noticias , periodismo , sociedad Viernes, 12 agosto 2016

Carta Abierta denuncia que Hildebrandt publicó columnas de opinión de periodistas extranjeros sin permiso

El semanario más incisivo del país, Hildebrandt en sus Trece, ha sido acusado de haber tomado prestaditas algunas columnas de opinión de periodistas extranjeros sin permiso. Estos textos no solo habrían sido tomadas sin autorización sino que, como se esperaba, tampoco fueron remuneradas.

6

Imagen: Útero.pe

1. ¿Qué pasó con Hildebrandt?

Vayamos paso a paso. El portal peruano Carta Abierta denunció el 22 de julio, en “Las columnas que Hildebrandt tomó sin permiso”, que en la edición 306 del semanario Hildebrandt en sus trece se publicaron cuatro columnas de opinión tomadas de autores y medios extranjeros sin el debido permiso de los mismos. El semanario, según C.A., no solo las publicó sin autorización, sino que también modificaron sus títulos. 

“En el número 306 de Hildebrandt en sus Trece, publicado el 1 de julio, se incluyeron siete columnas de opinión. De ellas, solo tres fueron escritas por verdaderos colaboradores del periódico, cuyos nombres aparecen en los créditos: Pedro Francke, Ronald Gamarra y Juan Manuel Robles. Las otras cuatro columnas fueron de autores extranjeros, ausentes en la relación de nombres de las personas que conforman la publicación. Despertada la sospecha, Carta Abierta se puso en contacto con dos de ellos, quienes confirmaron que no tenían conocimiento de la publicación de sus columnas en el semanario limeño”.

El caso más mencionado -por los pocos medios que decidieron rebotar la noticia- es el de la periodista argentina Fernanda Sández. El domingo 7 de febrero del 2016, en el diario argentino La Nación, publicó la columna de opinión “El último refugio de la vida eterna: Internet”. Esta columna, que critica diversos aspectos de las redes sociales, aparecería nuevamente meses después en el semanario de Hildebrandt pero con otro nombre: “La inmortalidad online”.

Hildebrandt-1

Imagen: Carta Abierta

La periodista no tardó en hacer roche en manifestarse por Twitter

Lo que señala Fernanda en el tuit es que no solo la columna fue tomada sin permiso sino que su propia fotografía, que aparece en su display y en la columna peruana, también fue víctima de las malas costumbres. Carta Abierta indica que al contactar con el editor de La Nación se confirmó que el diario solo mantenía un convenio con El Comercio.

2. Más denuncias del exterior

Otros dos casos de toma de columnas sin autorización provienen desde España. El periodista Fernando López Agudín escribió un texto con el título “El sorpasso de Rajoy” el 27 de junio de este año. La misma columna, ahora rebautizada como “Derrota cabal en España” apareció en la edición 306 de Hildebrandt. Carta Abierta publicó sus declaraciones al respecto.

“Nadie me informó sobre la publicación de la columna ni he percibido ninguna retribución por ello. Mi única colaboración periodística hoy en día es en el periódico Público”.

La misma figura se repite con las columnas publicadas por la periodista iraní Nazanin Armanian y el periodista Anese Marra. En total son diez casos los detectados por Carta Abierta.

“Los casos sobran. Todas las columnas de opinión de autores extranjeros, publicadas en los diez números de Hildebrandt en sus Trece analizados para este reportaje, se pueden encontrar en páginas de Internet de los medios en los que fueron publicadas originalmente. Por ejemplo, en el número del 24 de junio se publicaron dos columnas que previamente habían aparecido en el medio español Jotdown; en el número del 1 de julio hay una columna que primero fue publicada en la colombiana Semana; en el número del 8 de julio hay una columna originalmente publicada en el medio mexicano Reforma; y en el número del 15 de julio aparece una columna del periódico inglés The Guardian. En ninguna se indicó la fuente”.

Un caso adicional, pero diferente a los ya mencionados, ocurre con el artículo publicado en el portal periodístico español 20 minutos. La nota titulada “El autor del atentado de Orlando usaba una app de citas para gays y había ido antes al club Pulse” fue publicada por el semanario peruano días después, pero con el nuevo título “Perfil de lo más extraño”.

Hildebrandt-2

Antes y después. Imagen: Carta Abierta

Aunque ésta haya contado con autorización o forme parte de algún tipo de convenio, como bien señala el denunciante, tendría que haber citado la fuente.

3. ¿Pero por qué sacan recién la nota?

Si bien la denuncia de la publicación de columnas sin permiso fue realizada la penúltima semana de julio, decidimos esperar hasta la siguiente edición de Hildebrandt para publicar su versión de los hechos. Luego de dos semanas -ya que se fueron de vacaciones- el semanario salió a la venta hoy. Desafortunadamente, por ningún lado aparece ningún tipo de aclaración al respecto. Si el medio decide publicar alguna nota aclaratoria, ésta será añadida a esta publicación de inmediato.