noticias , politica Lunes, 11 enero 2016

Paren las prensas: Candidato de la izquierda a Primer Caballero de la Nación no quiere consejos

Imagen vía Exitosa

Más o menos así debe estar su cara después de ver lo que sucedió (tú lee nomás). Imagen vía Exitosa

La campaña, con sus encuestas, se calienta cuanto más nos acercamos al fin de mundo 10 de abril, el día de las elecciones. El sorpresivo ascenso del denominado candidato de Facebook, Julio Guzmán, en las encuestas de intención de voto es lo que más llamará la atención. Ah, pues, si bien aún no han sido publicadas, este útero, en un post de Fernando Tuesta, ya te adelantó que en los próximos días la fotografía que viste antes de fiestas de fin de año cambiará. Y sí, todo indica que Guzmán, gracias a su carisma y simpatía, anda peleando salir del infame rubro de “otros” o “margen de error”.

Pero, para que no te arranques los pelos esperando las próximas mediciones, aquí está el cronograma de publicación de cada una:

Mientras tanto, quien hace ratazo es mediática y pudo aprovechar su presencia para afianzar su candidatura, es la postulante por el Frente Amplio de izquierda, Verónika Mendoza, quien parece continuar estancada en un inamovible 2%.

¿La razón? No sabemos, pero…

Desde su elección como candidata en el Frente Amplio, que se enturbió por un amago de fraude por un sector del grupo aranista (seguidores de Marco Arana), las peleas de su agrupación con otras también de izquierda, el trastabillar al momento de definir la situación política de la Venezuela chavista, y, hace poco, el revolcón sufrido en una entrevista con Jaime De Althaus en La hora N, han empujado a varios analistas con buenas y desinteresadas intenciones a ofrecerle consejos.

Por ejemplo:

1. Menos palabras más acción

El politólogo Carlos León Moya, después de la entrevista con De Althaus, consideró que Vero no sabía comunicar, para eso, opinó que la candidata:

Es una congresista inteligente y con datos muy precisos, pero eso es inútil hoy. Alguien tiene que decirle que hace tres meses es candidata presidencial. Y tiene que ser precisa, concreta, rápida. No puede dar respuestas de cuatro minutos a preguntas tan concretas. Si te preguntan por Venezuela y Espinar, no puedes empezar a conceptualizar qué es la libertad de expresión y qué es el derecho a la protesta y cómo se aplica en algunos casos y en otros no durante tres minutos. ¿Por qué? Porque así no funcionan las cosas. Triste, pero es así.

2. Háblale al público no al espejo

El analista, nuestro amixer never enemixer, José Alejandro Godoy también opinó, sin llegar a ser una crítica destructiva, sobre la performance de la candidata:

El Frente Amplio tiene una oportunidad para crecer. Hay mucho descontento en el Perú y también harta exclusión. Pero se sigue pensando el país desde categorías que no contemplan la informalidad y el pragmatismo de los sectores populares, o que ven solo en el “cambio del modelo neoliberal” la única respuesta a todos los males, incluyendo cuestiones vinculadas a derechos humanos. Se sigue hablando de reforma constitucional como si, por sí sola, refundara el país. Y, peor aún, se sigue apostando por un purismo donde “se prefiere morir consecuentemente” en lugar de procurar hacer lo que todo partido político serio en el mundo hace: buscar ganar elecciones.  Este es un problema que va más allá de la candidata. Incluso si Marco Arana ganaba la primaria hubiera subsistido.

3. Consejos para el buen uso tecnológico

Y así como ellos, que no dicen absolutamente nada que sea de inutilidad para una candidatura, el profesor de Comunicaciones de la Universidad Católica (PUCP), Eduardo Villanueva también ofreció consejos para Vero. Es más, al principio de su post en su blog dice esto que estamos seguros es un sentimiento compartido por muchas personas:

Me gustaría que el Frente Amplio logre pasar la valla y meter suficientes congresistas para forzar nuevos debates, nuevas maneras de mirar el Perú. No sé si realmente quisiera que gane la presidencia, pero ante los desastres previsibles no veo por qué no podría hacerlo algo mejor.

4. Carta desde el corazón

Foto: Facebook

Aquí, con un mar de gente Foto: Facebook

Incluso nuestra ídola la escritora y guionista, Emilie Kesch, publicó una carta en su cuenta personal de Facebook que seguramente, al leerla, sentirás exactamente lo mismo, si es que alguna vez consideraste a Verónika Mendoza una opción viable y te emocionaste cuando ganó las elecciones internas del FA:

Mientras te escribo esto, escucho media verónica de Calamaro. Así te siento: como una Verónika a medias, que borra con la mano lo que ayer escribió con el codo, que no reacciona, que sigue dando vueltas en círculos sobre el mismo error. Verónika, yo quiero votar por ti. Cuando supe de tu candidatura a las primarias del Frente Amplio, brinqué en una pata. Por fin iba a poder votar por alguien en quien creo.

Verónika tú padeces de un equipo de comunicaciones y media training mediocre. Insuficiente. Cavernícola. El resto de candidatos la tienen más difícil: padecen de ellos mismos. De sus anticuchos, de sus prontuarios (o de los prontuarios de sus acompañantes), y la suma total de sus canalladas. Pero, ¿sabes qué? Al menos ellos identifican el problema e intentan solucionarlo.

Pero nada de esto parece haber sido suficiente

Corazón en fuuuuuuuga, perdido de dudas de amor (8) Imagen: Facebook

Corazón en fuuuuuuuga, perdido de dudas de amor (8) – Ya, él es Jorge Millones, el candidato a First Lord
Imagen: Facebook

Solo hemos citado cuatro de los innumerables posts dando ideas para que la candidatura de Verónika Mendoza repunte en las encuestas y se convierta en una opción a considerar el 10 de abril. Pero nada de esto parece ser suficiente para quienes están a su costado manejando o guiando o sufriendo la campaña. Resulta que apareció el mal llamado “brichero” (un apodo muy bajo que le puso la DBA) , o sea su esposo, el cantante de trova, Jorge Millones, para decirnos lo siguiente:

“HÁGALO USTED MISMO, QUE NO SE LA CUENTEN

Haga una línea de tiempo electoral y empiece a ubicar a los ganadores, los contrincantes, los procesos, los golpes bajos, el rol de los monopolios mediáticos, asesores, grupos de poder, las encuestadoras, las campañas… Luego haga un cruce con lo que opinaron los analistas, los “serios” y los “grasosos”, perdón, graciosos. Poquísimos son los que acertaron, menos aún los que la vieron desde el comienzo de un proceso electoral.
Entonces ¿Por qué debemos darle bola a esta gente que nunca le chuntan a una?”

Foto: Facebook

Foto: Facebook

O sea que más o menos Millones lo que trata de decirnos, al mismo estilo de Lourdes Flores en el 2010, es que nos metamos nuestras opiniones al… corazón. Si de lo que se trató armar con el “Frente Amplio” era precisamente buscar la unidá de la izquierda, afirmaciones como las del cantante no hacen más que alejar a quienes todavía les queda (o quedaba) un poquitito de fe.
Why, Vero, why?