denuncia , narcotrafico , noticias , politica Jueves, 23 noviembre 2017

El próximo interrogado en la investigación que se le sigue a Joaquín Ramírez y Keiko provocará que los fujis dejen de celebrar lo de Villarán

Los fujimoristas acaban de descubrir que la corrupción de Odebrecht extendió sus tentáculos en la política peruana. Gracias a la tirada de dedo de Jorge Barata a Susana Villarán (afirmó que Odebrecht financió la campaña contra la revocatoria de la exalcaldesa de Lima), los naranjas (y algunos apristas) aparecen públicamente para condenar la corrupción.

Imagen: Twitter

La nueva reserva moral del Perú. Imagen: Twitter

Sin embargo, tenemos una noticia que le arruinará la celebración a los fujimoristas que súbitamente empezaron a creer en las investigaciones de El Comercio (al que van a denunciar penalmente) y de IDL-Reporteros (al que le crean hashtags injuriosos). La Fiscalía está a punto de interrogar al mismo personaje que se bajó la campaña de Keiko Fujimori:

Él es

Él es Jesús Vásquez. Keiko le tiene más miedo que a su tercer fracaso electoral. Imagen: La República

Jesús Vasquez es el piloto peruano que aseguró que el principal financista de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, le confesó que “Keiko Fujimori le había dado 15 millones de dólares, de las elecciones del 2011, para lavarlos en sus grifos”. Justo por esa fecha, como informa La República, “Osías Ramírez, hermano de Joaquín, habría constituido tres grifos en el norte del país entre los años 2009, 2010 y 2011″.

El Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, los tiene entre ceja y ceja. Imagen: La República

El Fiscal de la Nación, Pablo Sánchez, los tiene entre ceja y ceja. Imagen: La República

La información que dio Vásquez no fue un simple chisme sino una declaración que dio a la propia DEA (Administración del Control de Drogas). La entidad estadounidense tiene al piloto como testigo clave en una investigación que se desarrolla contra Ramírez. Por eso la Fiscalía peruana lo interrogará en el proceso por lavado de activos que ha reabierto en nuestro país contra Joaquín y Keiko Fujimori.

Imagen: Chicharrón de prensa

La DEA, sí, la misma que investigaba a Walter White en Breaking Bad. Imagen: Chicharrón de prensa

Gracias a La República tenemos esta cronología del proceso contra el equipo Rocket naranja que había sido cerrado:

  • El 28 de setiembre de este año, la fiscal Sara Vidal Vargas archivó el caso por presunto lavado de activos.
  • La Procuraduría de Lavado de Activos apeló contra el archivamiento.
  • La fiscal superior Luz Peralta Santur vio que el interrogatorio que Sara Vidal le hizo al  testigo Jesús Vásquez fue “insuficiente, superficial y sin motivación”.
  • El 7 de noviembre, la Fiscalía reabrió el caso. Días después, el fujimorismo pidió la cabeza del Fiscal de la Nación por motivos tan reales como el “no eres tú, soy yo” que te dijo tu ex cuando te terminó.
Diseño: Útero.Pe

Así se sintieron cuando la Fiscalía reabrió el caso. Diseño: Útero.Pe

La fiscal Luz Peralta a dispuesto dos acciones:

  • Que se interrogue exhaustivamente a Jesús Vásquez.
  • Que se solicite una copia de la grabación que hizo Jesús Vásquez de su conversación con Joaquín Ramírez y que luego entregó a la DEA.
  • Y que se valore los peritajes contables de la Policía a los investigados Ramírez y Fujimori.

La magistrada está convencida de que la investigación que se cerró fue mal llevada y que favoreció a Joaquín y a Keiko. Esta vez, han sido incluidos en el proceso el congresista Osías Ramírez Gamarra; su tío Fidel Ramírez Prado, la hija de este, Maribel Ramírez Gallegos; y la esposa de Joaquín Ramírez, Rosa Castañeda Cubas.

Puedes pasarle el post completo a Becerril para que vea la suma de evidencias que tiene la Fiscalía contra su ex secretario nacional. Así te aseguras de que continúe opinando contra la corrupción.