sociedad , violencia Martes, 25 febrero 2014

Las secretas investigaciones de los abusos sexuales en el Sodalicio

Las denuncias de abuso sexual a miembros del Sodalicio son abundantes. En el post anterior, a raíz del testimonio de Jason Day (que ya ha recibido respuesta por parte de ACIprensa), reseñamos algunos de los casos más sonados.

Pero éstos no son los únicos. Un próximo libro de Pedro Salinas reproduce la investigación que realizó con la periodista Paola Ugaz sobre la historia detrás de estos casos. Sus pesquisas dieron con una verdadera primicia: los sodálites conocen más casos que señalan a su fundador Luis Fernando Figari, pues estos habrían sido presentados ante el tribunal eclesiástico del Arzobipsado.

Este post es un avance de lo que se viene en el libro.

Luis Fernando Figari, denunciado por abuso sexual.

Luis F. Figari, fundador de los Sodalicios

En su columna de hace unas semanas, Pedro Salinas hizo un adelanto de la investigación:

…tenemos conocimiento de unas denuncias alcanzadas al Tribunal Eclesiástico de Lima, que preside Víctor Huapaya Quispe, clérigo de la Sociedad de la Santa Cruz, una organización satélite del Opus Dei, que señalan a conspicuos miembros del Sodalicio, un movimiento religioso peruano. Yo mismo he dejado en manos de este sacerdote una manifestación notarial de una víctima de abuso sexual. Esto ocurrió a mediados del 2011…

Pero vayamos por partes. Todo comenzó en 2008. Según la investigación, durante el proceso de beatificación de German Doig (segundo en la cadena de mando sodálite, fallecido en 2001), saltó el primer caso. La cúpula sodálite tomó conocimiento de esta denuncia.

German Doig. Foto: Las Líneas Torcidas

German Doig. Foto: Las Líneas Torcidas

Entre 2008 y 2010 se descubrieron cuatro casos más de abuso sexual que comprometen a Doig. De estos, por lo menos dos involucran a menores de edad. Los investigadores religiosos del caso Doig conminan a Figari, entonces Superior del Sodalitium, a dejar el cargo por considerar que tenía “responsabilidad moral”. En diciembre de 2010, fue que el fundador dejó el cargo arguyendo “razones de salud”, según la versión pública.

Durante todo este tiempo, la cúpula trató el tema herméticamente. Según el próximo libro de Salinas, el Sodalitium quería evitar que la verdad sobre la doble vida de Germán Doig salga a la luz, y dejarlo como que el número dos del movimiento “no alcanzó las virtudes heroicas”.

20110201-20110201-portada92-1--1-

Sin embargo, en 2011, se hacen públicas las denuncias en Diario16 y Caretas; obligando al SCV a emitir un comunicado reconociendo el hecho. Al poco tiempo, aparece otra denuncia en Diario16, pero esta vez acusa a Luis Fernando Figari.

Según la investigación de Salinas, y la colaboración de Paola Ugaz, Figari y Doig no son los únicos involucrados en diversas acusaciones de abusos sexuales. El Tribunal Eclesiástico ha recibido varias denuncias que acusan a conspicuos líderes del Sodalicio. Sin embargo, Victor Huapaya Quispe, clérigo vinculado al Opus y que preside el tribunal, nunca ha querido responder sobre éstas a la prensa.

Tampoco se ha pronunciado el cardenal Cipriani. ¿La razón? Bueno, al parecer es muy amigo del sacerdote sodálite Jaime Baertl, y de los obispos sodálites José Antonio Eguren (obispo de Piura y Tumbres) y Kay Schmalhausen (obispo de Ayaviri). A buen entendedor… ya saben.

Cipriani en ceremonia de la Familia Sodálite

Cipriani en ceremonia de la Familia Sodálite. Foto: Sodalicio.org

Pero, ¿quién más de la familia Sodálite estaría implicado en estos crímenes? La investigación de Salinas y Ugaz llaman la atención sobre diversas denuncias de abuso que se han hecho en el blog Las Líneas Torcidas, donde se señala a Jeffrey Daniels, sodálite que habría salido hace años del Perú hacia Estados Unidos, apañado por el Sodalicio de Vida Cristiana.

No sería la primera vez. Según estas pesquisas que comentamos, en los últimos dos años se han retirado con reserva varios sodálites, vinculados a Doig y Figari.

Volviendo a la columna de Jason Day, actualmente, la preparación de la primera comunión y de la confirmación del Markham está ahora en manos de Pro Ecclesia Sancta, también conocida como Avanzada Católica. Sí, otra conservadora agrupación religiosa, de características similares al Sodalicio. ¿Hasta cuando permitiremos esto?