noticias , politica , sociedad Lunes, 1 marzo 2021

3 candidatos que han sudado frío en las últimas entrevistas del fin de semana

Las novedades de la última encuesta de IEP: Lescano continúa subiendo como agua hirviendo bien caliente y ya está en primer lugar, Forsyth sigue perdiendo el partido desde que entró a la cancha a dar entrevistas y ahora ocupa el tercer puesto. Mientras tanto, el amix de Lucho Castañeda, López Aliaga, ha trepado al quinto lugar y le ha robado a De Soto el título del viejo lesbiano que lidera a los conservas.

Este fin de semana, tres de los que cuatro que encabezan esa encuesta (Lescano, Forsyth y Keiko) han protagonizado entrevistas en las que han dado palta y hasta pena. Aquí el resumen.

Intervención: Útero.Pe

Intervención: Útero.Pe

Keiko es troleada hasta por Bayly

La candidata de Fuerza Popular fue la más troleada en el fin de semana. En la primera entrevista del domingo, el gran Christopher Acosta la puso nerviosa en dos momentos de su conversación en Punto Final, dos momentos que merecen ser transcritos:

Keiko: Kuczynski, a las pocas semanas antes de asumir la presidencia, anuncia desde España que iba a robarse congresistas de nuestro partido. Era pues, una declaración de guerra.
Acosta: Pero al final el que le robó congresistas fue su hermano Kenji.
Keiko: Jejeje. Fueron momentos difíciles… eh… 

Y en otro rato, Acosta reveló una buena noticia para el país: Keiko tiene cerca a Carlos Raffo, el excongresista y publicista cuyas campañas políticas nunca han ayudado a ganar una elección naranja (salvo la del 2000, en la que hubo denuncias de fraude).

Acosta: ¿Ha vuelto el señor Carlos Raffo a su campaña?
Keiko: No, es verdad que yo me he amistado con él y somos amigos, pero él no es parte de la campaña.
Acosta: Esta entrevista que estamos grabando, ¿no es en la casa del señor Carlos Raffo?
— Keiko: No le podría precisar eso.
Acosta: ¿No sabe usted dónde estamos grabando la entrevista?
Keiko: Tengo varios amigos este… eh… pero yo no puedo hacer esa precisión.
Acosta: Esta es la casa de Carlos Raffo, se lo decimos con certeza. 
Keiko: No, él no vive acá.
Acosta: Pero es su casa. 
Keiko: Uhm… no vive acá. Yo entiendo que él vive en Planicie.

La otra arrinconada a Keiko la protagonizó su exfan, Jaime Bayly. Ni el regalo que Keiko le dio a su hija como «agradecimiento» por apoyarla contra Humala (eso lo contó en la entrevista) evitó que Bayly le reclamara por su comportamiento hostil contra PPK y hasta la llamó rencorosa. Pero el momento más orgásmico fue cuando olvidaron su amistad y se mecharon porque Jaime llamó «dictador» al papá de Keiko (min. 16:23):

— Bayly: ¿[A López Aliaga] lo conocías antes, cuando tu papá era dictador?
— Keiko: Jaime no te voy a aceptar que tildes a mi padre de «dictador», te pido, por favor, que lo trates con respeto.
— Bayly: Lo estoy tratando con respeto, pero eso es un hecho. Si prefieres le digo que era un autócrata.
— Keiko: Ha habido momentos de autoritarismo, eso lo reconozco, ¿ok? Pero mi padre fue elegido en el 90, en el 95 y en el año 2000 y obtuvo el voto y el mandato popular.
— Bayly: Keiko, perdóname, si un presidente que ha sido elegido democráticamente cierra un Congreso, da un golpe de Estado y se convierte en un dictador . Tu papá en abril de 1992 se convirtió en un dictador.
— Keiko: Yo he señalado que sí, era un momento de excepción y es una situación irrepetible, así como he criticado el cierre del Congreso del señor Vizcarra.
—Bayly: Yo también critiqué el cierre de Congreso de Vizcarra pero me preocupa que digas que tu papá no fue un dictador y me digas que le estoy faltando el respeto. La historia tiene que reconocer que el señor Fujimori fue dictador desde que cerró el Congreso.
— Keiko: Pero convocó a elecciones democráticas…
— Bayly: Pero Maduro también convoca a elecciones y las gana y tiene un Congreso dócil.
— Keiko: Jaime, por favor, no puedes comparar a mi padre con Maduro. ¿Ok?
— Bayly: Hay dictadores de derecha y hay dictadores de izquierda.

La mecha continuó porque Keiko seguía defendiendo al gobierno de su viejito (incluso aseguró que no hubo fraude en el 2000), pero el chou acabó con un «no estoy aquí para hablar de todo el periodo de mi padre, ojalá me dieras la oportunidad de hablar de una de mis propuestas». Iuggg, qué aburrida.

Lescano no quiere a todo su partido

El candidato que encabeza las encuestas tiene un gran problema: su propio partido. Parece que quisiera deshacer de él: jura que en un futuro gobierno suyo no convocaría a la gente de los team Vitocho o Raúl Diez Canseco porque no tienen coincidencias ideológicas, y también pide no votar por sus propios candidatos al Congreso. Consultado en ‘Sálvese quien pueda’ por sus postulantes con antecedentes, Lescano respondió (17:16):

«En el partido elegimos a los candidatos en base al voto de la militancia. Nosotros no los designamos, nosotros no los nombramos. (…) Si tienen los antecedentes, que el pueblo decida no votar por ellos, que no respalde esas votaciones». 

Lescano también se esfuerza en demostrar que no quiere a Manuel Merino (quien es de su partido, por si aún no te queda claro), aunque al igual que Aneth Acosta (la candidata con un chat racista que es fan de Merino) cree que Evil Mero Loco llegó al poder constitucionalmente:

«Yo creo que formalmente se cumplieron los requisitos establecidos en el Congreso [para que Merino asuma el gobierno]. Formalmente. Pero fue un gobierno absolutamente deslegitimado».

Con tanto alejamiento de su partido, parece que estará solo. Él mismo intuye que le podría faltar gente en un eventual gobierno suyo: «Si no hay militantes que pudieran tener los requisitos para ocupar determinadas carteras, [tenemos que] ver a profesionales independientes». ¿Otro presidente sin bancada?

Forsyth, el liberal conservador

Ya sabemos que no hay entrevista en la que George no te regale un meme, pero vale la pena mencionar la del viernes en RPP. Jaime Chincha se quedó con cara de WTF? en más de una ocasión, como cuando descubrió que «la constitución anticorrupción» de Forsyth no es una nueva constitución:

Chincha: ¿Una constitución anticorrupción, dice usted? ¿O sea, una nueva constitución?

Forsyth: No, ahí sí somos muy cuidadosos. (…) Nosotros sí pretendemos modificar algunos capítulos, justamente en la lucha anticorrupción, pero debemos darle confianza a los peruanos, a los inversionistas, extranjeros y nacionales, para que se reactive la economía. 

Chincha quedó más confundido cuando descubrió que Forsyth era liberal y conservador al mismo tiempo. Al inicio de la entrevista, le preguntó si era liberal o conservador, Forsyth respondió: «Por un tema generacional, tendemos a ser más liberal». Hasta que le preguntaron por la eutanasia:

— Chincha: A favor o en contra: ¿legalización del aborto?
— Forsyth: Solo en casos de violación. 
— Chincha: Matrimonio igualitario.
— Forsyth: Unión Civil.
— Chincha: ¿Eutanasia?
— Forsyth: Somos provida.
—Chincha: Ah, usted es conservador, entonces.
— Forsyth: No: Vuelvo a decirlo, tengo una visión amplia, no me puedo encasillar en un solo punto.
— Chincha: ¿O sea usted es liberal y conservador? 

La entrevista terminó con una respuesta digna de un liberal conservador: al preguntarle por el presidente que admira, Forsyth respondió: Leguía. Sí, el presidente que lideró uno de los gobiernos más corruptos del Perú. RIP, George.

Secured By miniOrange