metaperiodismo , politica , webeo Martes, 22 enero 2019

5 señales que revelan lo mucho que el fujiaprismo le teme a las declaraciones de Barata

Faltan solo 49 días para que Jorge Barata finalmente cante todo su repertorio. El exdirectivo de Odebrecht brindará tres presentaciones el 12, 13 y 14 de marzo exclusivas para el equipo de fiscales que investiga el caso Lava Jato. La cuenta regresiva del evento no es gratuita: las revelaciones —se supone y se espera— serán devastadoras para nuestra corrompida clase política. Se acerca el fin.

Composición: Utero.pe

Composición: Útero.Pe

Por supuesto, la inminencia y la cercanía del evento han traído consecuencias. La corrupción va a luchar por mantenerse enquistada entorpeciendo todo intento de mejora, por lo que hemos empezado a ver distintas reacciones y discursos para detener lo que parece inevitable. Léase: señales del fin de los tiempos fujiapristas en el Perú.  Aquí cinco:

1. El sabotaje del acuerdo

Tamare. Foto: Captura / Expreso

Esto es lo que se llama “jugar a la pared” con el fujiaprismo. Foto: Captura / Expreso

No se sabe bien cómo, pero ayer hasta tu papá te pasó el PDF del preacuerdo entre Odebrecht, la Fiscalía y la Procuraduría por WhatsApp. José Domingo Pérez se mostró preocupado porque el archivo estaba —supuestamente— bien guardado en las oficinas de la Fiscalía (y recordó que cierto personaje aseguró tener informantes dentro) y esto representa “un peligro de obstaculización con el ánimo de que las investigaciones fracasen”.

Como dijo Gustavo Gorriti esta mañana, la finalidad de difundir el documento ha sido que la opinión pública se indigne y no que se informe. Miren nomás la portada de Expreso, señalando que se trata de una “vergüenza” que se les cobre tan poco con tanta coima y demás, cuando lo realmente importante es lo que se va a descubrir: ¿quiénes coimearon, cómo, cuánto y de qué manera?

2. Volvieron los fujitrolles

Como recordarán, empezamos el año mostrándoles cómo los fujitrolles, tras la caída (¿y claudicación?) de su lideresa decidieron morder la mano que antes les dio de comer:

Cada vez que estoy triste leo este tuit. Foto: Captura / Twitter

Cada vez que estoy triste leo este tuit. Foto: Captura / Twitter

Sin embargo, parece que estaban esperando los depósitos de quincena un tiempo prudencial para volver a la carga. Como dijo —y comprobó en las respuestas— Marco Sifuentes, el aparato fujitroll se ha reactivado. Pero aquí pensamos que quizás ya es momento de cambiarles el nombre. Después de todo, sin Keiko al frente y con Fuerza Popular corriendo como gallina descabezada, ¿qué intereses sirven?

3. La denuncia imposible

“Yeni Vilcatoma se ha quedado atrapada en la lectura de Condorito”. Así dijo Clemente Flores —congresista ppkausa al que solo recordarás hoy por haber dicho esto—, luego que la fujimorista anunció que presentará una denuncia constitucional contra el presidente Martín Vizcarra. ¿Por qué? Pues por haber sido representante de la empresa CyM Constructores mientras era ministro de Estado y vicepresidente.

Intervención: Utero.pe

Intervención: Utero.pe

Pero la frase de Clemente (ya ves, ya te olvidaste quién era) no es gratuita. Vilcatoma presente realizar una acusación constitucional contra un presidente en ejercicio cuando es la propia Constitución la que no lo permite. ¿Para quién está jugando entonces? Tubino ha dicho que su bankada no sabe nada, pero Luz Salgado ya dijo que nadie puede impedirla de hacerlo.

4. Alan el grafitero

Composición: Utero.pe

Composición: Utero.pe

No sabemos cómo —pero lo intuimos— los mensajes que Alan disfruta tuiteando han ido permeando la realidad, materializándose en distintos grafitis que uno puede apreciar por distintas partes de Lima.

Aquí el post al respecto.

5. ¡Portavoces unidos!

Hay nuevas bancadas en el Congreso y están pidiendo cambios. En total —tras la fragmentación del fujimorismo— ya son 10 las agrupaciones políticas que habitan en el Congreso. Eso significa que el poder en el parlamento debe repartirse y Fuerza Popular debe soltarlo aunque no quiera. La inclusión de representantes de las nuevas bancadas (Blancada Bancada Liberal, Cambio 21, Unidos por la República) requiere que la Junta de Portavoces se reúna.

Fuerza Popular ya no tiene los votos para elegir al siguiente presidente del Congreso (y la Mesa Directiva), ni crear comisiones investigadoras a su antojo. Con las nuevas bancadas pierden también el manejo del Consejo Directivo y el control de algunas comisiones que son estratégicas. El rollo es que el fujimorismo, sabiendo que va a perder bastante control político del Congreso en un momento bastante crucial (las revelaciones de Barata, pues) ha decidido hacerse el locazo, esperar al fin de la legislatura (este 30 de enero) y aprovechar sus vacaciones para ver qué hacen.

Solo algo tenemos claro: se vienen unas semanas llenecitas de psicosociales y nosotros vamos a tener un huevo de chamba.

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange