libertades , noticias , sociedad Lunes, 15 julio 2019

Aprovechamos este informe televisivo que humilla a la gente para hablar sobre la utilidad de los puentes peatonales

Existe una moda muy extendida: molestar a la última rueda del coche por los problemas de la sociedad. Por ejemplo, cuando hacen campañas agresivas contra los usuarios que usan cañitas (sorbetes) por el calentamiento global, en lugar de hacerlo contra las cien empresas que son responsables de un mayoritario porcentaje de los gases del efecto invernadero.

Algo parecido ocurre con el tema del caos vehicular: se ametralla a los peatones o ciclistas, se descuida al servicio público de transporte y se prioriza a los autos particulares. Un caso de lo último ocurrió ayer, en Panorama: el reportero se apareció en dos avenidas de Lima con un altavoz para hacerles roche público a las personas que no cruzaban por los puentes peatonales.

Ni una señora con artrosis ni un señor con bastón ni personas de la tercera edad se salvaron de ser expuestos en el informe que parece haber sido hecho por esos conductores que te gritan de todo desde sus ventanas cuando intentan atropellarte porque están apurados.

Aprovechemos, entonces, el informe para hablar de los puentes peatonales. Primero aclaremos que estas moles “no han sido construidas principalmente para prevenir atropellamientos sino para mejorar el movimiento de los vehículos que se desplazan bajo los mismos”. Así lo dice el estudio Motivos de uso y no uso de puentes peatonales en la Ciudad de México: la perspectiva de los peatones.

1. ¿Usa la gente estos puentes?

Muy pocas personas los utilizan y hay otros que simplemente no pueden por sus condiciones físicas. Pero antes de decir que “así somos los peruanos, maleducados”, debes tener en cuenta que en otros países se presenta la misma situación. En su página Planes y Planos, la arquitecta Jane Otiniano da una explicación más interesante sobre el desuso de estos pasos peatonales, una explicación no tan facilista como “los peatones son imprudentes porque quieren”:

“Pero ¿es esto culpa de las personas?, ¿es falta de cultura? Para los que somos arquitectos, sabemos que cada proyecto que realizamos nace como respuesta a una necesidad. Todo proyecto debe ofrecer la mejor solución a los usuarios. En este caso, si los puentes peatonales no son usados, entonces significa que los proyectistas estamos haciendo algo mal“.

2. ¿Y por qué no los usan?

Obviando a quienes tienen problemas físicos, personas de la tercera edad o quienes van con algún bulto (como grandes paquetes o una bicicleta), la gente no quiere usarlos porque implica el gasto de 17 veces más de energía y de 14 veces más de tiempo, como lo explica el observatorio ciudadano Lima Cómo Vamos.

Además, como bien recalca la misma arquitecta, cuando por fin te atreves a subir a uno, te percatas de que muchas veces son lugares tan peligrosos como un callejón sin salida. ¿Cuántas veces no lo has pensado más de dos veces antes de subir a un puente peatonal sin iluminación, descuidado y por la noche?

3. ¿Realmente son para prevenir accidentes?

En todos los informes televisivos que tienen ese tono de policía escolar, se repite que la prioridad es la vida de la gente, para prevenir accidentes. ¿Es realmente así? De acuerdo con la Liga Peatonal de México, como los puentes peatonales están hechos principalmente para los vehículos y no para los peatones, los primeros tienden a aumentar su velocidad.

¿Y qué ocurre cuando un vehículo transita a mayor velocidad?

Bingo: accidentes fatales.

De hecho, en nuestro país, según un estudio del INEI del 2018, los accidentes son causados principalmente por dos motivos:

  • La principal causa de los accidentes de tránsito a nivel nacional es la imprudencia y/o ebriedad del conductor. El 37.034% tuvieron dicha causa.
  • La segunda causa es el exceso de velocidad. En todo el país, 21.184 accidentes fueron por este motivo”.
Secured By miniOrange