Lima , noticias , politica , redes sociales , sociedad Jueves, 16 marzo 2017

Hace tres semanas advirtieron que el río Rímac podría desbordarse en el Parque de la Muralla

El último 14 de febrero, el alcalde de Lima, Luis Castañeda, quiso darle un regalo a la ciudad: la remodelación del Parque de la Muralla. Pero como todo regalo del Día del Amor, no duró ni un mes.

per21

Anunciando la remodelación del parque para julio del año pasado… ah, como el puente Bella Unión. Imagen: Perú21

Parte del río Rímac se desbordó en el Parque de la Muralla y por debajo de la alameda Chabuca Granda. El reinaugurado lugar de Lucho quedó inundado.

aqui

Imagen: @Cescue

Aquí podemos ver, gracias a las cámaras de canal N (min. 4:00), cómo el agua ingresa por una pequeña puerta de la pequeña barrera que separa el río del parque:

El mejor alcalde de todos los tiempos acudió al lugar para regalarnos una de las espontáneas fotos a las que nos tiene acostumbrados (y que antes le funcionaban):

 
Pero no muchos lo tomaron en serio…

Por la noche, Castañeda declaró a los medios y ooootra vez comprobó por qué la palabra no es su fuerte:

“El agua se ha rebalsado, no es que el río, en sí, se haya salido”.

“No hay ni una sola pérdida, ni un solo daño en el Parque de la Muralla, hay un ensuciamiento“.

Lo cierto es que hace tres semanas, los usuarios de las redes sociales advertían que el caudal del Rímac amenazaba al Parque de la Muralla.

Un ciudadano pudo percatarse del peligro, pero ninguno de los especialistas que acompaña a Castañeda pudo preverlo… o no quiso. Lo mismo que pasó con el río Huaycoloro, el cual se desbordó en febrero último exactamente del mismo modo que en 1998… ¡Ah, pero fue imprevisto, ah!

jejeje

Imagen: Andrés Edery

Ahora, el Parque de la Muralla permanecerá cerrado oootra vez, hasta que la comuna limpie el “ensuciamiento”. Al menos, esta vez no culpó a la gestión de Susana Villarán.