corrupción , denuncia , libertades , noticias , politica , redes sociales , sociedad , violencia Viernes, 30 noviembre 2018

Finalmente un fujitroll traspasó las redes para aparecer como un ‘hermanito’ de la mancha de Hinostroza

Justo cuando nos alistábamos para el fin de semana intenso (de estudios ah), nos impactó una nota de Hildebrandt en sus trece escrito por la periodista Sonia Suyón titulada “Hinostroza y su secretaria”. ¿Por qué tanto alboroto? Porque finalmente un fujitroll traspasó el límite del teclado y la pantalla y su nombre ya está en medio del más grande escándalo de corrupción de los últimos años: los audios de los hermanitos.

Se trata del actual decano de la facultad de Derecho de la Universidad San Ignacio de Loyola (USIL), propiedad del expremier Raúl Diez Canseco. Su nombre es Martín Santiváñez, alias “@viejoreino” en Twitter. Antes de recordarles quién es, primero veamos qué ha pasado.

El telefonito es una necesidad. Imagen: composición

El telefonito es una necesidad.
Imagen: composición

Martín, el “negro” y el hermanito

Cuando César Hinostroza era el todopoderoso en el Poder Judicial, tenía una secretaria llamada Nuria Luciana Jaime Marcelo. Nuria había dado su examen de grado para ser licenciada en derecho por la USIL, pero la emisión de su título debía recorrer el camino burocrático que todos los mortales están obligados a esperar con paciencia. La abogada necesitaba ese papel para que le puedan subir el sueldo en el Poder Judicial.

Este era uno de los tantos temas que le preocupaba a su entonces jefe Hinostroza, de modo que el hermanito mayor decidió actuar para poder ayudar a su secretaria. ¿Qué hizo? Lo que más le gustaba: levantar el teléfono. 

El detenido en España llamó a su pata Enrique “el negro” Vidal, un comunicador, experiodista de RPP y de Buenos Días Perú y exoperador de Vladimiro Montesinos. “El negro” Vidal ahora es asesor de imagen de la USIL. Nosotros ya te hemos contado bastante de este personaje.

En la llamada, Hinostroza le explicó la situación de su secretaria y, en el acto, Vidal levantó otro teléfono y empezó a hablar con el @viejoreino para pedirle que necesitaba acelerar la expedición del título de su amiga y que le pasaría los datos vía Whatsapp.

Esta es la parte de la conversación de Enrique Vidal y Santibáñez. Imagen: Hildebrandt en sus trece

“Acelerar en USIL pues, hermano. ¿Decano de dónde eres tú?”, le dice Vidal al viejoreino. El de corbata en la foto es el fujitroll.
Imagen: Hildebrandt en sus trece

A estas alturas de la vida, no hay demasiada sorpresa que este fujitroll haya sido mencionado en los audios de la corrupción. Pero antes de convertirse en lo que ahora conocemos, Santiváñez era un furioso antifujimorista, incluso se burlaba, con la misma calaña con la que hoy se mofa de los “caviares”, de Keiko Fujimori.

De rojo reino a viejo reino

Lo que un día fue no será. Imagen: YouTube

Un converso como Marie Anthoannette Carrillo Herrera (alias Mar Munier).
Imagen: YouTube

Corría verano del 2011 y la tuitósfera peruana vivía su primer gran momento electoral. Las redes sociales se hacían cada vez más y más populares y el Twitter se dividía entre los que apoyaban a Keiko Fujimori y los que no apoyaban a Keiko (sí, Humala era algo así como el mal menor).

Uno de los más animados detractores del fujimorismo era…

Sí, Martín Santiváñez.

Así tuiteaba el @viejoreino entre abril y mayo del 2011, en primera y segunda vuelta de las elecciones presidenciales:

Imagen: captura Twitter

PERÓN PUES. Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

“Estoy convencido de que allí hay corrupción”. Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

“No votaré por el fujimorismo”. Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Insultando a Keiko igualito que Carlos Galdós. Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Haciendo énfasis en la denuncia que Susana Higuchi hizo contra Fujimori por torturarla. Imagen: captura Twitter

El abogado incluso escribió una columna en El Mundo, de España, con este alucinante titular:

Veinte argumentos contra el fujimorismo

Fue el 26 de mayo del 2011. Léanla.

Sin embargo, algo muy extraño sucedió.

Martín se transformó

La misma persona que escribió una columna con sólidos argumentos para no votar por el fujimorismo en el 2011, se volvió un personaje afín a este grupo. Y era el paquete completo: naranja y con un montón de prejuicios.

Imagen: captura Twitter

Cómo has cambiado, pelona. Imagen: captura Twitter

Y aquí se puede ver el nivel casi lumpen con el que trata a sus adversarios ideológicos.

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Aquí también se puede ver el nivel de debate por el subsuelo. Imagen: captura Twitter

Útero.Pe se comunicó en dos oportunidades con la facultad de Derecho de la USIL, para poder recoger la versión del señor Santiváñez sobre la aparición de su nombre en los CNMaudios. Sin embargo, nos indicaron que hoy no estaría en la universidad. Minutos después, el fujitroll empleado por Raúl Diez Canseco tuiteó su defensa:

Yo jamás señor. Imagen: captura Twitter

Su respuesta no se escucha. Más bien lo que escuchamos fue a Enrique Vidal quedando con él a las nueve de la mañana del día siguiente.
Imagen: captura Twitter

Nosotros solo dejaremos esta pregunta que el señor Santiváñez tendrá que responder algún día: