economía , noticias , politica , sociedad Miércoles, 10 julio 2019

3 claves para entender por qué la bomba de Tía María está a punto de volver a explotar

Hay una bomba de tiempo llamada Tía María. Vizcarra estuvo aplazando su explosión pero todo indica que  ya no puede detenerla más.

La prueba de fuego de Vizcarra. Intervención: Útero.Pe

La prueba de fuego de Vizcarra.
Intervención: Útero.Pe

¿Qué es Tía María?

No, no es la columnista conserva del Trome, es un proyecto minero de cobre que explotará los yacimientos La Tapada y Tía María, ambos ubicados en el distrito de La Joya, provincia de Arequipa.

Son estos. Imagen:

Son estos.

El proyecto está a cargo de Southern Perú, una compañía de capitales mexicanos, y busca ser explotado desde el 2003. Tendrá una inversión de 1400 millones de dólares y está previsto que genere 3 mil puestos de trabajo. Pero no todo lo que brilla es cobre.

1. ¿Cuál es el roche con este proyecto?

El choque es, como casi siempre en los casos de la minería, con los agricultores y ganaderos de una de las zonas más cercana, específicamente con los del valle de Tambo, los distritos de Cocachacra, Mejía y Deán Valdivia, en la provincia de Islay, región Arequipa. Para que ubiques la cercanía, aquí te dejamos este mapa.

Imagen: La República

Imagen: La República

Ellos aseguran que la actividad minera contaminará el suelo y el agua, pues la zona de extracción se encuentra a solo dos kilómetros de sus cultivos. La empresa, sin embargo, ha asegurado que no será así, que ni el ruido ni el polvo llegarán hasta los cultivos y que tampoco se afectará el agua, porque se usará agua desalinizada.

Pero los agricultores no le creen desde el 2015 y, por su reacción actual, parece que no se ha hecho mucho para subsanar este problema. Lo que es normal si consideras que Southern no tiene una imagen tan confiable que digamos por la lista de roches ambientales que arrastra. Y si a eso le agregas que ya tienen problemas de agua por las sequías, pues peor. 

2. ¿Cuál ha sido la situación en todo este tiempo?

El accionar de la empresa ha sido tan conciliador como el de cualquier fujitroll. Este es un resumen de sus más rochosas acciones durante los años pasados. Cualquier profe de Comunicación para el Desarrollo lo puede tomar para sus clases de lo que NO se debe hacer durante un conflicto social.

  • En el 2011, el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) fue rechazado debido a una serie de observaciones de un organismo de la ONU. Dos años después, presentaron un nuevo EIA, el cual fue aprobado por el Ministerio de Energía y Minas, aunque esta vez no fue revisado por el organismo internacional.
  • Tras haber sido paralizado, la compañía intentó reactivar el proyecto en el 2015. Fue entonces cuando el conflicto se reavivó.
  • La respuesta de la mina fue la peor. Uno de los representantes de Southern Perú habló de «la arremetida de un nuevo tipo de terrorismo, el terrorismo antiminero».
  • Otro de sus defensores, el economista Miguel Santillana, apareció en medios para «explicar» el proyecto y de pasadita tildar a los opositores de «brutos, bricheros, fantoches e ignorantes».
  • Medios amigos de Tía María, como la web Lampadia, difundieron audios en los que supuestos manifestantes amenazaban con cometer canibalismo.

Es verdad que en las protestas hubo infiltración de miembros del Movadef (estos son como tu pata camarón que viene sin que lo invites) y de personajes tan nefastos como Pepe Julio Gutiérrez, un dirigente que pedía «millón y medio de lentejas» a cambio de parar la protesta. Pero flaco favor le hicieron al proyecto quienes satanizaron indiscriminadamente a los agricultores. Por eso hasta hoy estuvo congelado.

Hay un cómic que resume el conflicto. Imagen: Ojo Público

Ojo Público diseñó un cómic que resume muy bien el conflicto. Lo puedes visitar aquí.

3. ¿Qué ha pasado ahora?

Al inicio del post te advertimos que Vizcarra ha estado evitando este conflicto tanto como tú a tu ex. El año pasado, por ejemplo, la descoordinación entre el premier y los ministros de Energía y Minas y de Desarrollo e Inclusión Social reveló que aún estaban muy lejos de solucionar este problema entre la población y la mina.

Durante las últimas semanas, varios defensores de Tía María estaban alertando en los medios que el segundo EIA (ese que no fue revisado por un organismo internacional) vencería en tres semanas. «Si hasta entonces no conseguía la licencia de construcción, todo su trámite volvería a cero», explicó Ojo Público.

Finalmente, la licencia de construcción llegó ayer. Se lo otorgó el Ministerio de Energía y Minas (a pesar de que hace dos días habían desmentido la información a Ojo Público).

Aia, ameo. ¿Tú te pones las medias después de los zapatos, no?

Aia, ameo. ¿Tú te pones las medias después de los zapatos, no?

Y así la historia se repite. Sin el conflicto social resuelto, la gente de Islay ya anunció una huelga desde este 15 de julio, el gobierno ha respondido con el envío de la Policía y la empresa solo ha informado que no empezará las obras «sin antes buscar un diálogo con la población».

Entre solucionar pacíficamente este conflicto y cerrar de una vez el Congreso, Vizcarra todavía está a tiempo de no arruinar su paso por la historia.

Secured By miniOrange