discriminación , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia , webeo Lunes, 11 julio 2016

15 videos de gatitos que te alegrSTAAAPPP ¿cómo que alguien reniega de los colectivos de mujeres?

Las redes sociales han revolucionado la visión que teníamos de la humanidad. Ahora es mucho más fácil saber qué es lo que está sucediendo a kilómetros de distancia, sobre todo si son malas noticias, obvio. Twitter, Facebook y otras redes sociales, que permiten informar en tiempo real, han contribuido a esta revolución.

Es por eso que, a diferencia de hace unos años, es mucho más fácil comunicar una idea, un pensamiento o, más importante, una noticia a nivel mundial. Sin embargo, no todas las cosas que se ven en redes sociales son verdad, no todas contribuyen a mejorar las sociedades y ninguna está exenta del error, la mentira o la estupidez o todo junto.

Spoiler. Imagen vía: nuevamujer,com

Spoiler.
Imagen vía: nuevamujer,com

Es en ese sentido que, mientras veíamos unos videos en Facebook sobre bromas en Internet en pleno horario laboral (es educativo, lo juro), nos cruzamos con un post que estaba siendo compartido por varios amiguitos.

ADVERTENCIA: el nivel de horror de este post supera el de súpersayayín, ten cuidado al leerlo

Oh, mira, esto tiene sentido ¿KHÁ? ¿kháma kha na? *machirulos desmayados en 3,2,1...* Imagen: captura Facebook

Oh, mira, esto tiene sentido ¿KHÁ? ¿kháma kha na? *machirulos desmayados en 3,2,1…*
Imagen: captura Facebook

Pero señor Útero, nO bemOzZ naDa de malO, ez más, creO k la chiCa tienE rassÓn ¿Por khé exagerAs, ah?

Para quienes aún les cuesta entender por qué existen colectivos de mujeres que continúan reclamando algo llamado igualdad de género, que tiene que ver con la equidad de oportunidades que pasan por cosas tan básicas como ganar el mismo sueldo haciendo exactamente lo mismo, y otras cosas más, es muy posible que lo que la chica Vanesa Vallejo ha escrito tenga un poquito de sentido.

Pero, en este útero, vamos a ir pasito a pasito para que todos comprendamos por qué las afirmaciones de ese post son erradas.

1. Pobrecitos

Atención con este primer párrafo:

No conozco el primer ken que no sea guapo, ni el primer superhéroe gordo. Sin embargo, no veo colectivos de hombres pidiendo que hagan muñecos gordos y superhéroes feos, con el argumento de que viven demasiada presión social y que hay que tumbar estereotipos de belleza “dañinos”. No he visto gordos sacando campañas para que las mujeres empecemos a creer que estar pasado de peso es algo lindo. Ni exigiendo que se contraten modelos de pasarela obesos.

En esta parte podríamos explicar millones de cosas sobre la belleza y su concepto, sobre por qué lo que viene de occidente es el paradigma de lo que debe ser considerado bello y mucho más. Sin embargo, vamos a pasar por alto esa parte del discurso -que de arranque ya genera preguntas- para analizar lo que sigue.

¿Por qué no vemos colectivos de hombres “feos y gordos” usando el argumento de la presión social?

Esta pregunta es, aunque sencilla de responder, bastante recurrente. La respuesta es que el hecho de ser “gordo” o “feo” no es una razón para que a un hombre lo puedan contratar para un trabajo. Tampoco vemos a hombres siendo criticados o menospreciados en televisión por su apariencia, ni mucho menos vemos a un hombre siendo insultado, por su apariencia, desde un automóvil mientras camina por la calle.

Para muestra, hace poquito nomás en plena campaña electoral y a nivel nacional, un reportero de Punto Final llamado Roberto Ramírez, preguntó una serie de estupideces cosas incomprensibles a la entonces candidata presidencial del Frente Amplio, Verónika Mendoza. Una de esas preguntas fue “¿Por qué te llamas Verónika con K?” y la otra, más nociva, fue ¿Has subido de peso?

¿Quéee? ¿Y a quién le importa su peso?

No, no es broma, incluso el chico Roberto habló con un cirujano estético para “analizar el peso de Verónika”.

Está demás decir que la pregunta tiene una fuerte carga de normalizado machismo. Verónika pudo responder “¿y a ti qué te importa oe?” y cortar la transmisión con el limitado reportero, pero fue más paciente que este útero y explicó brevemente que en campaña se come bien, DUH.

Ok. Vamo a calmarno

Ahora, volviendo al tema y analizando lo que acabamos de ver, se trató de un hombre cuestionando a una mujer por su apariencia física.

El problema aquí es que se pone sobre el tapete, como tema de exposición en televisión nacional, el peso y la apariencia de una mujer y no porque sea candidata, sino que ese tipo de libertades suelen ser normales porque se trata de una mujer y a las mujeres hay que juzgarlas por su apariencia física porque todo el mundo lo hace porque “es normal”. ¿Saben cómo se le llama a este fenómeno? se llama ma-chis-mo.

Oye pero una vez vi que ponían fotos de Vin Diesel y el lobo de Crepúsculo gordos

Sabía que me dirías eso, pero concéntrate y dime ¿Qué nace con estos cuestionamientos sobre el cuerpo de una mujer más que sobre el de un varón? Las consecuencias saltan a la vista. Según cifras a nivel mundial, hay más mujeres que hombres que sufren de anorexia o bulimia.

En España es más frecuente un desorden alimenticio durante la adolescencia, además:

Solo entre el  5 – 10 % de los afectados son hombres y en éstos se da con más frecuencia la bulimia o el síndrome por atracón que la anorexia nerviosa, aunque también entre ellas es superior la prevalencia de bulimia.

Mientras tanto, según las cifras que arroja el Ministerio de Salud de nuestro país, de cada 10 personas con problemas alimenticios en el 2014, nueve eran mujeres:

Estos males suelen aparecer más entre los 12 y 17 años, aunque hay menores de nueve que los padecen. También se ha comprobado que de cada diez pacientes, nueve son mujeres. Además, existe un 80% de probabilidades que estos problemas vuelvan a aparecer.

En lo que va del 2014 se han presentado 1,062 casos de trastornos alimenticios en general. El año pasado, estos llegaron a 2,258 de los cuales 743 fueron anorexia y 395 bulimia.

La bulimia y la anorexia llevan a una persona hasta la muerte. De cada 10 que sufren esos trastornos 9 son mujeres. Nueve mujeres está propensa a morir porque en nuestra sociedad las juzgan por su apariencia.

Ahora, pregúntate una vez más ¿sabes por qué no vemos a colectivos de hombres reclamando? ¿Sabes por qué sí existen movimientos de mujeres? Por esas cifras que son alarmantes, porque las mujeres son las más afectadas.

Este mismo patrón estadístico, donde las mujeres son las más afectadas siempre, se repite en otros casos más, como:

  • Acoso sexual.
  • Acoso laboral.
  • Acoso callejero.
  • Violaciones sexuales (incluso las que se cometen dentro del matrimonio).
  • Rechazo laboral: cuando te botan porque saliste embarazada o cuando no te contratan porque eres mujer y puedes salir embarazada.
  • Maltrato doméstico (hay más hombres maltratando a las mujeres que mujeres maltratando hombres).
  • Crimen de odio: cuando un hombre mata a una mujer porque “le fue infiel”. Cuando un hombre le echa ácido en la cara a una mujer por el simple hecho de serlo.

Podríamos seguir enumerando centenares de ejemplos y cifras estadísticas de por qué la mujer la tiene más difícil que el hombre en este mundo, tanto que hasta las actrices de Hollywood salen a protestar para que les paguen igual que a sus pares varones. En nuestro país, apenas el siglo pasado tuvimos derecho al sufragio y eso ya es decir demasiado.

We can do it, versión peruana. Ilustración: Shila Alvarado

We can do it, versión peruana.
Ilustración: Shila Alvarado

Ahora, volveremos a hacer la pregunta ¿tienes idea de por qué hay tantos colectivos de mujeres feministas reclamando igualdad?

2. Orgullo XY

Volviendo al post en Facebook que provocó esta explicación que pensábamos sería breve, la chica Vanesa remata su discurso así:

“No, los hombres no están perdiendo el tiempo en eso. Ni se organizan para volverse un lobby súper poderoso de gente resentida. Hay muchas cosas que muchas mujeres tienen que aprender de los hombres”.

Por todo lo que acabamos de exponer, ver mujeres organizadas no es una pérdida de tiempo, esas mismas mujeres organizadas lograron que hoy, queridas vanesas y vanesos del mundo, todas puedan votar. Ni tampoco se mueven por resentimiento, lo hacen porque la desigualdad nos da en la cara y nos mata. 

La autora de ese post dice que existen muchas cosas que las mujeres tienen que aprender de los hombres, deberíamos decir que algunas mujeres y hombres tienen que aprender muchas cosas de las mujeres y hombres que defienden la igualdad y el respeto. La violencia tiene muchas formas y se puede materializar en un post de Facebook supuestamente argumentativo. Por eso, antes de compartir, analiza.