corrupción , denuncia , noticias , violencia Jueves, 22 octubre 2015

Esto es lo que hacían los del Sodalicio cuando ya sabían de la existencia de denuncias por abuso sexual

Germán Doig y Luis Fernando Figari. Imagen: Útero.Pe

Germán Doig y Luis Fernando Figari.
Imagen: Útero.Pe

Esta noche se presenta el libro Mitad monjes, mitad soldados, una investigación de los periodistas Pedro Salinas y Paola Ugaz que narra -con testimonios- las atrocidades cometidas al interior de una de las organizaciones católicas más importantes de los últimos años: el Sodalicio de Vida Cristiana.

Portada del libro que se presenta hoy en la sede del Lugar de la Memoria. Imagen: Editorial Planeta

Portada del libro que se presenta hoy en la sede del Lugar de la Memoria.
Imagen: Editorial Planeta

Apenas dos días después de que salió a la venta, la investigación, y sus repercusiones en prensa, ha producido un terremoto al interior de la cuestionada organización que, el lunes, emitió un primer comunicado en el que aseguraba que su líder fundador, Luis Fernando Figari, se encontraba en Roma en un “retiro espiritual” desde el 2010 y que en el 2014 “se intensificó” su etapa de reflexión en Europa. De inmediato, las afirmaciones del Sodalicio fueron desmentidas por este útero que, con registro migratorio, demostramos que el denunciado por abusar sexualmente de jóvenes sodálites, pasaba seis meses en Europa y seis en nuestro país y siempre en los meses de verano de las dos partes del hemisferio.

Ayer, el Sodalicio de Vida Cristiana emitió un segundo comunicado, esta vez fue contundente y reparador -para las víctimas, sobre todo-, con respecto a las acciones que llevarán a cabo luego de conocerse las decenas de denuncias de abuso en su interior. Aquí resumimos lo más importante:

1. Figari se niega a declarar públicamente

El libro recoge testimonios variados que son verosímiles y que deben ser esclarecidos exhaustivamente (…) Por otro lado, Luis Fernando Figari dice ser inocente de toda acusación, pero hasta la fecha no ha querido rendir declaraciones públicas como sería su obligación moral. El actual Superior general del Sodalicio ha comunicado todas estas cosas a las autoridades eclesiásticas pertinentes, y sabemos que ellas están llevando adelante una investigación, de la cual esperamos resultados en los próximos meses.

esta es la foto del pasaporte de Luis Fernando Figari. Imagen: Útero.Pe

así luce Luis Fernando Figari en la actualidad.
Imagen: Útero.Pe

2. Se crea una comisión ad hoc

 Reiteramos nuestro deseo de acompañar a todos los afectados, les pedimos perdón de todo corazón, y les ofrecemos nuestra ayuda en lo que sea necesario. Para realizar esto de modo efectivo nos proponemos crear una comisión ad-hoc, con participación de expertos externos a nuestra institución, que pueda salir al encuentro de cualquier persona que haya podido ser afectada.

Han tenido que pasar casi 15 años desde las primeras denuncias de abuso en el Sodalicio y varios libros sobre el tema en el camino, como Mateo Diez y ¡Al diablo con Dios! también de Pedro Salinas, para que existan al fin -luego de la publicación de Mitad monjes, mitad soldados- una respuesta concreta con acciones específicas de parte de los nuevos dirigentes de la cuestionada organización.

¿Y las denuncias que ya han sido presentadas?

Los testimonios han sido presentados ante el Tribunal Eclasiástico que dirige el padre Víctor Huapaya Quispe. De hecho, este útero ha intentado comunicarse en reiteradas oportunidades con él; sin embargo, nunca contestó a nuestras llamadas. Ni al teléfono celular ni al de su oficina en el Arzobispado de Lima.

Las denuncias debieron ser elevadas al Vaticano. Tenemos entendido que en las últimas semanas Huapaya sí estuvo enviándolas pero en Roma el Sodalicio de Vida Cristiana ya tiene instalado uno de sus tentáculos. Se trata de la Procuraduría General del Sodalicio a cargo de Enrique Elías.

¿Qué hacían las cabezas del Sodalicio antes de que la pus de las denuncias les reventara en la cara?

Para julio de este año, ya se corría la voz sobre el contenido la investigación que estaba trabajando Pedro Salinas y Paola Ugaz. También era conocido el frustrado intento de beatificar a Germán Doig, exnúmero dos sodálite, entre otras cosas, se sabía del testimonio de Rocío Figueroa, quien fue una de las primeras valientes en denunciar los abusos y frenar la beatificación de Doig.

Pese a todos esto, el 15 de julio de este año, el procurador Enrique Elías celebraba por todo lo alto sus 25 años de su “Profesión perpetua” con una misa oficiada por el cura sodálite y arzobispo de Piura, José Antonio Eguren.

Mientras tanto, el 13 de setiembre que pasó, la exeditora de la Mesa Central del diario El Comercio y ahora directora de la carrera de Ciencias de la Comunicación de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), Rossana Echeandía, participaba de una charla denominada “Solo los santos cambiarán al mundo” del Movimiento de Vida Cristiana, del Sodalicio. Aquí tenemos el video, atentos al segundo 6.

“el dedo de dios está aquí”

Echeandía fue la autora de la columna titulada Jason Night, que se publicó en el diario El Comercio en el 2014, luego de que el actor Jason Day contara su testimonio traumático con un cura sodálite cuando solo era un niño. En su columna, Echeandía dijo que Day mentía. Sin embargo; luego salió a la luz que la periodista pertenecía a esa organización -y olvidó aclararlo en su escrito-  y por esta razón el diario le ofreció al actor el derecho a réplica en sus páginas.

las "fraternas", el grupo de mujeres en el Sodalicio. Imagen: Diario 16.

las “fraternas”, el grupo de mujeres en el Sodalicio.
Imagen: Diario 16.

 Los autos en la casa de Figari

En febrero de este año, cuando los periodistas Paola Ugaz y Pedro Salinas fueron hasta la casa de Luis Fernando Figari en San Isidro, con el fin de recoger la réplica a las acusaciones en su contra, en la casa había dos autos estacionados:

Imagen: Útero.Pe

Imagen: Útero.Pe

El auto Volkswagen plomo está a nombre de la empresa JLC Inmobiliaria SAC, representada por Renzo Bacigalupo y los hermanos vinculados al sodalicio Juan Carlos y Álvaro Len.

Imagen: Captura de pantalla Sunarp

Imagen: Captura de pantalla Sunarp

El otro automóvil, Toyota Yaris, figura a nombre de la Asociación Civil Solidaridad en Marcha, que es una especie de ONG vinculada al Sodalicio y que fue, en el 2014, representada legalmente por José Ambrozic Velezmoro, también sodálite.

Imagen: Captura de pantalla Sunarp

Imagen: Captura de pantalla Sunarp

Los vehículos serían, más o menos, una demostración del dinero de que dispone el Sodalicio de Vida Cristiana, y la razón por la que se convirtió, rápidamente, en una de las organizaciones más importantes de la iglesia católica en el Perú.

¿Y Cipriani?

cri cri cri Imagen: Captura de pantalla

cri cri cri
Imagen: Captura de pantalla

En una semana en donde la Iglesia ha estado en el ojo de la tormenta, hasta ahora el cardenal Juan Luis Cipriani no se ha pronunciado respecto del escándalo más grande que ha enfrentado la organización que dirige en el Perú. Una denuncia solo comparada con lo que en Chile se conoció como el caso Karadima y en México con el cura pederasta Marcial Maciel. La página de Twitter del Arzobispado tiene su última publicación fechada el 19 de este mes, un día después de que se conocieron los detalles de Mitad monjes, mitad soldados, pero sin ninguna mención sobre el caso. Nada.

En todo caso ¿Dirá algo el cardenal el sábado en su habitual programa Diálogos de fe?

 

Secured By miniOrange