internacionales , libertades , noticias , politica , sociedad Viernes, 9 diciembre 2016

Mientras en Perú luchan contra la “ideología de género”, en Taiwán ya tienen su primera ministra transgénero

Entre los argumentos para pedir la censura del ministro de Educación, Jaime Saavedra, figuran los que cuestionan la inventada “ideología de género” en el nuevo currículo escolar. A estas alturas, ya se sabe que esa “ideología de género” es una tergiversación del enfoque de género, el cual busca enseñar la igualdad de derechos entre hombres y mujeres.

Pero mientras aquí varios conservadores y algunos congresistas se golpean las cabezas a mazazos y gritan “¡uga, uga!”, en Taiwán, una mujer transgénero ha asumido el cargo de ministra digital.

15241753_1149853678383680_7680179731541076639_n

Se trata de Audrey Tang, una hacker que nació con la fisonomía de un hombre, pero que a los 24 años inició su transición, según la revista Poder. Ella se define como un ser humano (por eso pide a la reportera que la traten como a uno) y posgénero:

“La idea es muy simple. Yo no espero que la gente se comporte de cierta manera por su género. No tengo un guion para ti. Si te digo algo y te oigo, escucho tus valores, no el cuerpo que vistes ni el sexo ni la etnia ni la ortientación sexual ni la edad ni nada. Es posclasificación, posestereotipos”.

Tang llegó al gobierno luego de haber hackeado la data del Estado taiwanés ante “una inminente reforma económica injusta”. Su visión contempla la libre distribución y modificación  de los contenidos de Internet. Por eso no es de extrañar situaciones como estas en su vida cotidiana, según Poder:

“En el 2014, como parte del Movimiento Girasol contra la firma de un tratado comercial con China (hecho sin debate popular alguno y que le daba impunidad total a Pekín sobre la economía de Taiwán), Tang ocupó el parlamento e instaló un set de grabación para transmitir los hechos en directo y pasarlos por las redes. Desde ese momento, el gobierno de Taiwán no se ha atrevido a poner en marcha nada sin consulta”.

audrey

No, en Taiwán nadie balbuceó que Tang confundiría a los niños desde Internet. Imagen: Revista Poder

 

La historia completa de esta figura mundial —aunque no haya pretendido serlo— la pueden encontrar en la edición impresa de la revista Poder, contada por la periodista Gabriela Wiener.

 

Secured By miniOrange