noticias , politica , sociedad Viernes, 26 febrero 2021

Todo lo peor que ha dejado López Aliaga en estas semanas de campaña (y eso que ni pasa del 3%)

A Rafael López Aliaga ya lo conoces. No porque sea uno de los candidatos que encabece las encuestas (apenas figura con 3%), sino porque la tele lo entrevista tanto como a Forsyth cuando era alcalde. La fichita de Solidaridad Nacional (ahora reciclado como Renovación Popular) es del tamaño de un Chucky en las encuestas pero ruidoso. En lo que va de la campaña, ha dicho de todo para mostrarse como lo más peligroso que tenemos hasta ahora. Aquí un recuento.

 

Pertenece a la organización ultraconservadora Opus Dei (la misma que integraba el fujicardenal Cipriani) y por eso ha jurado que no la ve desde hace 40 años. Sí, ha afirmado que es más célibe que tu pata gamer.

«Yo soy miembro a mucha honra. Soy miembro del Opus Dei desde los 19 años con celibato incluido, con compromisos importantes, como comulgar a diario porque me da la gana, ¿ya? Porque me da un placer enorme».

Intervención: Útero.Pe

Intervención: Útero.Pe

 

Como buen ultraconservador, se opone a la educación sexual para adolescentes en los colegios. Mostrarle unos condones a él es como ponerle una cruz a un vampiro. Por eso cuando le preguntaron si repartiría preservativos en los colegios, casi se derrite:

«Meterle a una criatura en un colegio un preservativo. ¿A qué edad lo vas a repartir? [«A partir de los 15 años», le responden]. Déjale a la familia que decida, hermano, pero que el Estado no se meta. (…) No puede estar como un animalito, ¿no? Aquí estás promoviendo que haya sexo libre, que sea todo un tema así… no, yo no estoy de acuerdo».

Intervención: Útero.Pe

Imagen original: Latina. Intervención: Útero.Pe

También se opone a despenalizar el aborto incluso en casos de violación. Todo el Perú lo supo porque creyó que todo se solucionaba con un hotel 5 estrellas para que una niña ultrajada pase sus días de gestación ahí, cual incubadora:

«Para una niña violada decirle: «Mira, nueve meses te pongo un hotel cinco estrellas, con piscina, alimentación y todo. Y a los 9 meses decides si quieres quedarte con tu bebe o das tu bebe en adopción». (…) Un crimen no lleva a otro crimen. Hay un bebé ahí, que está dentro del vientre de una niña violada».

Su ultraconservadurismo es tan peligroso que usa lemas fascistas sin roche durante la campaña:

Imagen: CAptura de Faebook

Imagen: Captura de Facebook y Caras&caretas

 

Quiere que la gente se olvide que su partido es Solidaridad Nacional (el mismo que le dejó al Perú alcaldes presos), pero se resiste a romper con su ámix Luis Castañeda, investigado (y hasta hace poquito detenido preventivamente) por recibir plata de las brasileñas Odebrecht y OAS.

«Yo pongo las manos al fuego por él. Sí las pongo, porque lo conozco. Sería una persona muy desconsiderada, viendo toda la obra que ha hecho».

Intenta romper con el fujimorismo al atacar a Keiko, pero en la última elección del 2020 exaltaba a su Frankestein, Rosa Bartra, a quien recicló como su candidata al Congreso. 

«Lo he dicho y lo repito: [Rosa Bartra es] la mejor congresista en la historia del Perú. La he llamado yo. Le he dicho: «Rosa, necesito tu defensa del modelo antichávez». Esa mujer es valiosísima para el país».

Intervención: Útero.Pe

El dios del inframundo los crea y ellos se juntan. Intervención: Útero.Pe

Para sorpresa de nadie, el empresario millonario también se opone al impuesto a la riqueza en tiempos de pandemia porque cree que es una propuesta de resentidos sociales.

«En eso soy libertario. Creo que mientras menos se meta el Estado, mientras menos impuestos haya, mejor. Esta es típica propuesta de un zángano, de un tipo que nunca ha trabajado y es envidioso».

No solo desliza «encuestas» que lo ponen en segundo lugar, sino que miente en vivo y en directo sin que se le caiga uno de los pocos pelos que le quedan. Aquí solo un par de declaraciones falsas que dio en medios y que fueron detectadas por la red de verificación Ama Llulla.

Imagen: Ama Llulla

Imagen: Ama Llulla

Imagen: Ama Llulla

Imagen: Ama Llulla

Old Chucky acaba de tocar fondo porque ha menospreciado el caso Ana Estrada, la activista que ha logrado que el Poder Judicial (en primera instancia) le permita la muerte asistida que tanto viene exigiendo desde hace años por la enfermedad degenerativa que padece desde los 12 años. López Aliaga ha demostrado su amor al prójimo con esta infeliz declaración:

 

 «Si una persona se quiere matar es libre. Si se quiere matar, se sube a un edificio y se tira. ¿Para qué buscan que el Estado se entrometa? (…) Si quiere matarse, pone su tina, se corta las venas, pone una buena música, pone agua caliente y se queda muerta. ¿Para qué mete al Estado en esto? (…) Que se mate, pues. ¿Para qué quiere que el Estado la mate?».

Recuerda que el Bolsonaro lorcho aún no pasa del 3% y tú puedes ayudarlo a que se quede como empresario, o sea, a que no pase ni del 1%.

 

Secured By miniOrange