comercio

Este mismo.
Imagen: captura El Comercio

La sala también estaba integrada por César Vega Vega, acusado de filiaciones apristas, Javier Villa Stein, el que odia a los caviares, entre otros.

3. Dionisio Romero Seminario

Es posible que este caso sea el que más suspicacias, dudas e indignación ha generado en quienes logran conocerlo a fondo.

Un hombre con suerte, sino pregúntenle a Francisco Morales Bermúdez. Foto vía: ejerciciosdelamemoria.blogspot.com

Un hombre con suerte, sino pregúntenle a Francisco Morales Bermúdez.
Foto vía: ejerciciosdelamemoria.blogspot.com

Existen varios videos de uno de los más grandes empresarios peruanos sentado en la infame salita del SIN, al lado de uno de los corruptos más grandes de la historia del Perú. Dionisio Romero Seminario acordaba muchas cosas en ese lugar, incluso obedecía las sugerencias que el ‘doc’ le daba, como por ejemplo, con qué palabras declarar sobre coyuntura en entrevistas en medios locales, qué decir sobre qué personaje ¿a cambio de qué?.

El video que colocamos en esta parte del post, data de una reunión el 14 de junio de 1999, entre el entonces máximo líder del poderoso Grupo Romero -dueño de bancos, administrador de puertos, dueño de navieras, almacenes, entro otros-, junto con generales de las Fuerzas Armadas y Vladimiro Montesinos.

Vamos a colocar la transcripción del video para el mejor entendimiento -y posterior jalada de los pelos-  del tema.

Advertencia: lo que leerás a continuación puede dejarte sin aliento

Vladimiro Montesinos:

Vamos a conversar con él. El otro punto es que habiendo plena coincidencia y posición ya formal de las personas (ininteligible) que estamos en la trinchera, nosotros le pediríamos y quedamos que eso también se traduzca, digamos, no tanto en el tema del dinero, de apoyo económico, en declaraciones. Por ejemplo que le preguntaran en algún momento, le dijeran y usted qué opina que Andrade debe continuar en la alcaldía, usted se siente, pues, una opinión, buen alcalde el pueblo lo ha elegido por cuatro años, y estimamos que el señor debe terminar su mandato y no debe, cómo se llama esto, al haber sido elegido habiendo prometido confirmar cuatro años porque cuando él prometió dijo, yo puedo decirlo y a mí me lo ha garantizado, de que no va ser Presidente de la República y va ser alcalde.Y entonces, el tema está de que si él está, más gente tiene Lima abandonada porque está todos los días viajando para acá viajando para allá, entonces (7) dejando la ciudad cuando tenemos un tráfico terrible, tenemos la basura también terrible; como opinión tuya en ese sentido un peso fundamental, ya genera una corriente de opinión desde el empresariado, o sea…

Dionisio Romero

En El Comercio.

Vladimiro Montesinos:

En “El Comercio” puede ser, “El Comercio” que es un diario serio o en “Expreso”.

Dionisio Romero:

En “Expreso” tengo que hablar porque sacan cojudeces, sino puras mentiras, el domingo todo lo que sacan es una foto, con un artículo que todo es mentira.

Vladimiro Montesinos:

La otra figura esto, yo te organizo el tema de la entrevista con “El Comercio” o con el mismo “Expreso”, que te manden el cuestionario por escrito, te organizo así. Entonces, nos sale una cosa, donde tú hablas sobre estos temas, te preguntan sobre el asunto de Andrade y efectivamente es una persona que a mí me ha dicho que no va a ser Presidente, yo creo en su palabra, además Lima lo ha elegido, lo necesita como Alcalde.

¿Vladi le dictaba lo que debía decir a Dionisio? ¿Como a Laura Bozzo?

La entrevista se dio y fue publicada unos días después, el 23 de junio en Expreso. La preocupación del régimen era el ascenso de la popularidad de Alberto Andrade, quien se perfilaba como candidato presidencial que enfrentaría a Alberto Fujimori en el 2000.

Dionisio Romero y el caso Hayduk

Cuando salió a la luz el escándalo de los 353 kilos de droga camuflada en harina de pescado propiedad de la empresa Hayduk de Eudocio Martínez “olluquito”, el máximo representante del Grupo Romero vio sus intereses peligrar. Sucede que el Banco de Crédito y otros bancos, le habían prestado dinero al empresario por una suma que ascendía a unos 80 millones de dólares.

El mismo Romero declaró que las razones por las que decidió llamar al tío Vladi. Le planteó a Montesinos que se separe a la empresa de la situación legal de los propietarios, por lo que propuso a “administradores judiciales” en Hayduk. Y lo consiguió.

Dionisio Romero y la avioneta para la fuga del ‘doc’

Así lo contó La República:

Romero también dijo que el ex ministro de Economía Carlos Boloña lo presionó para que le alquile su avioneta en la cual el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos Torres pudiera viajar a Panamá. “El 22 de setiembre del año pasado un funcionario del Ministerio de Economía, a quien yo no conocía, me llama y solicita que ponga a disposición del gobierno mi avioneta. Esta petición se produce a instancias del ministro de Economía de entonces, Carlos Boloña, y con conocimiento del presidente de la República”, señaló Romero. Agregó que él mismo autorizó el vuelo, pero que ante las dificultades para encontrar un país que recibiera como asilado a Montesinos, estuvo a punto de desistir. El vuelo de todas maneras se realizó el 24 de setiembre, llevando a Montesinos, su pareja Jaqueline Beltrán y a Manuel Túllume Gonzales a Panamá. “Tengo que decir que en algún momento, ante las continuas demoras del vuelo, dudé en autorizar su despegue, pero ante las fuertes presiones del propio ministro Boloña, cedí el avión”, señaló. Subrayó que en esa época “no existía ninguna orden de detención ni captura contra Vladimiro Montesinos, y que la avioneta está a disposición de cualquier persona que la quiera utilizar, previo pago de un importe comercial. El costo del alquiler de la avioneta fue de 27,118.64 dólares más impuestos, que canceló Túllume.

¿Qué le pasó a Dionisio Romero después de todas las reuniones en el SIN?

Nada. Nadita. Absolutamente nada.

Al empresario primero lo juzgaban -por el delito de tráfico de influencias, entre otros delitos- los magistrados de la sala A anticorrupción del Poder Judicial, en las que eran miembros la jueza Inés Villa Bonilla e Inés Tello. La defensa de Romero recusó a Tello bajo el argumento de que mantenía una deuda con el Banco de Crédito.

Increíblemente el Poder Judicial creó una sala “especial” para que  lo juzgaran y a otros “reos libres”.

“mediante una controversial Resolución Administrativa N° 024-2004-CE-PJ (El Peruano, 3 de marzo del 2004), el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial creó la tercera Sala Superior Anticorrupción y dispuso que “asuma principalmente el juzgamiento en procesos con reos libres o en los que existen varios acusados y sólo uno de ellos se encuentra en cárcel” (artículo 2)”.

Cabe recordar que fue durante el decenio fujimontesinista que el Grupo Romero logró la adjudicación del puerto de Matarani,  por ese hecho fue también acusado por fraude

*****

Nos encantaría culminar este doloroso memorex con una frase que nos suba la moral, pero no la encontramos. Lo que sí hemos hallado es una canción, eso sí.