libertades , noticias , politica , sociedad Miércoles, 31 octubre 2018

HAPPY HALLOWEEN: Carhuancho ordena que Keiko se disfrace de presa por 36 meses

¿Dulce o truco? Dulce no le dieron. José Domingo Pérez (JDP) aún no terminaba la exposición de argumentos para solicitar la prisión preventiva de los once implicados en el caso cócteles, pero el juez Richard Concepción Carhuancho decidió leer de una vez la decisión sobre la prisión preventiva de Keiko.

El dulce que Carhuancho nos regaló por Halloween fue una prisión preventiva de 36 meses.

Imagen: Útero.Pe

Jalowiiiiinnn. Imagen: Útero.Pe

En los días anteriores, JDP expuso que Fujimori Higuchi era la líder de una presunta organización criminal que actuó dentro de Fuerza Popular para lavar dinero (a través de aportes fantasmas) de procedencia ilícita (de Odebrecht) en la campaña presidencial del 2011, cuando Fuerza Popular era Fuerza 2011.

Mark representando al 71% de peruanos. Imagen: Justicia TV

Mark representando al 71% de peruanos. Imagen: Justicia TV

El fiscal sustentó que la Señora K-eiko conocía de las acciones que realizaban los miembros de su organización y probó ante Concepción Carhuancho que existía el riesgo de fuga y de obstrucción de la justicia. Algunos de los argumentos que presentó fueron:

  • Odebrecht tenía un Departamento de Operaciones estructuradas para pagar ilícitamente sobornos y para el 2011, ya se tenía conocimiento de que esa empresa era cuestionada por la Interoceánica Sur o IIRSA.
  • Keiko lo sabía, porque incluso votó, en el 2008, a favor de un informe que desestimaba las denuncias contra Odebrecht.
  • Según Jorge Barata, ex CEO de Odebrecht en Perú, la empresa le entregó una donación oficial de 10 mil dólares a Keiko, cuando era primera dama del gobierno de su papá. Además, citó a más de un exempresario de la compañía brasileña que confirmaron los aportes de Odebrecht al partido de Keiko en el 2011 por un millón 200 mil dólares.
  • Basado en las declaraciones del testigo protegido, el núcleo de la supuesta organización criminal estaba conformado por Keiko, Vicente Silva Checa, Pier Figari y Ana Herz de Vega.
  • Esta organización además contaba con un brazo legal para obstaculizar las investigaciones y mencionó al abogado de Jaime Yoshiyama.

  • En la casa de Silva Checa se hallaron documentos en los que se leían estrategias para dilatar las investigaciones. Incluso se encontraron papeles sobre las pesquisas de la Comisión Lava Jato del Congreso, grupo presidido por la naranja Rosa Bartra.
  • El fujimorismo tendría un pacto con el fiscal de la Nación, Pedro Chávarry, para protegerse mutuamente. Esto solo demostraría que la organización controla las instituciones. JDP no perdió la oportunidad para leer los chats en los que los fujis le decían de “desgraciado” para abajo.
  • Para lavar el dinero recibido de Odebrecht, sus congresistas buscaron aportantes fantasmas. Fue el caso de Rolo Reátegui, quien buscó aportantes en San Martín.
  • Además, se presentaron las declaraciones de otros supuestos aportantes que solo prestaron sus nombres, cuando en realidad no habían donado nada.
  • Keiko no tiene arraigo aquí porque no tiene propiedad. A pesar de su capacidad económica no tiene casa y cambia constantemente de dirección. A eso hay que sumarle que paga impuestos por un predio en Cieneguilla, un predio que no ha declarado ante la Fiscalía ni ante el JNE.
  • Además, tiene un movimiento migratorio amplio: viaja a México, EEUU, China, Francia, Holanda, República Dominicana, Colombia, entre otros. La nacionalidad estadounidense de su esposo también podría servirle para que ambos salgan del país.
  • Su interferencia en la justicia también se probaría con los chats de La Botica y los testimonios en los que se hablaba de intromisión en el Ministerio Público y el Poder Judicial. También se mencionaron los vínculos con el hoy detenido César Hinostroza.
  • Varios de los supuestos aportantes le contaron a JDP que los fujis los contactaron para decirles que reconocieran aquellas donaciones a FP como suyos, a pesar de que esto no era verdad.

La abogada de Fujimori, Giuliana Loza, expuso que a su clienta la sindican como autora de lavado de activos solo por ser la presidenta de un partido político. Sobre las revelaciones del testigo protegido, o sea, de Rolando Reátegui, indicó que sus declaraciones no habían sido corroboradas. Fue entonces cuando JDP recordó el pasado montesinista del fujimorismo y nos regaló este un turn down for what.

A pesar de las infructuosas ironías de la abogada de Keiko, Concepción Carhuancho decidió que la jefa del partido al que le controla hasta los aplausos vaya a prisión por 36 meses. Su sustento fue:

  • Se ha demostrado que Keiko tiene arraigo domiciliario, familiar y ocupacional, pero esto no determina que no vaya a eludir la justicia debido a la gravedad de la pena que se le podría dar.
  • Existiría una estrategia para dilatar la etapa procesal y esto se comprobaría con los documentos hallados en casa de Silva Checa.
  • La reunión con el juez César Hinostroza tenía el objetivo de influenciar en el juez supremo para que este la ayude en sus procesos.
  • El contacto de los falsos aportantes para que se retracten y el comportamiento en el allanamiento a su casa y a los locales de FP son pruebas de la obstaculización de la justicia.

Días antes de conocer la decisión del juez, Keiko designó una “comisión de emergencia” dirigida por Miki Torres para reestructurar la Botika e hizo un desesperado llamado para reunirse con el presidente. Sin embargo, los dejaron en visto. Ya puedes disfrazarte de la tía ‘¡Ya se jodi*, ya se cag*!” y salir a pedir dulces.