libertades , noticias , politica , sociedad , violencia Viernes, 16 agosto 2019

Daniel Urresti está fuera de control (y la verdad es que siempre lo estuvo)

Dice Robert Caro que no es que el poder corrompa. El ganador del premio Pulitzer, experto en desentrañar las complejidades del poder durante años, precisó que este solo revela la verdadera naturaleza de quien lo ejerce.

¿Y qué tiene que ver eso con Daniel Urresti?

Bueno, la semana pasada estuvo disparando al aire

Fire in the hole. Intervención: Patricio Lagos

Fire in the hole. Intervención: Patricio Lagos

Literalmente. Como gerente de Seguridad Ciudadana del municipio de Los Olivos, Urresti digirió un operativo en el que terminó descerrajando varios tiros al aire en zona urbana.

Aquí el registro de lo ocurrido por parte de uno de los vecinos:

Si bien nuestra Corte Suprema de Justicia ha establecido que esta acción no constituye delito de peligro común, en este video de UPROXX, Gregory Lee —expolicía y exagente especial de la DEA— puede ayudarle a entender a Urresti que disparar al aire es peligroso porque todo lo que sube tiene que bajar:

Vamos a traducir lo que dice al inicio porque es la idea clave:

Si disparas una bala al aire, esa bala tiene que ir a algún lugar. No se va al espacio exterior. Alcanza su máxima altura y luego caerá a una velocidad de entre 330-768 km/h… y solo se requieren 220 km/h para penetrar un cráneo humano.

Uno pensaría que si esta información está en Internet, nuestras fuerzas del orden también están capacitadas para no hacer tiros al aire. Por supuesto, Urresti señaló que lo hizo para defenderse luego de escuchar balazos:

Para que mi personal salga de esta emboscada, saqué mi arma y he disparado hacia el cielo. Hice tres disparos para poder salir, disparos disuasivos que permitieron poder salir de esta emboscada.

¿Pero si sus atacantes también tenían armas, por qué se verían disuadidos? En todo caso se tendría que haber desatado un tiroteo, ¿no? Preguntas pertinentes en la investigación del hecho que está en manos de la Policía.

Hacer lo que se necesita

Daniel Urresti es caserito en este útero. Lo saben los urrestilovers que hibernan en la zona de comentarios. Urresti fue una gran fuente de humo  del gobierno de Humala y fue su ministro más mediático. Si tiene seguidores y estos lo defienden es porque creen que él es quien hace lo que se tiene que hacer.

A lo largo de esta semana lo vimos pechando gente en la calle y también tuvimos agentes cogoteando vendedores ambulantes. Desde que asumió su cargo municipal, Urresti ha llamado la atención mediática por su “mano dura” pues esta se va poniendo peor conforme pasa el tiempo.

Según el reporte de 24 Horas, la intervención se volvió violenta por la propia presencia de Daniel Urresti. Este es un patrón de conducta de este personaje: llega, grita, causa alboroto y luego se va. Si no lo creen, vean este video de cuando era ministro del Interior y se pelea con el abogado de Abimael Guzmán generando una confrontación totalmente innecesaria:

La misma vaina.

Lo cierto es que las balas y gritos de Urresti no son la solución al problema del comercio informal. Hasta el Instituto Peruano de Economía lo sabe. El palo y el golpe no solucionan el problema de fondo. Las mafias a las que Urresti se enfrenta existen, pero tienen poder porque hay un vacío en la autoridad. Los ambulantes solo tienen una certeza: si no trabajan no comen. 

Al igual que las balas que dispara al aire, esos comerciantes informales van a volver porque tienen que hacerlo, su futuro no cambia a punta de golpes. Y si la historia sigue así, mañana más tarde tendremos a Urresti dinamitando carritos de vendedores de huevitos de codorniz. 

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange