noticias , politica , sociedad Domingo, 17 diciembre 2017

3 malas noticias para el fujimorismo y que desinflan un poco sus planes de vacancia a PPK

No es un secreto que el fujimorismo tenía muchas ganas de vacar a PPK desde que asumió la presidencia. Estaban más ansiosos que solidarios revocadores con Susana Villarán. Esta semana apareció el argumento perfecto: Odebrecht realizó varios pagos a dos empresas de PPK cuando este era ministro de Alejandro Toledo.

El Frente Amplio de Marco Arana fue el primero en mencionar la vacancia tras conocerse esta información. Luego de que PPK se negara a renunciar, se unieron al pedido de destitución Fuerza Popular, el APRA y el Nuevo Perú. Acción Popular se tiró para atrás, pero a pesar de ello, la vacancia se definirá el jueves 21 de diciembre.

Composición: Útero.Pe

Trae para acá esa banda. Composición: Útero.Pe

1. Odebrecht respondió

La compañía brasileña que aún agoniza en nuestro país acaba de lanzarle un salvavidas a PPK. Ellos enviaron una carta a La República en la que aclaraban que en los contratos con las empresas de PPK existe una “ausencia de indicios de ilegalidad”. Además, señalaron que los tratos no fueron realizados con el entonces ministro, sino con su socio, Gerardo Sepúlveda.

“Los servicios de asesoría (…) fueron debidamente pagados y contabilizados oficialmente. Los valores de dichos contratos estaban de acuerdo con las prácticas de mercados a la fecha. La contratación de dichos servicios ha sido gestionada exclusivamente por el señor Gerardo Sepúlveda”.

Fernando Vivas cuenta en su columna de hoy en El Comercio que Sepúlveda busca en Chile los papeles que demuestran que “Westfield fue gestionada íntegramente por él mientras PPK fue funcionario de Toledo”.  “Era una suerte de ‘officer’ empoderado (de Westfield), que, de acuerdo a la legislación gringa, restaba responsabilidad al presidente”.

A pesar de que algunos abogados aseguran que la carta de Odebrecht puede ayudar al presidente a que se defienda en su juicio por combate el Congreso, la presidenta de la Comisión Lava Jato, Rosa Bartra, ha ninguneado este documento: “Jamás hubo dudas sobre la licitud y legalidad de los pagos”.

2. Su investigación se complica

El allanamiento de los locales de Fuerza Popular fue olvidado precisamente porque Rosa Bartra fue la que dio a conocer la relación contractual de la empresa de PPK con Odebrecht. Sin embargo, la investigación de la Fiscalía contra el partido de Keiko continúa.

Para que no te olvides de la cara de Keiko durante el allanamiento de la Fiscalía. Imagen: Cuarto Poder

Para que no te olvides de la cara de Keiko durante el allanamiento de la Fiscalía. Imagen: Cuarto Poder

La hipótesis de la Fiscalía es que Fuerza Popular realizó aportes falsos a su partido para ocultar el dinero de Odebrecht. Pues bien: uno de los supuestos aportantes de su partido ha hablado con La República y ha confirmado que él jamás entregó dinero a Fuerza Popular y que lo han utilizado como tu amigo que le decía a su mamá que estaba en tu casa cuando se iba de juerga.

“Mi nombre es Segundo Alejandro Crisanto Pulache y jamás aporté un solo céntimo a la campaña de la señora Keiko Fujimori en 2011. Esa es mi verdad y también lo sabe la fiscalía de Lima”.

Imagen: La República

El verdadero peligro para Keiko. Imagen: La República

Crisanto también ha ratificado que dos dirigentes fujimoristas lo presionaron a cambio de dinero “para que diga falsamente que aportó a la campaña electoral de Keiko Fujimori en el 2011″. Ni la vacancia salvará a Keiko de esta.

3. El antifujimorismo sigue ganando

La aprobación de Keiko tampoco pasa por momento como para bajarse al presidente sin que la acusen de desestabilizar al país. Según dos encuestas de hoy de Ipsos y GfK, la aprobación de Fujimori Higushi ha bajado:

  • GfK: En noviembre del 2017: 34%. En diciembre del 2017: 33%.
  • Ipsos: En noviembre del 2017: 39%. En diciembre del 2017: 32%

A eso súmenle que Keiko sigue sin pasar el techo del 30% en una futura elección presidencial si se diera mañana. Según Ipsos, más del 70% prefiere votar por otro candidato o por nadie antes que por Keiko:

Debe ser por ello que, según el exministro y analista Fernando Rospigliosi, el fujimorismo “no quiere vacar a Kuczynski porque eso de todas maneras tendría un costo político”. Sin embargo, el accionar del fujimorismo hasta el próximo jueves sigue siendo incierto.