discriminación , noticias , politica , sociedad Jueves, 9 mayo 2019

7 vergonzosos momentos de la interpelación a la ministra de Educación por ‘el sexo anal’ (y eso que todavía no acaba)

El Congreso busca la cabeza de la tercera ministra de Educación. A Flor Pablo la interpelan por el enfoque de género en el currículo (que el Poder Judicial ya determinó que NO es ilegal) y por no contar la historia del conflicto armado como los fujis quieren, aunque la excusa fue la difusión de un link sobre el rico sexo anal en los textos escolares.

Más de un legislador negó que fueran a censurar a la ministra, aunque ni el más sano se cree ese floro. Lo importante de la sesión de hoy fue que los congresistas no decepcionaron a quienes esperaban un poco de circo. Aquí un anaranjado resumen.

Intervención: Útero.Pe

Intervención: Útero.Pe

1. Quiere la sexualización del ser humano

Carlos Tubino expresó su preocupación por la «asexualización (sic) del ser humano» que «impulsa esta corriente de pensamiento» (el enfoque de género). Inquieto por «los países en los que se viene imponiendo esta forma de pensar», leyó un papel que parecía haber sido bajado del Rincón del Vago (min. 5:20):

«Citaré algunos de los géneros que hoy existen en Alemania: andróginos, bigéneros, mujeres a hombre, hombres a mujer, genderqueer, intersexuales, sin ningún género, asexuales, no binarios, pangénero, (…) transhumanos, (…), tercer género de dos espíritus, (…)».

Lo cierto es que la información real sobre Alemania habla solo de TRES GÉNEROS.

2. La ‘sensual’ Salgado

Quien parece que se emocionó por el tema fue Luz Salgado, quien en un momento dijo «la última evaluación sensual de estudiantes» en lugar de «censal» (min. 10:14). Para la legisladora naranja, no se le puede dar enfoque de género a los escolares que no tienen comprensión lectora (min. 11:00):

«¿Qué comprensión lectora le vamos a pedir a niños que los mandamos a un link o a que estudien género, con todas las denominaciones que ha encontrado el congresista Tubino, cuando ni siquiera tienen capacidad para hacer comprensión lectora?».

3. La congresista que odiaba el placer

Descripción gráfica de su intervención. Intervención: Útero.Pe

Descripción gráfica de su participación. Intervención: Útero.Pe

No podía faltar el culto de Tamar Arimborgo (Fuerza Popular), quien aseguró que la «corrupción» del Minedu «es peor que la de los brasileños (Odebrecht)». En las frases de la congresista encontrarás tanta culpa por el sexo como en las palabras de tus amigxs heterocuriosxs after sex

«Con Saavedra y sus sucesores, la perversión de nuestra infancia se convirtió en plan de estudios, currículo escolar, material de estudios, en texto educativo y lo coronó con el link cubano [sobre el sexo anal] de iniciación homosexual».

«Puso al Estado contra los padres para introducir en los niños, antes de que formen su identidad sexual, la idea de la práctica sexual sin valores, sin amor, por placer degradante, ni siquiera naturalmente instintivo, transitando por el recoveco oscuro y deprimente de los géneros».

«La función biológica del sexo y de su anatomía orgánica es la reproducción y no el placer. (…) Esa es el sentido común de las personas norrrmaaalessss».

"Sexo sin amor"

El sexo es sin placer, ¿ocs?

«No pretendan convertir sus vicios privados en políticas públicas».

Tu cara escuchando que

Tu cara al escuchar a Tamar.

El final de la intervención de Arimborgo fue a po ca líp ti co:

«Su ministerio, para mí, se llama ‘Sodoma y Gomorra'».

«Señor Vizcarra, vade retro. Vade retro, señor Del Solar».

4. Un discípulo de César Acuña

César Vásquez (Alianza Para el Progreso) manifestó estar de acuerdo con la interpelación, aunque adelantó que no apoyarán la censura. Juntó las expresiones «sexo anal» y «conflicto armado» en una misma oración para intentar no quedar mal con nadie:

«Así como es abominable dar clases de sexo anal en los textos, también es abominable referirse como conflicto armado interno subversivo en lugar de llamar a lo que realmente son: terroristas».

Su intervención terminó cuando exigió enseñar historia «correctamente» porque «como dijo Napoleón, quien no conoce su historia, está condenado a repetirla». La autoría de Napoleón sobre esa frase, por supuesto, no está probada.

Mejor hubiera citado a Acuña.

Mejor hubiera citado a Acuña. Imagen fake, obviamente.

5. El género no da plata

Juan Sheput (Bancada Republicana) también intervino para resaltar que «la única persona que tuvo un lenguaje agresivo [durante el debate] fue la propia ministra» y para señalar —palabras más, palabras menos— que el enfoque de género no era de vital importancia porque no daría plata:

«En Chile, la física, la química y la biología son profesiones estratégicas. (…) ¿Acá qué estamos haciendo para formar profesiones en ese sentido? Todo es enfoque de género porque no les importa profundizar en lo que verdaderamente disminuye brechas y en lo que verdaderamente nos va a dar una economía competitiva».

6. Esther Saavedra

La fujimorista que compite con Lourdes Alcorta por el título de ‘quién grita más’ aclaró «no ser muchacho de nadie», sin que nadie la haya aludido por nada. Por el mismo motivo (o sea, por ninguno), Saavedra se mandó con un discurso tan sereno como los golpes que da a la prensa.

«DE UNA VEZ QUE SE CIERRE EL CONGRESO Y BASTA. YO NO LE TENGO MIEDO NI AL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA NI AL PREMIER. SIENDO UN ACTOR, NO ES POLÍTICO, PERO A MÍ NO ME VA A DAR ÓRDENES».

Imagen: Congreso

Imagen: Congreso

7. El gayfriendly Rosas

Por la tarde, Julio Rosas dio un discurso de tolerancia para demostrar que era conservador pero no era homofóbico.

«No somos homofóbicos. Homofóbico es aquel que odia a una persona. No odiamos. (…) Acabo de regalar una Biblia a un colega que públicamente ha confesado su orientación sexual. Le di la mano, lo saludé. (…) Tenemos muchos amigos y personas que dejaron esa orientación y decidieron recuperar su identidad natural».

«Si queremos salvar a los niños, vamos a salvar. Y sepan que salvación se escribe con sangre y no solamente con discursos altilocuentes». 

Un poco más y los odiadores del enfoque de género casi se quejan con Marvel por haber incluido esta escena en Avengers: Endgame.

Al cierre de esta nota, la difusión de odio continuaba en el Congreso. Increíble el aguante de la ministra. Aunque todo indica que se salvará de la interpelación.

Secured By miniOrange