denuncia , libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Miércoles, 3 enero 2018

ROCHE: El mejor alcalde de la historia se zurró en la Constitución para sabotear las marchas contra el indulto

El jueves 28 de diciembre se llevó a cabo la marcha nacional contra el indulto de Alberto Fujimori. Días antes, los organizadores de la marcha y el Ministerio del Interior acordaron que la ruta tendría dos puntos de concentración: la plaza Dos de Mayo y la plaza San Martín.

Sin embargo, a pesar de los acuerdos, la plaza San Martín estuvo bloqueada durante toda la manifestación debido a un pedido del alcalde Castañeda.

F

Imagen: Útero.Pe

En este útero contamos la historia completa del regalito navideño del alcalde. Castañeda tiene la costumbre de publicar fotografías y videos de limpieza posteriores a las marchas que no son de su agrado. Lo que no sabíamos (o habíamos olvidado) es que Castañeda lo hace zurrándose en la Constitución.

1. La Ordenanza y el Decreto de la solidaridad

El 27 de diciembre (un día antes de la marcha), Lucho envió un pedido formal a la Policía y al Ministerio del Interior para cerrar la plaza San Martín durante la marcha contra el indulto. La documentación fue publicada por la periodista Patricia Montero.

Si revisamos los documentos, notaremos que en todos se repite que el pedido se realiza tomando en cuenta la Ordenanza Municipal Nº 62 y el Decreto de Alcaldía Nº 60 , en las cuales se “detalla como zona rígida para cualquier tipo de concentración pública el sector delimitado por el río Rímac, las avenidas Tacna, Nicolás de Piérola y Abancay”. En pocas palabras: la Municipalidad de Lima prohíbe las manifestaciones, protestas y concentraciones ciudadanas declarando como zona rígida estas zonas.

Hasta aquí, cualquiera podría afirmar que Castañeda jugó sucio pero lo hizo siguiendo lo que manda la ordenanza y el decreto, ¿verdad?

2. Simplemente utilizando decretos inconstitucionales

Dos años después de que el decreto de Castañeda se volviera realidad, el Tribunal Constitucional emitió una sentencia en contra de la ordenanza de la solidaridad. Resulta que la CGTP presentó un recurso de agravio constitucional contra el decreto de Lucho ya que era demasiado palomilla ir en contra del derecho ciudadano de protesta y reclamo. 

En pocas palabras: el Tribunal Constitucional declaró que la ordenanza y el decreto de lucho son

I N C O N S T I T U C I O N A L E S

 Aquí puedes leer la sentencia completa 

SENTENCIA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL (7/12/2005) by Victor Caballero on Scribd

Básicamente, la sentencia dice que sí es posible prohibir protestas en el Centro Histórico de Lima, pero para ello se debe demostrar con “pruebas objetivas” que existe la posibilidad de enfrentamiento violento. También se puede prohibir si existe otra manifestación pactada a la misma hora, si el número de asistentes es mayor a la capacidad de la plaza y otras razones igual de puntuales.

En el pedido de Castañeda, enlazado líneas arriba, no existe ni un solo informe que sustente su pedido. El alcalde lo pide por motivos desconocidos y utilizando decretos y ordenanzas que ya fueron declarados inconstitucionales.

Lo que ha hecho Castañeda (prohibir manifestaciones ciudadanas) es cometer un DELITO y está bien clarito en el Código Penal:

Artículo 167.- El funcionario público que abusando de su cargo no autoriza, no garantiza, prohíbe o impide una reunión pública, lícitamente convocada, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de cuatro años e inhabilitación de uno a dos años conforme el artículo 36, incisos 1, 2 y 3.

¿Alguien se anima a denunciar a Luchito? Está cometiendo un delito. ¿Nadie? ¿En serio?

3. ¿Y qué hacemos?

Este útero no solo es quejón, también intenta encontrar soluciones. De acuerdo con diversas fuentes consultadas, la institución que debe iniciar el proceso constitucional contra los pedidos inconstitucionales de Castañeda es la Defensoría del Pueblo. El miércoles 27 de diciembre, un día antes de la marcha contra el indulto, la Defensoría publicó un comunicado reconociendo el derecho a la protesta y pidiendo que no se ponga en riesgo la integridad de la gente en las mismas. Sin embargo, sobre los pedidos inconstitucionales de Luchito no dijeron nada.

También se dieron una vueltita por la marcha para supervisar. Sería bravazo que también se dieran otra vueltita por la Municipalidad de Lima. Foto: Captura web Twitter

También se dieron una vueltita por la marcha para supervisar. Sería bravazo que también se dieran otra vueltita por la Municipalidad de Lima. Foto: Captura web Twitter

Es necesario recordar que el 31 de diciembre del 2018, la gestión del mejor alcalde de la historia llegará a su fin. ¿Podríamos entonces revisar la inconstitucionalidad del decreto y la ordenanza mencionados? ¿O seguiremos siendo saboteados por el siguiente alcalde cuando una marcha no sea de su agrado?