corrupción , noticias , politica , sociedad Martes, 12 diciembre 2017

Recuerda las veces que el fujimorismo utilizó la Comisión de Ética para blindarse

Ironía es que el grupo político cuyo líder histórico está preso por corrupción maneje la comisión de Ética del Congreso. A través de Juan Carlos Gonzales, el fujimorismo maneja este grupo así desde el 2016:

Composición: Útero.Pe

Composición: Útero.Pe

1. No se está metiendo usted con cualquiera

El roche de los fujimoristas que acudieron al allanamiento del local de Fuerza Popular para intimidar a los fiscales fue escandaloso. No solo vimos a Luz Salgado lanzando una sutil amenaza, a Héctor Becerril encarando al fiscal José Domingo Pérez, sino también a la presidenta de la Comisión Lava Jato, Rosa Bartra, apuntando con su celular a los fiscales.

Imagen: Cuarto Poder

Honradez, tecnología y trabajo. Imagen: Cuarto Poder

Esta acción —que se parece mucho a la del detenido que llama a su contacto policial o político para que no le pongan una multa o lo dejen libre— iba a ser sancionada en la comisión de Ética, como lo pidieron distintos congresistas de otras bancadas. Pero como este grupo es presidido por Fuerza Popular, la sanción ni siquiera se discutió.

El saldo, por ahora, es de dos congresistas (Yonhy Lescano de AP y Alberto Oliva de PPK) fuera, quienes han renunciado en protesta por este encubrimiento tan sinvergüenza como el “sabíamos que luchar contra la corrupción iba a ser difícil”  de Keiko.

2. Salvando a tres de un porrazo

Hace poquito, nomás, el 13 de noviembre, este grupo presidido por el fujipastor Juan Carlos Gonzales salvó a tres naranjas en un mismo día de sendas denuncias en su contra, las cuales fueron archivadas.

  • Betty Ananculi: Acusada de mentir en su hoja de vida sobre sus estudios superiores.
  • Dalmiro Palomino: Denunciado por contratar como asesora a la pareja de su hermano.
  • Marita Herrera: Acusada de mentir en un informe parlamentario al decir que estaba en Amazonas ayudando a los damnificados por las lluvias cuando en realidad estaba en Ecuador.

En los tres casos había pruebas, pero los fujimoristas prefirieron abrir investigación a dos congresistas del Nuevo Perú por usar el hashtag #PerúPaísDeVioladores. Prioridades naranjas, les dicen.

"Sabíamos que luchar contra la corrupción iba a ser difícil". Imagen: América TV

“Sabíamos que luchar contra la corrupción iba a ser difícil”. Imagen: América TV

3. Mediadocena de salvados más

Si retrocedemos hasta el 15 de agosto de este año, cuando estabas gastándote toda la quincena, recordaremos que el fujimorismo archivó 8 denuncias contra media docena de fujimoristas. El Comercio informaba así:

  • Yesenia Ponce: Acusada de irrumpir ilegalmente en el Concejo Regional de Áncash.
  • Elard Melgar: Denunciado por plagiar parte de su tesis para titularse como abogado.
  • Luis Yika (2): Denunciado por usar SIS sin necesitarlo y por mentir en su hoja de vida.
  • Alejandra Aramayo: Acusada de extorsión en Puno cuando era dueña de un canal de TV.
  • Héctor Becerril (2): Denunciado por conflicto de intereses entre el Congreso y dos azucareras.
  • Marco Miyashiro: Su proyecto que buscaba el arresto domiciliario de los reos mayores de 75 años tuvo un plagio.
Un presidente de la Comisión de Ética más bondadoso

Otro pastor evangélico presidiendo la Comisión del Ética. Dios es su guía. Imagen: La República

Cual dios cristiano, el religioso Gonzales perdonó todas las culpas de sus colegas de bancada y descartó, como para que no queden dudas, “cualquier blindaje”.

4. A Luz Salgado antes también

La antigua visitante de la salita del SIN, Luz Salgado, ya se había salvado de una denuncia en su contra. La investigación fue abierta por la irregular compra de computadoras por la que juró que renunciaría si se encontraba algún beneficiado.

Con mucha experiencia en ética. Imagen:

Con mucha experiencia en ética. Imagen: Lucidez

A pesar de que todos los responsables de la compra —que no se realizó solo porque los ampayaron— fueron despedidos, Salgado nunca renunció. Ni siquiera asumió la responsabilidad política de la que tanto le gusta hablar para otros casos. El 23 de febrero de este año, finalmente, se decidió archivar la denuncia contra ella.

5. Hasta su presidente renunció

Cómo será de rochoso el blindaje a los colegas de su propia bancada, que ni siquiera el antiguo presidenta de este grupo, Segundo Tapia, lo toleró. Él renunció en mayo de este año porque su comisión había sancionado a tres colegas (uno aprista y dos naranjas), pero en el pleno los salvaron. Sus palabras exactas fueron:

“El motivo es bien puntual. La Comisión había decidido suspender a tres congresistas, pero el Pleno del Congreso decidió no suspenderlos. Frente a lo que sucedió es que he decidido renunciar, toda vez que es un trabajo que se ha realizado dentro de la Comisión”.

Aquí está Segundo Tapia con todos los fujimoristas que no quieren blindar a fujis en la Comisión de Ética.

Aquí está Segundo Tapia con todos los fujis que no quieren blindar a los naranjas en la Comisión de Ética, o sea, con nadie. Imagen: El Comercio

Pero ellos seguirán diciendo lo difícil que es luchar contra la corrupción. Sobre todo en la comisión de Ética.