corrupción , noticias , politica Martes, 7 mayo 2019

5 absurdos momentos del interrogatorio en el Congreso a los policías que intervinieron la casa Alan

Ayer llegó al Congreso un grupo de policías pero no para detener a varios de los investigados legisladores fujiapristas sino para presentarse en la Comisión de Defensa dirigida por Jorgito del Castillo. ¿La razón? Hablar sobre el allanamiento y frustrada detención de Alan García.

Que empiece el show

Así lo vimos. Imagen vía @peruparalelo

Así lo vimos.
Imagen vía @peruparalelo

Como si no hubiese quedado claro en un video difundido por Cuarto Poder donde se muestra que Alan llevaba un arma en el bolsillo, ni en la carta que escribió García hace cinco meses avisando que se iba a suicidar en caso lo delaten detengan, los fujiapristas del Congreso montaron una comisión para “investigar el suicidio” del expresidente.

A su show invitaron a todos los efectivos policiales que participaron del operativo en la casa de García en Miraflores, al ministro del Interior, Carlos Morán y al coronel jefe de la División de Delitos de Alta Complejidad (Diviac), Harvey Colchado. 

1. Las incisivas preguntas de Rosa Bartra

Entre las naderías que tuvieron que soportar los policías figura, por ejemplo, una consulta que Rosa Bartra le hace a la técnica de primera de la Diviac, Gloria Andrade, quien se encargó de registrar en video la diligencia.

  • “¿Por qué no hay video de García bajando la escalera?”

Andrade le contesta que se grababa por partes. Había registrado la vivienda para identificar posibles salidas en caso de que exista un intento de fuga. Entonces, le respondió con una paciencia casi sobrehumana.

  • Gloria Andrade: filmé por partes. No fue continuo. Se filman las cosas importantes y relevantes.
  • Bartra: pero no se ve cuando García baja, ¿acaso no es eso importante?
  • Andrade: mientras levanto la grabadora y la enciendo, el señor García ya estaba en el descanso.

via GIPHY

(“Ay cómo te odio cómo te odio”).

Está claro que Bartra tiene el talento especial de preguntar obviedades pero con un tono de inspector Truquini. Pero no fue la única.

2. Always tío George

Luego, Jorge del Castillo se obsesionó con los chalecos antibalas. Y cuando le tocó el turno al mayor Freddy Ordinola, le preguntó si siempre llevaba el chaleco puesto. Y ahí empezó oootra escena chonguera.

  • Jorgito: ¿usted siempre lleva chaleco antibalas?
  • Ordinola: voy a sacarme la casaca porque ya no aguanto. ‘Tan que nos cuestionan eso del chaleco, [ya sin casaca] ¿Sí se nota mi chaleco o me saco el polo?
  • Jorgito: sí se le nota, a los otros no se le notaba. [Alza la voz advirtiendo que el oficial le estaba tomando el pelo] ¡Y no necesita señor faltarle el respeto a nadie!

via GIPHY

3. Doña Luz no se quedó atrás

La otra escena vergonzosa la dirigió Luz Salgado mientras interrogaba suboficial de primera, Máximo Araujo. Primero le cuestionó por qué se quedó en la puerta de la vivienda sin ingresar si oficiales de rangos inferiores al de él habían entrado a la casa. Araujo le respondió que su encargo era evitar una posible fuga o un posible ingreso de personas ajenas al operativo. Una labor para alguien especialista en el tema. Pero Salgado insistió esta vez apuntando al arma del suicida.

  • Luz Salgado: con la experiencia de estos años, el grupo que ingresaba, ¿podía tener dificultades?
  • Araujo: el grupo que ingresó estaba al mando de un comandante con más de 30 años de servicio, Guillermo Castro Bazán.

[Castro le explicó que él ingresó a la vivienda cuando García ya se había disparado en la sien]

  • Salgado: ¿el arma dónde estaba?
  • Araujo: a un costado.
  • Salgado: ¿qué tipo de arma es?
  • Araujo: se notaba que era un revólver.
  • Salgado: ¿usted ha manejado revólver?
  • Araujo: por supuesto.

El tipo de arma se ha dicho en innumerables reportes de la prensa…

Además, ¿cómo le vas a preguntar a un policía si alguna vez manejó un revólver?

Esta es Luz Salgado preguntándose "así que eres policía y sabes qué es un revólver uhmmm sospechoso", los envidiosos dirán que es doña Nelly. Imagen: América TV

Esta es Luz Salgado pensando “uhmm así que eres policía y sabes qué es un revólver uhmmm sospechoso”, los envidiosos dirán que es doña Nelly.
Imagen: América TV

4. Monopoly al ataque

Acostumbrado a escribir y hablar realidades paralelas que solo habitan en su mente, el congresista Carlos Tubino se arriesgó con esta perorata en la que aseguraba que el operativo era un fracaso porque el investigado murió y porque fue montado a la ligera.

  • Tío Monopoly Tubino: bueno este operativo no cumplió su objetivo. El objetivo era detener a Alan García y terminó muerto. El operativo no cumplió con su misión. entonces cuál es el entrenamiento del personal… es un operativo armado así a la chabacana a la ligera.

Al toque lo interrumpió el único parlamentario coherente de la mesa, Richard Arce, del Nuevo Perú.

  • Nopo de Nopo y Gonta Arce: quisiera retrucarle, con todo respeto. Lo que tengo entendido es que el señor Alan García se suicidó, señor Tubino, ¿usted está intentando responsabilizar a la Policía por un suicidio?

Y el comandante Guillermo Castro, que en ese momento era interrogado por los fujiapristas, le respondió a Tubino con una paciencia sobrenatural:

  • Guillermo Castro: aquí no hay nada chabacano. Este es un operativo policial correctamente realizado. Dos días antes la fiscalía nos envió un oficio. Dos días antes el equipo ya estaba en el lugar (verificando el escenario).

5. El iluminati

Luego le tocó el turno a Elard Melgar, que no sabemos si es fujimorista o aprista pero da igual, quien usó su valioso tiempo para hacer preguntas en base a suposiciones con los chalecos antibalas. El fiscal del operativo, Henry Amenábar, no usó chaleco durante la intervención y a Elard se le ocurrió armar un escenario catastrófico en el que Alan le disparaba al fiscal.

  • Elard Melgar: el fiscal no se quiso poner chaleco, señor, qué tal si el presidente García no se disparaba sino que disparaba contra los agentes de quién era la responsabilidad…

Obviamente la respuesta que todos estamos teniendo en nuestro cerebro que acaba de entrar en el escenario apocalíptico del congresista Melgar es que la responsabilidad iba a ser p r i n c i p a l m e n t e de Alan García

Pero el pobre mayor Guillermo Castro tuvo que respirar y hacerles entender a los señores del Congreso que el operativo es en cuestión de minutos y que la policía tenía la facultad y obligación de cuidar al fiscal Amenábar.

  • Guillermo Castro: yo no puedo obligar a una persona a usar chaleco pero sí puedo protegerla. Delante de él estaba la técnico con chaleco.
  • Elard iluminati Melgar: qué pasa si muere el fiscal.
  • Guillermo Castro: nuevamente reitero, señor congresista, no solamente la técnico, cualquier agente tenía la potestad [de proteger al fiscal]. Por dios es un operativo simultáneo y rápido, señores, entiendan eso, un operativo policial que es inmediato.

Por último, qué onda con preguntar sobre asuntos que no han sucedido. Se juzga sobre hechos no sobre suposiciones pero nada de estas sandeces es casualidad, ya lo había advertido Hildebrandt en sus trece, el objetivo de los fujiapristas en el Parlamento es ir tras la cabeza de Harvey Colchado.

¿Quién es Harvey Colchado?

De él ya te hemos contado antes, pues no es la primera vez que los naranjas quieren su cabeza.

  • Participó en la exitosa operación Chavín de Huantar que liberó a los rehenes del MRTA en la residencia del embajador de Japón.
  • Capturó al camarada Artemio.
  • Investigó a las mafias de Orellana y Aerocontinente.

Ahora es el jefe de la Diviac, la división de la Policía que participó en el destape de la maraña de los Cuellos Blancos. Esa investigación solo le ha traído malas noticias a los socios del Apra y del fujimorismo en todas las instancias de administración de justicia en nuestro país.

Pero Harvey no se deja, aquí lo vemos defendiéndose de las extrañas acusaciones en el Congreso sobre que hay una “policía política”, con estas palabras:

“La Diviac investiga a presuntos delincuentes que cometen actos de corrupción. Qué culpa tenemos nosotros de que las personas vinculadas a la política cometan actos de corrupción”

Felizmente el presidente Martín Vizcarra ya salió a decir que los policías han sido maltratados en el Congreso, aunque mejor hubiera sido que, con autorización de Palacio, desacaten la invitación a esta absurda comisión. Pero el daño ya está hecho y si no defiende a su gente, pronto irán por él. Ya viene el cambio de la mesa directiva, porsiaca.

PD: aquí pueden ver en video parte de lo que pasó ayer:

Secured By miniOrange