educación , noticias , politica , redes sociales , sociedad Lunes, 19 marzo 2018

3 ejemplos de cómo algunos congresistas pretenden saltearse a la Sunedu para crear más y más y más universidades

Desde el reglaje hasta toda su prepotencia en el Congreso, el fujimorismo está tratando de regresarnos a los 90. Esta vez ha elegido una nueva forma: hacer lo que Yisus Craist hizo con los panes pero con universidades, o sea, multiplicarlas.

via GIPHY

(Multiplicarlos así como los objetos embrujados de la cámara de Bellatrix Lestrange en Gringotts)

¿Questápasando?

Antes de empezar…

Debemos recordar estos importantes datitos

  • En el 2012, el Congreso aprobó una ley llamada “Ley de Moratoria”, que prohibía la creación de más universidades a las 142 existentes. Esta norma tenía una duración de cinco años, los cuales se cumplieron en diciembre del 2017 y cuya prórroga no ha sido aprobada. Ni siquiera discutida.

Ahora que ya no hay Ley de Moratoria, las universidades se pueden crear de dos formas: mediante una ley si es pública y por iniciativa de sus promotores si es privada. Para lo primero debe contar con una opinión favorable del Ministerio de Economía y Finanzas. Según el artículo 27 de la Ley, para que una universidad exista debe demostrarse lo siguiente:

  • Vincular la oferta educativa a la demanda laboral.
  • Demostrar que tienes plata para pagar a los profesores y para tu infraestructura.

Los requisitos son revisados en la Sunedu, que es la encargada de darle o no licencia a una universidad.

Dicho esto, ahora pasemos a los desesperados intentos de los fujimoristas por dar rienda suelta a sus ya conocidos instintos proliferadores.

Ni Harry Potter poseía tanta magia. Imagen: Útero.Pe

La Lord Voldemort de la educación en el Perú.
Imagen: Útero.Pe

1. Karla Schaefer y su universidad Grau

El 14 de marzo pasado, la congresista de Fuerza Popular, Karla Schaefer, envió un oficio al Ministerio de Educación que contenía una propuesta para crear la Universidad Almirante Miguel Grau en Paita, Piura.

La propuesta le había llegado a Schaefer desde la Municipalidad de Paita en los días previos. El Minedu elevó la solicitud a la Presidencia del Consejo de Ministros y la PCM respondió el 14 de marzo a la cartera de Vexler indicando que quedaban a la espera de una evaluación y respuesta sobre si se aprueba o no la propuesta de creación de la universidad. El Minedu aún no responde y está evaluando si se crea o no la casa de estudios, evaluando precisamente en un contexto coyuntural de vacancia.

2. Moisés Mamani y su universidad en Puno

Ya saben que para crear una universidad pública se debe cumplir varios requisitos como consultarle al MEF si hay plata. Pero el congresista fujimorista Moisés Mamani está más apurado que tú este viernes que juega Perú y está pidiendo que conviertan una escuela de arte en universidad.

Aceleradazo. Imagen: Útero.Pe

Aceleradazo.
Imagen: Útero.Pe

El 15 de febrero presentó el proyecto de Ley para que la Escuela Superior de Formación Artística Pública Moho de Puno se convierta en una universidad. El documento fue firmado por sus compañeros de bancada Tamar Arimborgo, Daniel Salaverry, María Melgarejo, Francesco Petrozzi y Karla Schaefer.

¿Y eso está mal? 

Este Útero conversó con Michelle Meza, fundadora del colectivo La Educación se Respeta, quien nos explicó que si bien presentar un proyecto de ley de esas características no contraviene a la norma, se está aprovechando un vacío legal -sobre los cambios de denominación- para saltearse lo estipulado.

3. Edgar Ochoa y Quillabamba

El congresista del Frente Amplio, Edgar Ochoa, se reunió el 15 de marzo con el viceministro de Gestión Pedagógica, Guillermo Molinari (sí, al que le descubrimos una sanción cuando fue funcionario en el gobierno del Apra pero igual sigue en el cargo). El motivo de la reunión, según este tuit de Ochoa, fue para hablar sobre la educación en Cusco.

Sin embargo, ese día el congresista Ochoa aprovechó la reunión para conversar con el representante del ministerio sobre el licenciamiento de la Universidad Nacional Intercultural de Quillabamba

El señor de camisa blanca y canas es Molinari, los demás son altos funcionarios del Minedu (sí, puros hombres). Este tuit fue borrado.  Imagen: captura Twitter

El señor de camisa blanca y canas es Molinari, los demás son altos funcionarios del Minedu (sí, puros hombres). Este tuit fue borrado porque le hicieron roche.
Imagen: captura Twitter

Esta casa de estudios está en pleno proceso de permisos en la Sunedu; pero en este video de hace tres meses, el legislador, en vez de dirigirse a las autoridades de esa universidad para que cumplan con lo requerido por la ley, compromete a las instituciones gubernamentales para que la UNIQ pueda abrir sus puertas.

La especialista consultada, Michelle Meza, comentó que no es la primera vez que sucede este tipo de actitudes de los legisladores.

“Los congresistas saben perfectamente que ese tema lo ve Sunedu, pero como desde la línea de Lorena Masías la institución ha mantenido una posición firme sobre que el licenciamiento no se da por presiones, van al Minedu a presionar. Están aprovechando que hay un ministro que es opuesto a la reforma universitaria”.

O sea, la ley dice que las universidades deben cumplir con los requisitos mínimos para funcionar, no es que se necesite el lobby de un congresista. Así no funcionan, pero parece que Ochoa no lo entiende.

Btw, se viene la segunda temporada de las universidades chicha.