economía , noticias , politica Martes, 10 septiembre 2019

Este es el anexo que vuelve locos a los fujimoristas

Este post viene con sountrack

Porque resulta que, desde que arrancó el periodo parlamentario en el 2016, el fujimorismo está particularmente interesado en un anexo.

El Anexo 5

¿Qué es? Bueno, existe una Comisión de Presupuesto del Congreso, que es demasiado importante porque se encarga de evaluar todo el presupuesto público que propone el Ejecutivo cada año.

Pero de las miles de páginas que conforman el documento, las más jugosas están en el Anexo 5, que es donde el gobierno incluye la lista de obras que serán financiadas directamente por el Estado.

Una buena definición de qué es este anexo y qué uso le han venido dando nuestros congresistas está en el libro K.O P.P.K. de Marco Sifuentes:

El Anexo 5 era, simplemente, una lista inagotable de obras —cientos de páginas— que eran incluidas en el Presupuesto de la República. Si tenías acceso a la Comisión, podías incluir tu puente, tu comisaría, tu canchita, tu remodelación; lo que sea que tus potenciales reelectores estuvieran esperando.

Recuerden lo resaltado.  

“Ya lo busqué, lo conseguí”

Qué vacilón es presidir la comisión. Intervención: Utero.pe

Qué vacilón es presidir la comisión. Intervención: Útero.Pe

Como decíamos, la Comisión de Presupuesto está en manos del fujimorismo desde los primeros días de agosto del 2016.

La jugada fue bastante comentada en su momento porque la tradición (y el sentido común) dictaban que le correspondía al ppkausismo asumir dicha presidencia. Sin embargo, Carlos Bruce —en ese entonces vocero del oficialismo— dijo que a veces se pierde y que no pasa nada:

No hemos logrado presidir la Comisión de Presupuesto (…). Pero en general nos vamos satisfechos con los resultados de esta distribución. Esto va a permitir afianzar la gobernabilidad y cumplir la función de contrapeso político del Congreso.

Pero se equivocó. Bruce no quería entender que la misión de Fuerza Popular no era cogobernar ni mucho menos ser oposición: lo que buscaban era desestabilizar.

Recordemos que los ppkausas se caracterizan por pensar que se puede negociar con el fujimorismo. En el libro que mencionamos, Sifuentes también señala que el Ejecutivo le dejaba pasar varias modificaciones a los naranjas para que no le metan cabe a sus proyectos:

Tener una obra en el Anexo 5 era garantía de ejecución. El gobierno sabía que la Comisión de Presupuesto no le aprobaría su proyecto —es decir su plan de gasto para el próximo año— si no dejaban pasar el Anexo 5 tal y como lo presentaba el fujimorismo. No tenían mucha alternativa.

¿Y qué pasó por “dejar pasar”?

“Hoy soy feliz, lo tengo aquí”

El Comercio publicó un informe en el que precisa que el Congreso introdujo más de 900 obras en el Anexo 5 de la Ley de Presupuesto desde el 2016.

Eso equivale a más de S/2,000 millones de inversión.

Estas obras que el fujimorismo nos ensartó en el anexo reemplazaban a las que venían en la propuesta original por lo que el monto no variaba mucho y las modificaciones eran más yucas de detectar.

Este segundo informe de Martín Hidalgo menciona también la investigación del politólogo Pablo Roca, quien profundiza en la influencia de los presidentes de la Comisión de Presupuesto en la repartija:

Con una composición del Congreso diferente, en tres períodos de gobierno, se halla un patrón de negociación política que lidera el presidente de esta comisión y beneficia a la región por la que fue elegido.

¿Quizás es una manera de asegurarse reelectores? La kongresista Alejandra Aramayo y otros ocho parlamentarios le dijeron a El Comercio que sí: “concertan de alguna manera para obtener algún beneficio a futuro”. ¿Y ahora que no hay reelección? Pues quizás ganar una alcaldía o presidencia regional.

Hasta la fecha han presidido esta comisión (y beneficiado a sus regiones) los kongresistas Cecilia Chacón, Karina Beteta y Percy Alcalá. Y si bien el estudio solo abarca a Chacón y Beteta, de Alcalá ya sabemos que le soltó S/20 millones a Cañete.

“Y siempre por el Anexo”

¿Recuerdan el caso Los Temerarios del Crimen? En Chiclayo, la Fiscalía investiga al detenido alcalde David Cornejo Chinguel quien ha confesado que los hermanos de Héctor Becerril —Victor y Wilfredo— lo ayudaron a aceitar proyectos de infraestructura.

Las investigaciones además señalan que Cornejo Chinguel se reunía con Becerril para que este sea el nexo de estos proyectos ante —sí, adivinaron— la comisión de Presupuesto.

Hasta foto hay de esas reuniones:

Ampay. Foto: La República

Al extremo derecho, Cornejo Chinguel. Al centro, la presidenta de la comisión, Cecilia Chacón, a su lado, la mismísima jefa naranja. Foto: La República

La sospecha fiscal es que Becerril se llevó su coimaza alguito más (porcelanato, por ejemplo) gracias a que actuó como facilitador de la ejecución de los proyectos. ¿Cuántos casos como este hay? Seguro muchos más.

Todo esto solo reitera lo que los peruanos ya sabemos: el fujimorismo quiere acelerar nuestra extinción. ¿Todavía dirá Meche Aráoz que solo tienen “actitudes equivocadas”? Si está pensando en la presidencia, seguro que sí.

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange