internacionales , noticias , politica Lunes, 11 mayo 2015

Otras señales de la era del Papa Francisco: el Opus Dei chotea a Cipriani

Airon Nelson

Periodista que le gustan los tatuajes. @AironNelson

En el Perú, Cipriani ha vendido la imagen de ser uno de los hombres más fuertes dentro de toda la organización mundial del temible Opus Dei.  Y quizás esto era cierto… hasta que Jorge Bergoglio se convirtió en Papa. ¿Y cómo es esto? El diario El País de España ha publicado una crónica en la que el Cardenal peruano termina convertido en uno de los personajes secundarios:

http://www.diariolaprimeraperu.com/online/images/2011/setiembre/07/inf1.jpg

Esto no se ve bien para Cipriani. Foto: La Primera

En diciembre de 2014, el prelado Javier Echevarría, que a los 82 años es la máxima autoridad de la organización, nombró vicario auxiliar al hispanofrancés Fernando Ocáriz y vicario general al argentino Mariano Fazio. La decisión insinúa un orden sucesorio del que quedaría desplazado el influyente arzobispo peruano Juan Luis Cipriani y coloca a la prelatura ante un escenario inédito. 

Y hay mucho más:

Los analistas han vivido el ascenso de Ocáriz (“un cargo es una carga”, matizan en el Opus) como un punto de inflexión en la trayectoria de la institución. También, como un guiño al Papa, que es jesuita, predica con verbo fresco, no siempre ha compartido las opiniones de Cipriani —excluido, por ahora, del núcleo ejecutivo—, y se tutea con su compatriota Fazio, el nuevo vicario general el Opus.

De esta manera, Cipriani ha sido choteado de toda posibilidad de alcanzar la cotizada prelatura del Opus, es decir, de convertirse en el jefazo máximo. El Opus no quiere enfrentarse al Papa. El artículo recuerda que el 2007, el Papa Francisco (en ese entonces Jorge Bergoglio) presidió la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano. Allí, “Cipriani se mostró poco cercano a su tesis, y Fazio (el nuevo vicario general) las compartió plenamente”,  señala El País.

18300

Cipriani y Bergoglio. Foto: Gestion.pe

El mismo artículo dice que a Bergoglio le gustaría que Cipriani se aleje del Perú y vaya a Roma. ¿Será ese motivo por el que el Papa no vendrá a nuestro país? Rosa María Palacios, en su página web, formula algunas preguntas que sería conveniente hacerlas a Cipriani o al mismo papa Francisco… si es que viene, claro.

“¿Por qué no la escala en el Perú? Nuestro Papa es argentino, conoce bien nuestro mapa y sus distancias. No hay forma de volar de Quito a la Paz sin pasar por cielo peruano. ¿Porqué no una visita a todo el barrio? ¿Alguien a quien no quiere ver? ¿Nuestra dividida iglesia es postergada? ¿Cuál es la causa? ¿Mucha división, mucha pelea interna? ¿Mucho interés en los bienes terrenales y poca en las almas? La Conferencia Episcopal Peruana nos debe una explicación. Acaso, ¿no se le invitó oportunamente?”

Por otro lado, el sacerdote corazonista, Gastón Garatea rompió finalmente su silencio. Como recordarán, Cipriani no le renovó la licencia, lo que significa que el padre Garatea ya no puede ejercer como sacerdote, le han quitado su razón de ser.

fotogaratea

Garatea no tiene comunicación con Cipriani hace más de un año. Foto: LaRepublica.pe

Garatea finalmente habló sobre Cipriani y reveló que la pretensión del Azobispado, de quitarle el título de Pontificia a la PUCP, quedó en nada en el Vaticano (lo que demuestra como ha perdido fuerza Cipriani en la Santa Sede). Y en el Perú, el juicio se encuentra en standby:

¡Nos han quitado la clase de Teología, que era una de las mejores cosas pastorales que tenía la Universidad! Hasta los muchachos ateos iban a la cátedra de Teología. Les interesaba conocer la especial mirada al mundo que hace la Iglesia…

Incluso a nivel de imagen, el conflicto es muy fuerte: ha rebasado las fronteras nacionales.

Es verdad, pero yo soy optimista. Creo que hay que bajar un poco los apasionamientos. Conversando siempre se plantean cosas nuevas.

(…)

¿En el fondo sufrís un problema de control por parte de la jerarquía eclesiástica? En concreto, el cardenal Cipriani quiere controlar la Universidad Católica.

Es un problema de control, de querer controlarlo todo, en lugar de haber una buena voluntad desde la que la gente se quiere entender.

¿Usted ha hablado recientemente con el cardenal?

No, hace más de un año que no lo hago.

No es casual que Garatea haya hablado en estos momentos en los que la fuerza de Cipriani se ve disminuida. Parece que se vienen nuevos aires en la Iglesia peruana. Roguemos al Señor.

Airon Nelson

Periodista que le gustan los tatuajes. @AironNelson