denuncia , internacionales , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Jueves, 18 enero 2018

#Modopapa: ¿Por qué terminó tan mal la visita del papa Francisco en Chile?

El papa Francisco estuvo en Chile desde el 15 hasta el 18 de enero y su misión fue una de las más difíciles: salvar su iglesia. En solo diez años, el porcentaje de católicos chilenos bajó de 73% a 45%. El mayor competidor de la religión católica, con 38% en las encuestas, es el ateísmo. En pocas palabras, cada vez hay menos católicos y más ateos en Chile. 

Playa Lobito, Iquique, Chile. Los organizadores prepararon el lugar para la misa del papa Francisco. Se esperaban 300,000 personas, pero solo asistieron 90,000. Foto: AFP

Playa Lobito, Iquique, Chile. Los organizadores prepararon el lugar para la misa del papa Francisco. Se esperaban 300,000 personas, pero solo asistieron 90,000. Foto: AFP

El principal motivo por el que cada vez se reduce más el porcentaje de católicos son los escándalos de violencia sexual. En los últimos 15 años se han producido más de 80 denuncias de abuso y la más preocupante de todas es el caso del sacerdote Fernando Karadima: el pederasta chileno suspendido de por vida.

1. El bosque de Karadima

Fernando Karadima es un exsacerdote católico suspendido de por vida por abuso sexual contra menores de edad y abuso de poder. En el 2004, Karadima fue denunciado ante la iglesia católica chilena pero solo en el 2010, luego de presiones para guardar silencio, el caso se hizo público. En el 2011, James Hamilton, una de sus víctimas, se presentó en un programa de televisión de alta sintonía y acusó en público a Karadima. El caso fue tan gigantesco y vergonzoso que en el 2016, ese hizo película en El bosque de Karadima.

Fernando Karadima. Foto: Infobae

Fernando Karadima. Foto: Infobae

Al igual que la situación que se vive en el Perú con el caso Sodalicio, con Luis Figari viviendo en Roma, Karadima no fue encarcelado por los crímenes cometidos. Ahora vive en una casa de retiro. Según un informe de Associated Press, en el 2015, el Vaticano estuvo preocupado por el escándalo y tuvo en mente pedir la renuncia de Karadima y darle un año sabático a tres obispos chilenos acusados de protegerlo. El nombre de uno de esos obispos es Juan Barros. La mayor preocupación de la iglesia no fue el bienestar de las víctimas sino el control de daños de la imagen de la iglesia.

Obispo chileno Juan Barros. Foto: TV13

Obispo chileno Juan Barros. Foto: TV13

El gran problema con Barros es que a pesar de que distintas víctimas de Karadima lo acusan de haber bloqueado denuncias por violencia sexual y haberlo encubierto, el papa Francisco lo nombró obispo en el 2015. En medio de polémicas y protestas, Francisco hizo caso omiso de las advertencias.

Como mencionamos al inicio de esta publicación, el papa Francisco tuvo la complicadísima labor de reparar los daños causados por las acusacioens y al mismo tiempo recuperar a los fieles perdidos por la iglesia. Desafortunadamente, Bergoglio no pudo hacerlo.

2. Error papal

En la noche del lunes 15 de enero, Francisco se reunió con lo que la prensa chilena denomina como un “pequeño grupo de víctimas de abusos sexuales”. En esa reunión no se incluyó a ninguna víctima del caso Karadima. Este hecho, como era de esperarse, generó numerosas críticas de la ciudadanía chilena. Tres víctimas del caso Karadima cuestionaron la reunión y la calificaron como insuficiente.

Cartel chileno. Foto. AFP

No es tan difícil entender por qué lo critican tanto. Foto. AFP

La reunión de Bergoglio con el grupo que no incluyó a nadie del caso Karadima no fue el único error cometido. Juan Barros, el obispo acusado de haber encubierto y obstruido las denuncias contra el pederasta chileno estuvo presente en la misa del papa en el parque O’Higgins. Pero eso no es todo…

Francisco defendió a Barros, dijo que no había pruebas en su contra y que las acusaciones “eran calumnias”

Juan Carlos Cruz, una de las víctimas de Karadima, cuestionó las declaraciones de Francisco

Cuando una periodista intentó conseguir declaraciones de Barros, otro obispo la empujó

También le lanzaron un periódico cuando se trasladaba alrededor del parque O’Higgins

Por la tarde del jueves, Francisco abandonó Chile con destino al Perú. A diferencia del país vecino, en el Perú hay un mayor porcentaje de católicos. ¿Veremos cuestionamientos similares por el caso Sodalicio? ¿Francisco se reunirá con las víctimas de Luis Figari? La cobertura mediática televisiva enfocada en la comida o la vestimenta del papa nos hace dudar. Y mucho.