libertades , noticias , politica , sociedad , violencia , webeo Martes, 20 diciembre 2016

Estas son todas las herejías que causó la foto de PPK arrodillado junto a Keiko y Cipriani

En el año 1077 (hace poquito, nomás), Enrique IV, rey del Sacro Imperio Romano Germánico (aquicito, nomás), caminó en harapos desde Espira (Alemania) hasta Canossa (Italia) solo para pedirle perdón al Papa Gregorio VII. Al llegar al castillo de Canossa, permaneció de rodillas 3 días y 3 noches hasta obtener su condonación.

300px-canossa-three

Quien no conoce la historia… Imagen: Nicola Romani

El pecado que le valió la excomunión al rey fue el haberse negado a aceptar el poder absoluto del sumo pontífice sobre el nombramiento de obispos y príncipes. El hecho histórico es conocido como el Paseo de Canossa y, ayer, esta fotografía nos recordó la escena narrada:

Si quiso pasar a la historia, esta fotografía será un pase seguro, Mr. President. Imagen: RPP

No fue en busca de perdón, pero el jefe de Estado igual se arrodilló. Imagen: RPP

La imagen captada sorpresivamente (mismo vladivideo) pertenece a la reunión entre el presidente PPK y Keiko Fujimori, la candidata d o s  v e c e s  p e r d e d o r a de las elecciones presidenciales.

Imagen: RPP

Pon en práctica tus clases de semiótica. Imagen: RPP

El objetivo de la cita —organizada por el cardenal Juan Luis Cipriani, el mismo que orquestó una campaña contra la inventada “ideología de género” en el currículo escolar— era dialogar para que, por favorcito, la bancada Mototaxi de Fuerza Popular le permita a PPK ejecutar la actividad para la que fue elegido en elecciones universales, obligatorias y democráticas: gobernar el país.

Según la abogada Rosa María Palacios, la cita (en la que Cipriani tuvo de rodillas al presidente de la República) le otorgó una mayor ganancia mediática justamente al líder católico, quien este año estuvo en un escaparate, provocando con sus desatinadas frases machistas y homofóbicas. ¿Y cómo quedó PPK? Según la periodista, al presidente:

“Lo agarraron de pavo y en público. Esa no es la imagen que debe proyectar un Presidente”.

El Paseo de Canossa de PPK ya quedó plasmado en la retina histórica y esta es la prueba:

¿Y qué dijo al final de la reunión Keiko Fujimori?

Así es. Las gracias fueron para el cardenal y no para PPK.

¿Cómo explicar este desmonoramiento de la imagen del presidente en tan solo dos semanas?

No queremos creer que ninguno de los asesores de imagen de PPK ni siquiera se ha visto un capítulo de House of Cards, así que nos quedaremos con esta hipótesis: