denuncia , noticias , politica Miércoles, 3 enero 2018

Las familiares de las dos engreídas de Keiko se enriquecen gracias al Estado

Hay dos congresistas de Fuerza Popular, Rosa Bartra y Úrsula Letona, que están más calladas que keikistas tras el indulto a Fujimori. Sus familiares contrataron con el Estado cuando ambas eran congresistas. En el caso de la primera, la Ley de Contrataciones prohíbe que su hermana (familiares de segundo grado de consanguinidad) lo haga.

Imagen: Útero.Pe

Imagen: Útero.Pe

Bartra y la verdad a medias del Minedu

La familia de la congresista y presidenta de la Comisión Lava Keiko Jato, Rosa Bartra, es noticia desde fines del año pasado. En diciembre del 2017, cuando todos estaban indignados por el indulto, se descubrió que su esposo presentó un título falso de ingeniero para intentar contratar con el Estado, pero fue descubierto a tiempo por Sierra Exportadora.

El esposo estafador. Imagen:

El falso ingeniero titulado. Imagen: Fuerza Popular

Quien sí logró contratar con el Estado fue la hermana de Bartra, Tania Bartra Barriga. Correo reveló que la hermana brindó servicios con el Ministerio de Educación en el 2017, es decir, cuando la legisladora ya defendía a Keiko en los allanamientos (o sea, cuando ya era congresista). Según la información difundida, la pariente de la fujimorista ganó dinero gracias a estas órdenes de servicio:

  • Cobró 16 mil soles por brindar servicios al Programa Educación Básica para Todos.
  • Cobró 52 mil soles al contratar con el Programa Nacional de Dotación de Materiales Educativos.

Es decir, el año pasado, la hermana de Bartra se llevó un total de 68 mil soles del Estado.

Una de las órdenes de servicio. Imagen: Correo

Una de las órdenes de servicio del 2017. Imagen: Correo

El Minedu, a cargo de uno de los ministros favoritos del fujimorismo, Idel Vexler, salió a “aclarar” la publicación con una verdad a medias. A través de Twitter confirmaron que la hermana de la legisladora brindó servicios a su institución desde el 2016, es decir, desde antes que Bartra fuese congresista.

Imagen:

Ahhh, ok. Ni un mea culpa. Imagen: Twitter

Confirmaron también que Tania Bartra contrató cuando su hermana ya trabajaba en el Congreso (“Tania Bartra ha ofrecido sus servicios hasta la primera quincena de diciembre del 2017”), pero lo pasaron por agua tibia y no hablaron de ninguna sanción.

La prima de Letona que le hacía campaña

Úrsula y Virginia Letona. Deben hablar mucho sobre el dinero del Estado. Imagen: Facebook

Úrsula Letona y Virginia Letona. Deben hablar mucho sobre el dinero del Estado. Imagen: Facebook

Algunos familiares de Úrsula Letona también tiene la suerte de las Bartra. Aunque inicialmente se creyó que Virginia Letona Pereyra, quien contrató con el Estado, era la hermana de la congresista:

Imagen: captura Twitter

Imagen: captura Twitter

Luego confirmamos que se trataba de la prima. En el Facebook de Virginia, la hermana de Úrsula, Giuliana Letona Pereyra, comentaba el parentesco.

Las Kardashian naranjas. Imagen: Facebook

Las Kardashian naranjas. Imagen: Facebook

Virginia Letona cobró 56 mil 479 soles del Estado durante el año pasado, cuando Letona ya formaba parte de la bancada Mototaxi. La contratación fue con una entidad amiga: la Contraloría de la República, que hasta julio del año pasado estuvo a cargo de Edgard Alacrón Alarcón, quien fue puesto en el cargo por los fujimoristas.

Imagen: Transparencia del MEF

Más de 90 mil soles entre el 2016 y e 2017. Imagen: Transparencia del MEF

Lo curioso es que en el 2007, el último año en que contrató con el Estado antes de que su prima sea congresista, Virginia Letona apenas cobraba 4 mil 500 soles. En el 2016 sus cobros llegaron hasta los 35 mil 839 soles. La familiar de la congresista no es ninguna pariente lejana, porque hasta hacía campaña por la prima candidata, según sus redes sociales.

Imagen: Facebook

Imagen: Facebook

Su caso también hubiese sido ilegal si la antigua Ley de Contrataciones (Ley 30225) hubiese seguido en vigencia, pues prohibía los contratos con los primos hermanos(familiares del cuarto grado de consanguinidad)). La nueva ley (DL 1341) que rige desde enero del año pasado solo lo prohíbe a los familiares del primer y segundo grado. ¡Gracias, PPK!