noticias , Salud , sociedad Lunes, 30 marzo 2020

Sí eran trabajadores de Backus: la historia del triste hashtag del fin de semana #LiberenLaChela

Backus tiene dos trabajadores que dieron positivo al coronavirus. Los obreros de la empresa denunciaron desde el inicio de la cuarentena que Backus «estaba exponiendo la salud de ellos al continuar con la producción de cerveza», un producto que (aunque Ñol Solano quisiera) no es de primera necesidad. Hubo hasta videos.

Y aunque inicialmente la empresa confirmó que estaban trabajando (porque ‘no podían desconectar súbitamente sus instalaciones) ahora informa que (para el dolor de las Aramayo), desde el primer día de la emergencia, el 16 de marzo, dejó de comercializar y producir la cerveza. «Esto ya fue comprobado por Sunafil en varias de nuestras sedes del país, incluida Ate», le dijeron a este Útero.

Pero había quienes no podían vivir sin chela y no hablamos de los compradores (que por estos días andan más preocupados por la AFP para sobrevivir a la pandemia). Resulta que el último sábado se creó el hashtag #LiberenLaChela. La finalidad era pedir que se siga comercializando alcohol (y no para desinfectar), a costa de la salud de los trabajadores. Con esta cuenta empezó todo.

Y así empezó todo.

Un fantasma que extrañamente tuvo más rebote que los memes que publicas. Imagen: Captura Twitter

El HT fue movido inicialmente por @DanielB2796, «Daniel Benavides», una cuenta creada—oh, coincidencia— recién este mes y cuyo único tuit fue ese. Tres cuentas más (también creadas este mes) ayudaron a difundir el mensaje. Quienes también contribuyeron fueron —oh, sorpresa— algunos empleados de Backus.

Por ejemplo, Carolina Avila Delgado trabaja en el área de Márketing de Backus AB-Inbev Perú y no solo movió el HT, sino que también seguía a la cuenta fake @DanielB2796.

Carolina Avila Delgado trabaja en el área de Márketing de Backus-ABInbev Perú y no solo movió el HT, sino también seguía a la cuenta fake @DanielB2796. Imagen: Captura Twitter

Imagen: Captura Twitter/Linkedin

Adi Pastor seguía a tres de las cuentas fakes en Twitter. Encontramos que Adriana Pastor es project manager de Backus.

Adi Pastor seguía a tres de las cuentas fakes. Encontramos que Adriana Pastor es project manager de Backus. Imagen: Captura Twitter

Imagen: Captura Twitter/Linkedin

Otro caso más: Néstor Montoya seguía en Twitter a la misma cuenta fake @DanielB2796. Según Linkedin, también trabaja en AB-Inbev (la dueña de Backus), en el área de Márketing.

Imagen: Captura de Twitter y Linkedin

Un tremendo jEniO el Néstor. Imagen: Captura de Twitter y Linkedin

Daniel Villarán también era uno de los seguidores del fantasma que inició el HT. En Linkedin encontramos que hay un Daniel Villarán que trabaja como Marketing Manager de Backus AB InBev. Ahora tiene su Twitter con candadito y su Linkedin, de baja, pero en Google quedan un montón de links donde se comprueba que trabaja para Backus.

Imagen: Captura Twitter

Khé hintelijentes. Imagen: Captura Twitter

‘Sandra Vivanco V’ también seguía al inexistente Daniel Benavides, retuiteó su único tuit y también contribuyó al hashtag con un tuit propio. ¿Adivinaste? Sí, Sandra Vivanco Vigil también trabaja para AB Inbev, como Trade Execution Coordinator. Un cargo en inglés para darle más caché, como los de sus otros compañeros.

Imagen: Captura Twitter y Linkedin

Imagen: Captura Twitter y Linkedin

Todo parecía ser algo más que una simple campaña aislada, pues de por medio hubo hasta «influencers» ayudando a mover el pedido de liberar la chela. Uno de ellos fue  Mateo Garrido Lecca, quien luego se arrepintió de sumarse al HT y aclaró que nadie le pagó por el tuit.

A pesar de todo lo que has visto y aunque esto huela peor que tufo de borracho, la Backus dijo a este Útero que su área de Marketing no diseñó esa campaña y que sus publicistas, tampoco. Confirmaron que al menos Adriana Pastor y Carolina Avila Delgado trabajan en su compañía, pero que no son publicistas.

Imagen: Backus

El comunicado que nos mandaron. Imagen: Backus

Donar alcohol medicinal y agua mientras tus trabajadores piden seguir comercializando chela (a pesar de las muertes por coronavirus en el Perú y de los contagios en su propia empresa) es como una persona que ayuda a sus vecinos cuando está sobria pero que comete abusos en su propia casa cuando está ebria.

 

Secured By miniOrange