discriminación , internacionales , libertades , noticias , politica , sociedad , videos , violencia Lunes, 12 marzo 2018

Una cantante venezolana en Perú ha escrito “Me fui”, una conmovedora canción sobre su exilio (VIDEO)

Ella es Reymar Perdomo, mírenla bien porque con todo su talento se convertirá en una artista de talla mundial. Imagen: YouTube

Ella es Reymar Perdomo, mírenla bien porque con todo su talento se convertirá en una artista de talla mundial.
Imagen: YouTube

El éxodo de varios venezolanos huyendo de su país debido a la crisis económica y política que se agravó desde la asunción al mando de Nicolás Maduro, debe ser entendido como un fenómeno doloroso para miles de personas que tratan de empezar de nuevo en otro lugar y por el que todos los países de Latinoamérica deberían unirse.

Por tierra o aire, al Perú ya han llegado casi 100 mil venezolanos, muchos de ellos se ven obligados a autoemplearse o buscar trabajos con sueldos de hambre. Entre los miles de inmigrantes arribó a nuestro país la cantante venezolana Reymar Perdomo, ganadora de La Voz de Venezuela.

Ella cruzó cuatro países en un viaje de cinco días en bus para poder asentarse en Lima y empezar de nuevo. Su travesía la hizo canción y un video de ella cantando en el parque Kennedy y colgado hace un  día, se está volviendo viral. Su voz es simplemente impresionante.

Estas son las partes en las que sus compatriotas rompen en llanto al entonar junto a Reymar “Me fui”:

Me fui, me fui, con mi cabeza llena de dudas pero me fui. Aquí estoy, creyendo en mí, acordándome de todo aquello que un día fui (…)

Crucé cuatro países en cinco días, corriendo al trote, comiendo poquito, hablando poco y llorando bajito (…)

Gracias le doy a los que me tendieron la mano, a los venezolanos también a los peruanos, a los colombianos y americanos, todos somos producto latinoamericano.

Hace tres semanas, Reymar fue entrevistada por “Aló, buenas noches…” un programa de Miami transmitido por EVTV y conducido por una compatriota suya, la periodista venezolana Carla Angola. 

En su país, Reymar es admirada por su talento y su simpatía y está empezando de nuevo en nuestro país añorando alguna vez poder volver a Venezuela y, mientras tanto, haciendo lo que mejor se hace cuando se siente profundo dolor: arte. Aunque las circunstancias no  sean las mejores, a nosotros solo nos queda disfrutar y saludar su presencia.