corrupción , noticias , politica Martes, 28 enero 2020

Mientras aquí se rompen la cabeza, la prensa extranjera nos muestra el lado positivo de las elecciones 2020

El resultado de las elecciones para un nuevo Congreso han traído todo tipo de reacciones. En medios, la mayoría de analistas se muestra preocupado por «el nivel de fragmentación» del nuevo Congreso. Otros, en Lima más que nada, están ocupados alzando las cejas frente a la repentina presencia del Frepap y se hacen preguntas donde no van a encontrar respuestas.

"Llamemos a Sheput". Foto: Captura/Twitter

«Llamemos a Sheput». Foto: Captura/Twitter

Y es verdad que los resultados generales más bien parecen indicar que la crisis política está lejos de resolverse. El Perú ha decidido ser mesiánico, centro tibio y etnocacerista a la vez.

Cuando los extremos se tocan. Composición: Utero.Pe

Cuando los extremos se tocan. Composición: Útero.Pe

Sin embargo, aquí queremos enfocarnos en el aspecto más positivo del resultado: la derrota de Fuerza Popular y del Apra. Después de todo, la disolución del Congreso —y la convocatoria a nuevas elecciones— fueron causados por el obstruccionismo del partido fujimorista.

La medida constitucional tomada por Vizcarra era meterle un reinicio al Parlamento para restaurar el equilibro del poder, como explica acá Juan Jiménez Mayor:

La confianza, censura y disolución son institutos propios de contrapeso de poderes, por medio del cual se establece que el Congreso tiene amplias potestades de control hacia el Poder Ejecutivo, pero no puede extralimitarse a riesgo de ser disuelto por las causales establecidas en el artículo 134 de la Constitución.

Y funcionó.

Fuerza Derrota Popular

En el extranjero, el semanario Der Spiegelle dedicó una nota a nuestro ajetreado proceso electoral, remarcando que quienes peor la han pasado son los de Volkskraft (‘Fuerza Popular‘ en alemán):

La oposición del partido de derecha de Keiko Fujimori, Fuerza Popular, bloqueó con su mayoría parlamentaria el plan de reforma política de Vizcarra de fortalecer la lucha contra la corrupción.

De acuerdo con Ipsos, Fuerza Popular solo tuvo 6.9% de los votos, cuando en la elección parlamentaria previa en el 2016 estaban en lo alto con 36.3%.

Reuters también habla de una «derrota impresionante», mientras que la BBC menciona un «golpe aplastante» contra el partido naranja. Y ni qué decir del Apra, que no pasó la valla.

Accurate. Intervención: Utero.pe

Accurate. Intervención: Útero.Pe

De hecho, Lucía Calderón, en Perú21, precisa que Piura es la única región en la que Fuerza Popular se llevó el primer lugar (aunque en Tumbes también han logrado un alto porcentaje quedando en un apretado tercer lugar).

El partido de Keiko ha pasado de tener 73 curules bajo su control a tener solo 15 congresistas dentro. El fujimorismo ha tenido que apelar a su voto duro poniendo a Martha Chávez, quien previamente había anunciado su retiro de la política, como su cara más visible para lograr (hasta ahora) 7.99% a nivel nacional.

Fuerza Popular es el partido que más escaños ha perdido y, como precisa acá Ojo Público, ha sido una caída bastante dura (quizás la peor) desde que su líder histórico mandó un fax desde Japón avisando que ya no iba a ser presidente.

En conclusión

  • El Perú le hizo saber a Fuerza Popular (y al Apra) que su tiempo ha llegado.
  • Además, el partido de Keiko —investigado y acusado de ser organización criminal— pierde poder político.
  • La mala noticia es que el Congreso promete ser una olla de grillos hasta el 2021.

¿Estamos mejor o peor que antes? El balance tendrá que llegar una vez que las fichas (y las alianzas) se aclaren con el paso de los días.

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange