economía , noticias , politica Miércoles, 24 julio 2019

Estos artículos gringos ponen como ejemplo al Perú (y a Latinoamérica) en el uso de los octógonos de advertencia

Andábamos leyendo el Washington Post qué pasa, ¿por qué se ríen? cuando nos topamos con este artículo de Laura Reiley donde señala que Estados Unidos podría aprender unas cuántas cosas sobre la lucha contra la obesidad en América Latina.

Take note, gringous

La verdad es que el artículo menciona al Perú casi de pasada (porque lo nuestro es más nuevo). De hecho, se enfoca en el caso chileno y la implementación de la Ley de Alimentación Saludable en dicho país con estas medidas:

  • El uso de octógonos como advertencias en los empaques,
  • Restricciones en la publicidad de alimentos no saludables dirigidos a niños y
  • Limitar los tipos de alimentos que se pueden vender en escuelas y otros centros educativos.

Pero es precisamente este modelo el que ha servido de referencia para nosotros. En general, la región latinoamericana está en abierta lucha contra las bebidas azucaradas y los alimentos u l t r a p r o c e s a d o s.

¡Seco! ¡Seco! ¡Seco! Foto: reddit

¡Seco! ¡Seco! ¡Seco! Foto: reddit

Lo gracioso es que esto es en parte gracias a los gringos: su epidemia de obesidad fomentada por malos hábitos alimenticios —que se replica en países emergentes hicieron que por este lado del continente nos empiecen a preocupar estos temas. Nos asustó volvernos como ellos.

Basta con ver este cuadro elaborado por el Minsa para notar cómo en treinta años la diabetes ha saltado desde el último lugar hasta el tercer puesto de las causas de muerte en nuestro país:

Elaborada por el Minsa con data hasta el 2015. Fuente.

Elaborada por el Minsa con data hasta el 2015. Fuente

De hecho, hace tres años nos enteramos que nuestro país ocupa el tercer puesto en el ránking de obesidad de Latinoamérica.

Otra medida importante

Mientras tanto, en México lo que ha funcionado ha sido el impuesto a las bebidas azucaradas. Gracias a ello, entre 1989 y el 2006 el consumo de estas bebidas se ha reducido en un 60%.

Y adivinen qué: eso también cambió los estándares de la industria ahí. Así lo precisa el artículo del Washington Post:

Ben Sheidler, director de comunicaciones de Coca-Cola, señala que el 45% de los productos de la compañía en México ahora tienen bajos (o cero) niveles de azúcar. “Hemos reducido el contenido calórico de nuestros productos en un 20% en la última década”, señaló en un correo. [Traducción propia].

Algo similar esta ocurriendo en nuestro país:

Solo la ley los pudo obligar a dejar de darnos azúcar que no necesitábamos (fíjense en la reducción). Foto: Twitter/Captura

Solo la ley los pudo obligar a dejar de darnos azúcar que no necesitábamos (fíjense en la reducción). Foto: Twitter/Captura

Aquí en nuestro país fue el ministerio de Economía, a través del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC), el que desde el año pasado incrementó el precio de las bebidas con alto contenido en azúcar. La finalidad es la misma: reducir el consumo de un producto que impacta directamente en la salud de quien lo injiere.

Lo que nos falta es una ley que impida el regreso de las gaseosas de chicha de una buena vez. Foto: Comunidaria

Lo que nos falta es una ley que impida el regreso de las gaseosas de chicha de una buena vez. Foto: Comunidaria

La medida también fue recibida con resistencia por parte de la clase empresarial peruana. No obstante, conviene recalcarles que —como hace este artículo de Wiredeste tipo de impuestos sí funcionan y hay prueba concreta de ello:

Una revisión de los impuestos al azúcar alrededor del mundo, publicada en junio de 2019, señala que en promedio la compra de bebidas azucaradas se redujo en un 10% desde la introducción de las normas. El estudio midió el impacto en 4 ciudades de Estados Unidos, España, Chile, Francia y México. [Traducción propia].

Después de leer todo, ¿todavía vas a seguir creyéndole a esa gente que se opone a los octógonos y el impuesto al azúcar? Más bien, habría que pasarles este post para que se den cuenta de, que sino cambian —como se hace alrededor del mundo—, tendrán que enfrentarse a la extinción.

Diego Pereira

I'm back, bitches » @algunpereira » diego@utero.pe
Secured By miniOrange