ampay , cholósfera , redes sociales Jueves, 15 septiembre 2016

Gustavo Faverón: mensajes de acoso sexual implican a la conciencia moral de Facebook

Esta va a ser la primera vez en nueve años que en este blog se mencione a Gustavo Faverón. La última vez fue en el 2007 y eso debería haber sido suficiente. Hoy romperemos la regla.

La historia empieza ayer por la tarde, varias cuentas de Twitter comenzaron, poco a poco, a publicar una serie de capturas de pantalla de conversaciones que se habrían dado entre Faverón, actualmente columnista en el diario La República, y algunas jóvenes.

Hace unos minutos, el diario Trome publicó la recopilación y ha reventado el escándalo. El contenido de estos screenshots muestra un comportamiento obsesivo, compulsivo y acosador de parte del escritor. 

A continuación, algunas de las imágenes recopiladas por Trome. Hay muchas más capturas circulando en las redes sociales. Nótese que los mensajes se reiteran, a pesar de que, aparentemente, no reciben respuestas en días, meses o, incluso, años.

Fuente: Twitter

a818167c-6534-4546-ae60-2001ff98b97a

Imagen: Twitter

2d4bf4a1-d8dc-4592-bf74-07d7ef9ffe0e

Denunciado desde junio

Una vez publicadas las capturas de pantalla y viralizadas por las redes, la ciudadana Julieta Vigueras salió a denunciarlo públicamente por el mismo motivo. Julieta indica que, muy aparte de haber realizado la denuncia, también habría recibido fotos y videos de contenido sexual. Intentamos comunicarnos con ella para obtener mayor información pero hasta el cierre de esta nota no obtuvimos respuesta. 

¿Qué dice la ley?

Consultamos con un abogado respecto a los casos de acoso que puedan suscitarse en redes sociales y lo que nos explicó fue que, en este en particular, la ley más importante a tener en cuenta es la N° 27942, Ley de prevención y sanción del hostigamiento sexualEl artículo 2 nos explica cuáles son los ámbitos de aplicación.

1

Imagen: Captura flora.org

Y el artículo 6 nos dice cómo es que se manifiesta el hostigamiento sexual. Esta sección explica que el hostigamiento se puede dar “a través de cualquier medio de imágenes de contenido sexual” (redes sociales incluidas). 

2

Imagen: Captura flora.org

Otro detalle mencionado por el abogado consultado es que si estos mensajes se intercambiaron con menores de edad, el asunto se volvería aun más complicado para el acusado ya que este acto “será reprimido con pena privativa no menor de cuatro ni mayor de ocho años”. Estaríamos hablando de cárcel asegurada. 

3

unodc.org

ADVERTENCIA: esto NO es un caso de gileo

Amigo varón que nos lees: si crees que no podrías criticar a Faverón porque tú también eres gilero, estás mal. No te compares. No te equivoques. Esto no es gilear. Todos gileamos pero no todos le insistimos a una chica que no nos responde durante años, hasta el punto que solo se atreve a publicar el chat cuando otras lo han hecho.

Esto ha sido el mismo fenómeno de las historias de Ni Una Menos. Todas calladas, por miedo a la típica descalificación machista, hasta que se reconocen en otras víctimas que se animan a salir a la luz. Como dijo el mismo Faverón, en el caso de Álamo Pérez Luna, esto se trata de un “persistente acoso de montones de mujeres que claramente no quieren nada con él.

Oye, no entiendo nada

Ya, mira. En homenaje a Faverón, te lo explicamos con un “meme” de Pictoline.

Esperamos lo que tengan que decir las ONG feministas, las organizadoras de Ni Una Menos –que Faverón públicamente apoyó– y, por supuesto, el involucrado.

#UPDATE

Hace algunos instantes, Gustavo Faverón publicó una respuesta en una de sus cuentas de facebook. 

a750e2dd-9729-4678-a015-4df152bb2774